uoho
apologia
mr goliath
nurcry sin temer al sol
gran asalto
runa llena
a destajo
oliskull death metal
invisible
ardi beltza
astral warrior
stratuz
dirty honey

Zyphra

Fuego prohibido

Autoeditado (2022)

Por: Alfredo Villaescusa

9

Por muchas corrientes o tendencias que surjan en el nuevo milenio, hay cosas que nunca cambiarán. Y eso tampoco debería entenderse como algo malo, sino como una garantía de éxito. No son pocos los que en determinados contextos prefieren no comerse la cabeza, ir a lo seguro y dejar los experimentos para otras ocasiones. De sobra es sabido que un buen cocido supera de calle a cualquier pijotería deconstruida de esas con las que se les llena la boca a los modernos tan a menudo.

Los amantes del heavy clásico y del hard rock se encontrarán un suculento plato a cargo de unos veteranos de los fogones como esta banda madrileña que se formó allá por 2005, que se dice pronto, pero ha sufrido diversos cambios de formación hasta llegar a la encarnación actual. Con este tercer trabajo en el que aspiran a todo buscan derribar puertas y hacerse un más que merecido hueco en el panorama estatal.

Calidad desde luego tenemos por un tubo, ya solo por la evocadora portada de Valentín Escribano que nos predispone hacia el rollo del redondo, una atmósfera que presentan con la somera intro que abre el disco. El tema homónimo “Fuego prohibido” recrea la típica lucha de luz frente a oscuridad a ritmo potente, con una batería enérgica, guitarras en la senda de Judas Priest o Iron Maiden y algún fragmento lírico en el que destaca la colaboración de Marta Toba. Para empezar, ni tan mal.

“Venganza” mantiene el interés con cierto aire a Sangre Azul, pese a que en el estribillo se tornen más contundentes. Con “Templario” tampoco bailarás agarrado, sino que agitarás la cabellera por su tono épico y letra acorde a la ocasión. Y en “El eco de tu voz” nos legan uno de los instantes más inspirados del redondo con heavy metal a la vieja usanza y temática de esas que remueve a cualquier fan de la música en general. Fijo que en las distancias cortas brilla todavía más, puedes comprobarlo en esta crónica.

“Hechizo de luna” disminuye las revoluciones con un inicio acústico, aunque van incrementando la intensidad a medida que trascurre la canción, la labor a las cuerdas vocales y a las guitarras es de enmarcar, eso sí. “Sol naciente” recupera el brío hardrockero y se antoja casi imposible no pensar en el mítico combo de Carlos Raya y Tony Solo, otro de los grandes aciertos de este trabajo.

“Mi infierno eres tú” sigue la senda del corte anterior, casi bordean el AOR en algunos momentos, pero nos despiertan del sueño con el acelerón que pegan en el estribillo. Y cierran esta más que digna obra con una pieza tan reivindicativa como “Luchando por el rock”, que les emparenta con figuras señeras de la escena patria y seguro que en directo provoca no pocos puños en alto y melenas desatadas. Todo por el puto rock n’ roll.

En resumen, si te mola Sangre Azul o ese sabor nuestro tan característico que poseían los primeros discos de Obús, Banzai o Panzer ya estás tardando en soltar un buen tarisco a este apetitoso manjar para los que prefieren las recetas de la abuela frente a las exquisiteces de moda. La fidelidad a los principios no se vende.

Alfredo Villaescusa
Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Alfredo Villaescusa

1 comentario

  • Juandie dice:

    Cojonudo resumen hacia el nuevo álbum de estos ZYPHRA. Me ha encantao tanto su nuevo tema como su correspondiente videoclip.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.