motorhead
Madness Live!
leyendasdelrock
resurrection
farragua
barbarablack
nonno
rivasrock
valira
mrc
villadebilbao
interesvariable
agaisntmyself
ciconia

Dream Theater

Distance Over Time

InsideOut Music (2019)

Por: Kevin Tanza

7

Dream Theater es una banda que se encuentra actualmente en lo que podría considerarse como una incómoda regularidad: ese estado en el que siguen produciendo trabajos decentes y funcionales, pero que no terminan de expandir el molde artístico de la banda y al mismo tiempo ser fieles a su ideario musical. Si bien es cierto que los aficionados de la banda se han dividido con la marcha de Mike Portnoy hace varios años, la realidad es que la alineación actual de Dream Theater no ha terminado de cuajar, para el criterio de este escritor: trabajos como ‘A Dramatic Turn of Events’ de 2011 o su álbum homónimo de 2013 eran esfuerzos musicales seguros, acogidos por el manto de lo que se espera de ellos en lugar de estar un paso delante de esa tendencia, como había sido la costumbre en la trayectoria de los neoyorkinos.

Su álbum conceptual de 2016, ‘The Astonishing’, fue todo lo contrario a estos dos trabajos; un álbum arriesgado y único en su discografía, pero que no logró calar entre sus seguidores, incluso generando debates álgidos acerca de la posición de muchos aficionados acerca de este trabajo.

Pareciera que el Dream Theater post-Portnoy no ha terminado de encontrar su propia identidad musical y se balancean entre los extremos que son lo totalmente convencional y lo totalmente inesperado, incapaces de tomar lo mejor de ambos mundos. Y eso nos trae a su nuevo trabajo del 2019: ‘Distance Over Time’.

“Untethered Angel” fue uno de los primeros singles del álbum y es uno de los cortes más directos y efectivos de toda la cuestión; los riffs de Petrucci atruenan en perfecta consonancia con la batería de Mangini, que es uno de los puntos más sólidos de esta canción. El estribillo de la canción no me termina de convencer; si bien es agradable de escuchar, siento que le falta cierta contundencia para tener el impacto necesario. A pesar de eso, me parece una manera disfrutable y directa de arrancar el álbum, aspecto que no suele ser muy característico en la banda.

He de decir que, más allá de lo que se piense de esta alineación de Dream Theater y cuáles pueden ser sus problemas en materia de composición, Mike Mangini está en muy buena forma en este ‘Distance Over Time’; su trabajo en “Paralyzed” es bastante bueno y convincente, agregando un elemento de intensidad a este medio tiempo. Las líneas vocales de James LaBrie en este tema (y para esos efectos, en casi todo el álbum) me recuerdan poderosamente a lo que se puede escuchar en sus álbumes solistas, un énfasis en melodías vocales “fáciles” de escuchar y que se quedan en tu cabeza tras una sola escucha. Un trabajo sobrio en la guitarra de Petrucci complementa esta canción.

Petrucci se sale un poco del manual con las melodías de guitarra en “Fall into the Light”, una de las canciones más sólidas de todo el álbum y con algunos de los pasajes instrumentales más entretenidos de la banda en los últimos años. Hay un cierto sentido de urgencia en esta canción que no es algo que se escuche muy seguido en un grupo como Dream Theater y eso hay que valorarlo; es definitivamente uno de los puntos altos de este trabajo.

“Barstool Warrior” no me ha terminado de convencer. Me parece un tema que se adhiere mucho a la fórmula establecida de la banda y que, si bien es técnicamente eficiente, carece un poco de espíritu e incluso de convencimiento por parte de los músicos; es una de esas canciones que te hace sentir que esto es más de lo mismo y el mismo tipo de tema corto melódico y accesible que ha pululado en los álbumes de la banda desde 2011.

El trabajo de Petrucci con sus riffs no siempre tiene el crédito se merece y es uno de los aspectos más sólidos en “Room 137”, una canción en donde la actuación vocal de LaBrie se me antoja un poco floja y falta de gancho. “S2N” comienza con una línea de bajo brillante de John Myung, desencadenando en una canción con muchas reminiscencias a lo que Rush hizo en ‘Clockwork Angels’ mezclado con lo que los neoyorkinos hicieron en su álbum homónimo del 2013 en temas como “Behind the Veil”. Esto no quita que sea uno de los temas más convincentes de toda la obra.

Como se podrán haber dado cuenta, ‘Distance Over Time’ no cuenta con las épicas progresivas que se han vuelto sinónimo de Dream Theater. “At Wit’s End” es el tema más largo del álbum y dura poco menos de diez minutos. Aquí dan rienda suelta a los elementos más técnicos y progresivos de la banda, con múltiples cambios de ritmo e incluso un pasaje en donde Jordan Rudess, extrañamente de perfil bajo en este álbum, carga el peso de la composición. Es una buena canción; como la mayoría de ‘Distance Over Time’, recorre tierras conocidas y lo hace muy bien.

Aunque nunca he sido un crítico de James LaBrie y en general me ha parecido un buen vocalista para Dream Theater con el paso de los años, he de decir que sus contribuciones en este álbum, especialmente en temas como “Out of Reach”, dejan un poco que desear y se nota el peso del tiempo. Cantar es un rol físicamente demandante y al canadiense ya le está pasando factura. Temas apaciguados y melódicos como éste solían ser su zona de comodidad, pero aquí se le nota débil e incapaz de cargar el peso de la canción.

“Pale Blue Dot” termina el álbum y hay que decir que es uno de los temas más fuertes de todo el trabajo junto a “Fall into the Light”; aquí se escucha a una banda con más personalidad, que compagina la parte más melódica con ésa más intensa que ha mostrado en algunos pasajes del disco. Destaco el trabajo de Mangini una vez más, incluso no puedo evitar pensar que tal vez sus talentos no están siendo aprovechados al máximo, ya que su capacidad de combinar velocidad con complejidad daría para algunos pasajes instrumentales bastante diferentes en Dream Theater. De todas maneras, es una queja menor en lo que es un gran tema.

El trabajo ofrece “Viper King” como bonus track y es una canción extraña: mezcla la propuesta usual que hemos escuchado en todo el álbum, pero le agrega un cierto toque de hard rock de los setenta a lo Deep Purple en las partes de guitarra de Petrucci. No es un mal tema, pero tampoco nada sobresaliente.

‘Distance Over Time’ es un álbum disfrutable, que muestra la capacidad técnica de la banda cual reloj suizo, pero que carece de riesgos y de inventiva. Pareciera que, ante la respuesta tan dividida que tuvo ‘The Astonishing’, los neoyorkinos decidieron apostar a lo seguro una vez más y creo que ya no es suficiente.

Sin ánimo de ofender, se siente como más de lo mismo.

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

3 comentarios

  • Juandie says:

    Quizás falte la calidad tanto en la composición como en la batería por parte de uno de sus miembros fundadores como Mike Portnoy pero sus últimos tres albumnes de estudio sin él están muy bien dentro de lo normal. Ya me lo pillaré este nuevo al igual que tengo de la banda neoyorkina.

  • Vicent says:

    Buenos días!
    Respeto tu opinión, pero a mí el disco homónimo me parece un espectáculo. Es cierto que cuando escuché por primera vez the astonishing me decepcione muchísimo cómo fan de Dream Theater que soy, pero una vez lo escuché tranquilamente entendiendo la letra y poniéndola en cada escenario y en cada personaje me pareció una auténtica obra de arte que muy pocos artistas del metal podrian hacer hoy en día.
    Lógicamente echo de menos a Portnoy, pero la vida sigue y no se puede vivir en el pasado. Mangini es un crack!
    En cuanto a este último disco, y hablo en boca de muchos seguidores del grupo, me parece muy bueno! Han conseguido recuperar a muchos seguidores perdidos, y hablo por boca de muchos amigos 😉
    Saludos!

  • David JnP says:

    Yo fui de las personas que the Astonishing en un primer momento me pareció un disco rarísimo y en parte decepcionante, pero a las dos o tres escuchas supe apreciar su grandeza y a día de hoy me parece uno de los 5 mejores discos de la banda y en general de los mejores discos conceptuales que he escuchado en mi vida.
    Con este nuevo disco me pasó tres cuartos de lo mismo. Después del anterior disco me pareció un cambio muy radical y como qué era un batiburrillo de canciones muy diferenciadas unas de otras y sin apenas conexion. Me pareció un más de lo mismo y un ejercicio para contentar a los fans desencantados del anterior disco. Un disco hecho rápido y sin inspiración. Pero… a las 2 o 3 escuchas con atención me vuelvo a comer mis palabras y reconozco de nuevo la grandeza de esta banda. Me parece un disco perfecto y fresco tras el denso y complejo disco anterior. Cada canción tiene algún toque de genialidad propio de la banda, las canciones son muy accesibles y directas para cuando quieras escuchar un disco sin complicaciones, la producción es excelente, yo no echo para nada de menos a Mike Portnoy pues este Mike Mangini desde el segundo disco en el que estuvo me parece un batería genial.
    El disco suena más heavy y tal vez sea menos prog en su conjunto, pero a la vez es muy melódico y pegadizo, prácticamente no sobra ninguna canción. Creo que de vez en cuando hace falta sacar un disco así, sin tantas pretensiones pero sin perder la calidad y estilo ( no como Symphony X que desde su disco Paradise Lost escupió a todos sus fans anteriores para coger a otros nuevos). En General un disco que sin ser de los mejores perfectamente puede estar en la mitad alta de la tabla. NO es más de lo mismo, al igual que no lo era el disco anterior The Astonishing ni Dream Theater de 2013. Pero claro, llevamos una década que está de moda criticar a esta banda. Si hacen algo diferente como the astonishing,malo.Si escuchan a una parte del público y hacen algo más enfocado para todo el mundo ,malo y más de lo mismo Por cierto, curiosamente el cuarto tema del disco es de los preferidos de casi todo mi círculo de gente a la que le gusta el metal prog… Un 8.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.