Madness 2
moon cresta
redencion
natribu
transmision n
eskobula
The Black Neons
Whisky con Soga
sober
stoned at pompeii
Hysteria

Crónicas

51 Grados + Nonno: 51 grados y subiendo

«Una vez más, tengo que decir que me siento feliz de comprobar que el rock, está más vivo que nunca. Un consejo, no dejéis de vivir la música en directo, siempre es mejor a que os lo cuenten.»

Rockville, Madrid

Texto: Cris Garrido. Fotos: A. Makeda

51 Grados

¿Qué mejor forma de cerrar el año que comprobando la gran calidad de las bandas que tenemos en el mundo del rock?

Anoche en la sala Rockville de Madrid (situada a escasos metros del Santiago Bernabeu, a la que realmente le deseo mucha suerte, y a los que no la conozcáis os diré que tiene una acústica increíble y da oportunidad a bandas nuevas de mostrar su talento), pese al inmenso frío, los chicos de 51 Grados, que daban por concluida su gira de presentación de su último álbum, ‘Destino’, junto a Nonno, nos calderón la noche y una vez más demostraron que el rock aún tiene mucha guerra que dar.

Nonno

La noche comienza con Nonno y su ‘Rebelión’, su tercer disco de estudio. Se trata de un cuarteto de rock con un sonido muy propio y una voz con una gran personalidad. Juan (batería) y Dave Medina (bajo) han sido los debutantes en este disco, y el bajista es un autentico huracán de energía al cual reconozco que me costaba no seguir con la mirada, se nota cuánto ama lo que hace y te contagia esa pasión. El grupo lo completan el fabuloso guitarrista Antonio “Berdi”, que se encarga de los arreglos y de los solos, y, cerrando el cuadro, su mentor y frontman Daniel Serrano (guitarra y voz), principal compositor de las canciones, que con su personal estilo pone la guinda a esta gran banda.

Que el rock es cultura lo sabemos todos los que amamos esto y anoche pude comprobarlo de nuevo cuando Daniel, en la canción "Tierra quemada", inspirada en una vivencia de su abuelo, habla de la falta de empatía política y humana con la inmigración. Daniel no podía borrar la sonrisa de la cara cuando el público coreaba los estribillos de sus temas.

Los que no hayáis podido verlos, tendréis de nuevo la oportunidad de disfrutar de este grupazo el 6 de febrero en la sala Caracol, donde no sólo darán por concluida la gira sino que celebrarán el décimo aniversario de la banda y, creedme, merece la pena verlos. No os dejarán indiferentes.

51 Grados

Con la sala en aforo completo, (con lo complicado que hoy día es eso) un cañonazo de la batería de Rodrigo nos hizo a todos girar la cabeza de nuevo al escenario, llegaba el momento de 51 Grados.

Se definen como un grupo con alma de los 70, corazón de los 90 y la cabeza en el presente. Los potentes riffs de guitarra de Carlos (voz y guitarra) e Iván con el bajo crean una unión perfecta. La desgarradora voz de Carlos y las letras llenas de mensaje, crean un ambiente musical que consigue conectar con algo muy íntimo para el público.

Comenzaron captando nuestra atención al ritmo que marcó Rodrigo con la batería con el tema “Réquiem”, que nos sirvió de entrante, y desde ese momento las sorpresas estuvieron inundando el escenario constantemente.

La segunda sorpresa fue la visita del antiguo bajista del grupo, Fofo, que tocó con sus excompañeros el tema "Cometas", pero no sería la última sorpresa que nos regalaron a todos los presentes. Trivi, de Rojo 5, interpretó junto a ellos "Zener". "Tiempo de héroes", canción dedicada a todos los compañeros y a todos aquellos que intentamos que la música que nos mueve no deje de sonar, la tocaron junto a compañeros de profesión: Fer, Chivi y Moru. Para mí uno de los grandes momentos de la noche.

51 Grados

Allí están ellos, emocionados no sólo por la gran afluencia, sino porque todos los presentes les demostraban su apoyo y cariño, compañeros como Ruta 57, Bárbara Black, Rojo 5, Farenheit y por supuesto Nonno, y alguno más que me deje en el tintero. No faltaron los temas solidarios como "Déjame", apoyando a las personas obligadas a migrar, o "Invencible", animando a ser siempre uno mismo. Tras una hora y media llegó el momento del final, el cual costó porque el público no dejaba de pedir más y ellos no dudaron en alargar este final de gira.

Final… y principio de un nuevo nacimiento, porque 51 Grados ya está horneando su próximo trabajo que verá la luz en 2020. Nos dejaron vislumbrar un poquito de ese "Faro" que sin duda les guiará a un buen puerto.

Una vez más, tengo que decir que me siento feliz de comprobar que el rock, está más vivo que nunca. Un consejo, no dejéis de vivir la música en directo, siempre es mejor a que os lo cuenten.

 

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie says:

    Potentes descargas por parte de estas dos cojonudas bandas de nuestro pais presentando cada cual su respectivos albumnes y que han pasado de ser una promesa a toda una realidad con el paso del tiempo porque calidad tienen de sobra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.