bones factory 2
korriban
crisix lomo promo
Anunnaki
the rasmus
aienruta
leo carnicella
clean agent fire
ambroxx
jj fuentes
yacar

Molina

Molina

Autoeditado (2022)

Por: Txus Tankian

9

José Carlos Molina es un artista muy especial, se nota que sus pasos los marca porque así le apetece hacerlo, sin más, rompiendo un poco los esquemas establecidos, ya lo comprobamos cuando descubrimos a ciegas su nuevo trabajo en solitario en el Teatro EDP Gran Vía, lo que reseñamos en esta casa, y nos quedamos con las ganas de poder degustarlo en formato físico.

Por fin lo tenemos en nuestras manos, y desde su presentación en formato físico refleja, de entrada, la cercanía, contado con gente profesional del entorno, que además son amigos, como nuestro compañero el fotógrafo Alejandro Penedo (Sinestress), que se ha currado una buena cantidad de fotos, acompañadas con una aportación de otro activista musical como es Miguel Ángel Príncipe (Reino de Sueños) en la foto de los “Tacones robados” que destacamos entre otros artes de este libreto, sobre los que damos nuestra sincera enhorabuena a todos los que lo hicieron posible.

Pasando al terreno musical, en este álbum homónimo vamos a encontrar su cara más íntima y personal, con un sonido muy diferente a lo que estamos acostumbrados en Ñu, a pesar de que ha contado con César Sánchez al bajo y Óscar Pérez a la batería en diversas canciones, complementado por las geniales aportaciones de lo mejor de nuestra escena musical como Luis Calzada, Eduardo Pinilla, David Palau, Judith Mateo, Susan Santos, Paco Ortega, Marisa de la Plaza, Jean Luis Barragán, o de su propio hijo, Cristian Molina, entre otros, que han sido pilares para hacer un disco muy completo, grabado en los Estudios Musigrama y los Estudios Río de manera analógica, con una NEVE del año 70, única en España, lo que hace más especial todo el proceso por recuperar la magia de la música.

Comenzamos con “El calor nublado”, single de presentación, que es de mis favoritos. El combo de sonidos nos envuelve con la viola de Clara Rubio, las flautas, teclados o el saxo, que le aportan un toque diferente a la nostalgia y las historias de tiempos pasados que siempre fueron mejores. No nos podíamos imaginar escuchar un bolero para rockeros, pero aquí lo tenemos con “Tacones robados”, un tema estupendo, que se complementa en un trabajo con gran variedad de estilos, y que sin embargo han quedado bastante homogéneos.

Temas que perfectamente podrían ser de Ñu también los encontramos con los poderosos “Damas, reinas, furcias y madres” o “Estrellas fugaces”, que derrochan fuerza y pasión. También nos regala preciosas baladas como “Conduciendo”, que se acompaña con el estupendo sonido que aporta un órgano Hammond; “Tu vida es un drama”, que es un vals en el que el saxo ejerce protagonismo; o el emotivo “Si yo creo en ti”, en el que notamos gran diferencia en el desgarrador registro de José Carlos Molina, recuperado de una grabación en la Tascam de cuatro pistas del mismísimo Lemmy (Motörhead) en los años 80, de la que se ha recuperado la voz añadiendo el resto de elementos.

Divertido tema de rock and roll clásico muy movido es “Que nadie toque ese piano”, que nos hace mover las caderas y levanta una sonrisa con la cómica historia que trata, que nos preguntamos si será ficción o realidad, así como en la letra del “Blues del Moby Dick”, que cuenta otra historia con tintes de rock progresivo, clásico y de raíz sumados con la increíble flauta de Molina.

Añoranza con el acústico tema “La fuente negra”, que va en crescendo y nos hace echar la vista atrás, siempre sumando sonidos como la harmónica, así como “El sueño del ángel” lo hace con la flauta. Puro sonido celta festivo en otro gran tema como es “Te espera vida”, y para cerrar “Entretanto voy cantando”, que tiene ciertos tintes de rumba acoplados al estilo de este espectacular disco.

Espero que el público sepa apreciar que estamos ante una obra de arte musical, si esto fuera un cuadro de un pintor debería estar en el Museo del Prado. No sabemos la repercusión que tendrá, porque vivimos en el mundo de usar y tirar, en el mundo de Spotify, que pasas los temas como si fueran un “dame más” sin de verdad parar a degustar la magnitud de los sonidos y detalles.

Tan solo hay que mencionar cómo ha sido la grabación del mismo, la cantidad de tiempo, sonidos, aportaciones en los temas, profesionales que se han sumado a este bonito proyecto y las historias que nos ha querido trasmitir con unas letras muy personales. De verdad, me gustaría que este Molina continúe con esta trayectoria paralela, y que tenga el mayor de los éxitos. Tan solo podría poner una pega, y es no disponer del formato vinilo, que hubiera sido el colofón a tan estupendo disco para poder colocar la aguja de mi tocadiscos, relajarme y acompañarlo para darme un paréntesis en el loco mundo que estamos viviendo en estos últimos años.

Molina ha sido uno de los grandes protagonistas del número 438 de La Heavy, con una extensa entrevista en la que se ha repasado la trayectoria del gran flautista de nuestro rock, su presente y su futuro. Junto a Molina encontrarás a Sabaton, Jorge Salán, Mägo de Oz, Scorpions, Pantera, Amorphis y muchos más. Corre a tu kiosco o visita nuestra tienda online para no perderte nada.

Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

2 comentarios

  • Juandie dice:

    Muy buena balada por parte de JOSE CARLOS MOLINA y sus buenos músicos en su priemra aventura en solitario del cual seguro que será un buen álbum por parte de tan ilustre músico.

  • shyboy dice:

    Solo un pero. El cd es una pasada, la presntación muy chula, pero el formato , lo ha sacado en un CD-R!!!
    Esta nueva moda no la entiendo, Topo lo ha hecho igual .
    Estos CD-R no son tan duros como un cd prensado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.