Madness 2
evildog

Toifelthal

Viperine

Autoeditado (2019)

Por: Borja Díaz

9

Primer trabajo para los navarros Toifelthal. Pese a ser su disco debut, sus componentes están más que curtidos en el mundo de la música. Y eso se nota en unas composiciones rebosantes de calidad, llenas de detalles que te atrapan en la escucha hasta que no puedes dejar de mover la melena.

Han sabido encontrar el equilibrio perfecto entre la oscuridad, pesadez y velocidad. Así es difícil saber si sus influencias tiran más al heavy metal de la NWOBHM, al sonido setentero de grupos como Deep Purple, la oscuridad de Black Sabbath, o el hard rock más clásico de bandas como Whitesnake. Pues bien, todo esto es lo que podemos encontrar en ‘Viperine’.

Comienzan con “Strigoi”, una intro misteriosa, pero que nos hace estar alerta ante lo que se nos viene encima. En “Van Hellsing” afilan guitarras, toman velocidad y nos dejan un tema de puro heavy heredero de los grupos británicos de finales de los años setenta.. Pero le añaden un matiz. La voz de Mikel no sube hasta agudos inalcanzables tan habituales en este estilo. Se queda en un plano más grave, recordando a Lemmy. Un detalle que aporta personalidad a la banda.

Más rockero se muestra “Like A Fool”. La presencia del hammond en segundo plano recuerda irremediablemente el sonido Purple. Suben revoluciones en un épico “Viperine”. Tema que galopa sobre riffs de guitarra y con el alemán como idioma para su letra. Más cadencioso se presenta “Fight Last Nite”, logrando crear una atmosfera oscura. El riff de guitarra nos guía durante sus más de ocho minutos mientras va tomando velocidad hasta convertirse en un corte épico.

Con “Rock Is A Drug” llegamos al momento ideal para corear en directo. Adrenalina en vena desde el coro inicial, donde la velocidad no falta en otro tema con sonido clásico a heavy. La parte final está llena de contrastes. El hammond en el inicio de “One Day” nos hace cambiar de tercio buscando de nuevo el aire más setentero. Un ritmo más denso nos presenta “Toifeltanz”, merced a un bajo pesado y penetrante con el alemán de nuevo protagonista. Se despiden con “Time” de inicio elegante, hasta que un rotundo cambio de ritmo nos empuja del hard rock más clásico al heavy metal de la NWOBHM de nuevo.

No habrá que perder la pista a Toifelthal, ya que con este disco debut han sentado las bases para un futuro que promete calidad y buenas dosis de heavy metal.

Borja Díaz

Borja Díaz

Graduado en periodismo con el rock como banda sonora y como filosofía de vida. Salud y libertad
Borja Díaz
Etiquetas: ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Borja Díaz

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.