guadaña octubre
visita inesperada
lustrad
jmcp
evanora
medictum

J.L. Saiz

The Ripper: A Conceptual Metal Story

A New Label (2021)

Por: Alfredo Villaescusa

8

Tal vez los discos conceptuales tengan muy mala prensa, pues en cuanto uno escucha esa expresión enseguida le vienen a la cabeza obras mastodónticas tipo ‘The Wall’ de Pink Floyd o ‘The Lamb Lies Down On Broadway’ de Genesis. Pero en la mayoría de los casos no hace falta apuntar tan alto, existe una vertiente más campechana o de andar por casa del asunto en la que para disfrutar no es necesario regodearse en cada nota o nimio detalle.

Es el caso de este descomunal trabajo dedicado a la figura de Jack el Destripador surgido de la mente del guitarrista J.L. Saiz (Beethoven R, Bella Bestia), un tema que ya pudo abordar con su antigua banda en “Sangriento y mortal” allá por 1999. Un proyecto en el que también participa a la voz Matt Storm, cantante italiano con residencia en la capital, entre otros detalles de los que ya nos hicimos eco unos meses atrás.

Lejos de poses grandilocuentes, lo que aquí nos encontramos es un álbum muy dinámico que no se hace pesado en ningún momento. Y eso que la historia dividida en doce capítulos podría dar pie a ello, pues no debe resultar nada sencillo conservar los pies en el suelo mientras se narran los enigmáticos hechos acaecidos desde la fatídica madrugada del 31 de agosto de 1888 hasta el 9 de noviembre de ese mismo año. Sin más dilación, veamos lo que aparece por sus diversos recovecos.

La tenebrosa intro “London 1888” nos abre de par en par la puerta hacia un sórdido mundo, el reverso de la pacata sociedad victoriana de finales del siglo XIX. “Buck’s Row” supone la entrada de lleno de la épica, una soberbia carta de presentación de lo que nos vamos a topar en este álbum, esto es, heavy metal eminentemente clásico con algún destello power metal o alguna otra sorpresa que luego desvelaremos.

“Foggy Streets” posee una cuidada ambientación que reproduce con notable acierto esa sensación de misterio que proporciona la neblina londinense, no sin legarnos un estribillo con cierta luminosidad, que no se nos olviden los faros a la hora de transitar en penumbra. “Grapes and Gin” aporta una pomposidad intermedia antes de sumergirnos en “Murder In Dutfield’s Yard”, cuyo riff inicial nos hará de inmediato saltar del asiento para agitar la cabellera, quizás en fragmentos como este veamos la huella de Beethoven R, salvando las distancias con el idioma, por supuesto. Todo un temón que gana a cada escucha.

“The Ten Bells” cuenta con otro comienzo grandilocuente de esos de cuadrarse, los fans de Running Wild disfrutarán de lo lindo con esas cabalgadas que recuerdan a las piezas tralleras de los teutones. Y si por el contrario te mola la variedad, ahí tienes “Dreams - A Pretty Good Queen” con su impagable aire bluesero y cabaretero, han captado desde luego el perfume de los bajos fondos por completo. Matt Storm se sale en el apartado vocal, de lo mejor del redondo.

“Twice in the Night” vuelve la vista hacia el metal tradicional sin perder interés alguno, mientras que “The Devil Inside” podría recordarte a lo que hace Tobias Sammet con Avantasia. “The Fate Is Sealed” adopta un tono progresivo sin dejarse una pizca de contundencia por el camino, una forma de marcar directrices antes de “The Last Caprice”, donde tal vez cristalizan la mayoría de influencias metaleras del álbum, desde la vertiente progresiva a lo Queensrÿche hasta la solidez de unos Iron Maiden. Y “Bloody Autumn” nos permite regresar a la esfera de los vivos con una evocadora instrumental que se va perdiendo en el horizonte.

Lo cierto es que a un servidor le ha costado unas dos o tres veces pillar el tranquillo a este reseñable trabajo plagado de multitud de detalles que en ocasiones no se captan al vuelo, sino que hay que masticarlos poco a poco para poder valorarlos en su plenitud. Si quieres adentrarte sin reparo por las callejuelas del East End londinense, aquí lo tienes fácil. Cuidado con tu espalda.

Redacción
Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.