el dromedario
romeo
ídolos2
the tragic company
Playa 4
sormoky
clang
artabans redemption
dino rockys
haches
spin offs
3n
poire

Abraham Sarache

Kaleidoscope of Dreams

TuCuatro (2020)

Por: Pablo Camacho

9.5

La espera ha merecido la pena. Tras el apabullante lanzamiento de ‘Kaleidoscope of Fears’ en 2018, su ya anunciada segunda parte mantenía en ascuas a los seguidores de la experimentación en esto del metal. Frank Zappa ya dijo que, sin desviarnos de las normas, no existía el progreso. En eso consiste la música prog y Abraham Sarache se ha abanderado como uno de sus acólitos más destacados con la introducción del cuatro venezolano en formato eléctrico (y, en este nuevo lanzamiento, de forma deliciosamente acústica también) como sustituto de lo que parecía un inamovible pilar en el rock: la guitarra. Un instrumento que aporta un nuevo color a la vez que denota de un sabor peculiar y único a las composiciones del también venezolano artista.

Este ‘Kaleidoscope of Dreams’ muestra una cara un poco más amable, con melodías frescas, que se empiezan a distanciar de la oscuridad, pero que mantienen una contundencia tremenda. Las influencias van desde Devin Townsend a System of a Dawn y A Perfect Circle; todo tiene cabida, con la voz de Abraham de un claro corte alternativo, propio del grunge noventero, pero que aporta un carácter crudo y cercano.

El EP arranca con el tema que le da nombre. Golpes contundentes y fantasía onírica se combinan para entretejer una pieza de gran belleza en la que los ecos del post rock atmosférico se unen con unos coros agudos que no dejan indiferente. “Sentiment Analysis” bebe de Riverside, creando ambientes de ciencia ficción que colapsan hacia un ritmo frenético con la batería de Giuliano Squadrito rozando la perfección. Para “A Forest of Hope”, Sarache crea una fábula a medio tiempo que muta gracias a una instrumentación épica.

En “Submergence” las réplicas a la voz de Tristan Turner (excelso también al bajo) dan un juego maravilloso, mientras que los pasajes acústicos con el cuatro lo convierten en uno de los cortes más refrescantes del plástico. La culminación llega con los más de nueve minutos de “Wabi-Sabi” en los que el trío despliega todo su poderío, disfrutando en el estudio y haciéndonos empatizar con ello. Una pieza que crece y crece con el paso de los segundos hasta cerrar un círculo, en el que el principio vuelve a ser el inicio. Podríamos hacer el experimento de poner este tema en bucle durante una hora y nunca saber si ha acabado, mientras seguimos deleitándonos con él.

‘Kaleidoscope of Dreams’ apunta a ser uno de los mejores lanzamientos progresivos del año y junto a su primera parte, conforman ya una de las obras indispensables del género. Es una pena que Abraham no nos deleite con sus obras con mayor frecuencia, aunque eso, quizás, sea parte de lo que las hace tan especiales. No lo dejéis pasar, no os arrepentiréis.

Redacción
Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.