Madness Live!
suru
guadalupeplata
abducidos
vagos
pendejo
morlanriver
gatoventura
eldromedariorobedvd
javiersolo
gritandoensilencio
leyendasdelrock
resurrection

Loquillo

Rock and Roll Actitud (1978-2018)

Warner Music (2018)

Por: Andrés Brotons

9

Resumir ni más ni menos que cuatro décadas de canciones en sólo tres CD es una tarea harto complicada. Y más si el protagonista es una de las figuras más emblemáticas del rock español como es nuestro gran, único y distintivo Loquillo. ‘Rock and Roll Actitud’ es el enésimo recopilatorio que se edita del artista barcelonés, tras otros célebres compilados como ‘Antología audiovisual’, ‘The Platinum Collection’ o el más reciente ‘Rock & Roll Star’, amén de flamantes cajas de LPs y CDs que recopilaban su extensa discografía y que han salido en los últimos años.

No obstante, había que celebrar sus cuarenta primaveras de trayectoria sí o sí, y más si un artista como el que nos ocupa sigue siendo de los más relevantes en el rock nacional en la actualidad, junto a otros veteranos como Rosendo Mercado, Fito Cabrales o el héroe Bunbury. Así, en esta nueva antología de cincuenta y cinco temas remasterizados, envueltos con una fotografía del protagonista de niño, ataviado con una guitarra, vas a encontrarte con una loable disección de su extensa obra, ordenada de manera cronológica.

El disco se abre con un tema tan representativo de La Movida como “Esto no es Hawaii” -compuesto junto al también icónico Carlos Segarra de Los Rebeldes- y que incluso dio título, recientemente, a un meritorio libro escrito por el periodista Jesús Ordovás. De esa misma época también se rescatan canciones como “Autopista”, del omnipresente Sabino Méndez -guitarra, compositor y pieza clave imprescindible en el éxito del Loco- , extraído del único single que se editó con su banda bajo el nombre de Loquillo y los Intocables. También destaca la primigenia “Rock ‘n Roll Star”, que es, sin duda, el título que mejor resume la figura del genio del eterno tupé. Por supuesto, no faltan los himnos que consolidaron a Loquillo como una figura imprescindible de la cultura de este país. Así, bajo el sello de los Trogloditas, se rescatan cortes como la contestataria “El ritmo del garaje”, la rápida y festiva “Chanel, cocaína y Don Perignon” o la preciosa balada “El Rompeolas”, todo un himno generacional  por el que no pasan los años.

Todos tenemos un tema favorito de Loquillo, y el mío siempre será la políticamente incorrecta “La mataré”, una canción redondísima que a los heavies también les molaba en aquellos ochenteros tiempos donde se enfrentaban con los rockers, costumbres que, gracias a Dios, ya se han derribado, a pesar de que siempre habrá tontacos que les guste etiquetar la música hasta en el más mínimo detalle -craso error, porque el rock & roll y la buena música no es etiquetable- . Da que pensar que ocurriría si un tema de letra tan polémica se publicase tal día como hoy.

Evidentemente, si hubiera que nombrar “la canción” que hizo que Loquillo se convirtiera en el artista intergeneracional que es hoy en día, esa sería, sin lugar a dudas, la eterna “Cadillac Solitario”; una joya compuesta, originalmente, por Sabino Méndez en 1982 y que alcanzaría sus mayores cotas de popularidad cuando fue relanzada como single en su sonada versión de directo incluida aquí, la del celebérrimo álbum ‘¡A por ellos…! (Que son pocos y cobardes)’ de 1989. No se olvidan, de esa gloriosa etapa, otros célebres hit singles como la versión del cantautor francés George Brassen -“La mala reputación”- o el también glorioso cover que se marcaron en los 90 castellanizando un viejo éxito de Johnny Cash, el pegadizo “Hombre de negro”.

El nuevo milenio le traería al loco otro de los éxitos que ha sonado hasta la saciedad en los anuncios publicitarios, el popular y celebradísimo “Feo, fuerte y formal”, dedicado al grandioso actor de westerns John Wayne, y, de esa misma época, también se rescata el estupendo homenaje que le hicieron a los injustamente olvidados Lone Star con la inmensa “Mi calle”. Su última etapa con los Trogloditas se intercala con discos en solitario que supusieron un punto de madurez en su trayectoria, como el magnífico ‘Balmoral’ y maravillas como “Cruzando el paraíso”, donde colaboró con su ídolo y referente musical: el desaparecido rockero galo Johnny Hallyday.

La última etapa del Loco viene marcada por temas como la nueva versión de “Quiero un camión” que grabó junto a The Nu Niles para ‘Código Rocker’, o varios tracks de su fantástico y hasta el momento, último disco de estudio, ‘Viento del Este’ como “Salud & Rock & Roll”.

Para los más exigentes, además, se incluyen un par de novedades: una regrabación de “Cuando pienso en los viejos amigos”, originalmente incluido en su poético disco de finales de los 90, ‘Con elegancia’, y su versión rockera del célebre tema de Alaska y los Pegamoides, “El rey del glam”. Si en la versión original, paradójicamente, Loquillo hacía coros, aquí cuenta con la colaboración también de su amiga, la televisiva Olvido Gara. Mucha atención al nuevo y divertido videoclip, que capta a la perfección la esencia y contexto de la época en la que fue originalmente concebido, y está protagonizado, muy sabiamente, por el guitarrista de la banda, Igor Paskual, todo un defensor e icono del colectivo LGTB.

En definitiva, una retrospectiva magnífica a la que tan sólo le falta un complemento audiovisual con videoclips y actuaciones, pero que, aun así, es una excusa estupenda para hacerse con buena parte del legado de la cara de la actitud Rock And Roll en este país: el señor José María Sanz Beltrán.

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.