The Rolling Stones, satanismo, ocultismo, Jimmy Page y la Familia Manson: Episodios oscuros y desconocidos de la historia del rock

Blog: Mariano Muniesa

20 julio, 2020 10:23 pm Publicado por  1 Comentario


En las últimas semanas se ha anunciado la reedición en un formato especial para coleccionistas de ‘Goats Head Soup’, - “Sopa de Cabeza de Cabra”- el álbum de los Rolling Stones de 1973, cuyo título no deja de tener una connotación oscura evidente, pues la cabra es el animal identificado en muchas culturas y religiones con el diablo, en especial en la católica. Habida cuenta de que en uno de los discos que acompaña la reedición remasterizada se incluye un tema grabado por Jimmy Page en una jam-session improvisada en 1975 con los Stones, “Scarlet”, Mariano Muniesa, como de costumbre, se ha puesto a desempolvar sus archivos y a repasar la prolífica, a veces siniestra y misteriosa y siempre fascinante relación entre Jimmy Page y los Rolling Stones, en torno a la cual encontramos satanismo, crímenes, locura y episodios realmente truculentos. ¿Preparado/a para vivir la experiencia?

La sopa de cabeza de cabra: un plato que se debe degustar…

En los últimos días se ha anunciado que en la primera semana de septiembre de 2020 se pondrá a la venta la reedición, en un formato especial para coleccionistas tanto en CD como en vinilo, de ‘Goats Head Soup’,  un álbum de los Rolling Stones en el que encontramos muchas grandes canciones de la banda que han perdurado en la memoria colectiva de sus fans y que siguen tocando eventualmente en sus giras. Es el caso de “Dancing With Mr.D”, “Silvertrain”, “Star, Star (Starfucker)” –canción cuya difusión por radio fue prohibida en Inglaterra en enero de 1974 por el uso de la palabra “Starfucker”- y sobre todo la balada “Angie”, que fue el primer single del grupo que llegó al nº1 de las listas de ventas oficiales en España en octubre de 1973, motivo por el cual, la primera vez que los Stones actuaron en Madrid, en julio de 1982, la montaron especialmente para tocarla en ese concierto, ya que no iba en el set-list más o menos fijo de aquel tour.

Pero ha llamado la atención sobremanera el hecho de que una de las canciones inéditas que integrarán el disco de rarezas, “outtakes” y versiones alternativas o en “rough mixes” de esta reedición, “Scarlet”, es una pieza que sin embargo, no pertenece a las sesiones de grabación de ‘Goats Head Soup’, sino que, de hecho, se grabó casi dos años después de la salida de aquel álbum.

“Scarlet” es una canción que se creó de manera improvisada durante un encuentro casual de los Rolling Stones con Jimmy Page en 1975 en Róterdam, y es un episodio más de la interesante y controvertida relación que el guitarrista de Led Zeppelin ha tenido con los Stones y con su entorno, que en algunos momentos llegó a ser realmente oscura y contribuyó a crear ese halo de misterio y truculencia que ambas bandas han tenido en determinadas épocas de su biografía. Una historia que está mucho más entrelazada de lo que puede parecer a primera vista. ¿Os animáis a conocerla?

Primer encuentro: junio de 1964, Regent Sound Studios, Londres

Poca gente sabe que Jimmy Page, que a mediados de los años 60, mucho antes siquiera de imaginar lo que sería Led Zeppelin y antes de entrar en los Yardbirds, grabó guitarras para una conocida canción de los Stones, “Heart Of Stone”, destinada a entrar en el segundo larga duración del grupo, ‘The Rolling Stones II’, aunque la versión de la canción que grabó Jimmy Page permaneció inédita hasta 1975.

En los años 60, era norma habitual en Inglaterra que cuando un grupo novel entraba en estudio para grabar su primer disco de larga duración, músicos profesionales de estudio, de acuerdo con normas sindicales británicas para proteger su trabajo, grabasen tomas. Fundamentalmente eran pistas de guitarra, aunque también se hacía con el bajo y el teclado como tomas de referencia, e incluso en el caso de que el instrumentista del grupo en cuestión el día de la grabación no estuviera inspirado, para no gastar más dinero del presupuestado en horas de estudio, se incluían en la grabación del disco que finalmente iba a fabricación. De hecho, la mayoría de las veces era el productor del álbum el que decidía qué toma era la definitiva, de tal suerte que Jimmy Page, que en esos años trabajaba para varios estudios, grabó guitarras, que en muchos casos después se incluyeron, para canciones tan conocidas como el mismísimo “Black Is Black” de Los Bravos, que se registró en Londres, el “You Really Got Me” de los Kinks o el “Anyway, Anyhow, Anywhere” de los Who. Idéntico caso se produjo con el “Heart Of Stone” de los Rolling Stones, grabado en los Regent Sound Studios londinenses el 29 de junio de 1964.

El productor de los Stones, Andrew Loog Oldham, prefirió incluir en el disco la versión con las guitarras de Keith Richards y Brian Jones, aunque se ocupó de guardar la versión de esta canción con la guitarra de Jimmy Page, que finalmente vio la luz en junio de 1975 dentro de un álbum de rarezas, temas inéditos y “outtakes” que Decca, el anterior sello de los Stones, editó bajo el nombre de ‘Metamorphosis’.

Modelos alemanas, bandas sonoras y experimentos varios: Jimmy Page vs Brian Jones

A comienzos de 1965, el guitarrista de los Rolling Stones, Brian Jones, conoció a la modelo alemana Nico en una discoteca de Londres, la cual poco tiempo después se consagraría como la cantante y frontwoman de la Velvet Underground por mor de Andy Warhol. Nico simpatizó con Brian Jones y unos días mas tarde le invitó a su apartamento a escuchar unas maquetas que había grabado para un posible proyecto de disco en solitario, que al Stone le encantaron, hasta el punto de proponerle a su manager Andrew Loog Oldham, que a su vez tenía su propio sello discográfico, Inmediate Records, que le grabase a Nico su disco.

Oldham, antes de lanzarse a grabar todo un LP, optó por sacar un single como prueba a ver qué tal funcionaba, y fue “I’m Not Sayin’”, versión de un tema de Gordon Lightfoot, que se lanzó en mayo de 1965. Y en la banda que se formó para grabar ese single, coincidieron como guitarristas, por un lado Brian Jones y por otro… ¡adivinadlo!... ¡Sí! Jimmy Page. Aunque el single tuvo un éxito simplemente discreto en listas, en 1966 Nico grabó su primer disco de larga duración en solitario y a partir de ahí, surgió su idilio con Velvet Underground.

Escasamente un año y medio más tarde, Brian Jones y Jimmy Page se volvían a encontrar en unos estudios de grabación: en enero de 1967, Brian Jones aceptó componer la banda sonora de la película de Völker Schlöndorf “A Degree Of Murder”, cuya protagonista era su pareja sentimental por aquel entonces, la actriz, modelo y artista alemana Anita Pallenberg. En el grupo base que formó para grabar esa banda sonora reunió a Kenny Jones, batería de los Small Faces y posteriormente de Faces y de los Who, al pianista Nicky Hopkins, que acompañó en numerosas ocasiones a los Stones y a los Who, y a Jimmy Page como guitarrista.

De aquellas sesiones de trabajo en la banda sonora, Jimmy Page recordaba en 2017 a Rolling Stone: “Brian sabía lo que estaba haciendo, y era realmente hermoso. Parte de todo lo que estábamos haciendo no era nuevo, es verdad, pero tal y como lo enfocamos, adquirió una dimensión nueva. Y fue la primera vez que experimenté tocar la guitarra con un arco de violín, mientras que Brian introdujo no solamente guitarras con unos efectos que yo desconocía, también incorporó el mellotrón, el piano eléctrico, la cítara y tocó guitarras acústicas. Para mí, resultó una experiencia inolvidable”.

Simpatía por el diablo, rock satánico y cine experimental

A mediados de la década de 1960, con todo el desarrollo y crecimiento de la escena hippie y toda su filosofía contracultural, como es sabido las drogas alucinógenas tuvieron un papel sumamente relevante en todo aquel movimiento, muy en especial el LSD. Un cineasta experimental, que había vivido varios años en Francia y que regresó a Estados Unidos justo en el estallido de la revolución hippie, Kenneth Anger, rodó, produjo y estrenó en las salas del llamado circuito de arte y ensayo de California su película “Sacred Mushroom Edition” (versión remozada de su anterior trabajo “Inauguration Of The Pleasure Doom”), que se proyectó mientras los espectadores consumían LSD, lo que en teoría aumentaba su experiencia sensorial.

Anger logró en muy poco tiempo un éxito espectacular con sus “proyecciones en ácido”, similares en cierta manera a los “acid test” que Timothy Leary organizaba en los campus de las universidades, tanto que sus cortometrajes empezaron a proyectarse por todo el país. Aprovechó esa popularidad para mostrarse al público como devoto seguidor de Aleister Crowley y describirse a sí mismo como "el cineasta más monstruoso del underground", un juego de palabras sobre el hecho de que Crowley había sido llamado "el hombre más malvado del mundo" por los tabloides británicos en la década de 1920. De hecho, no tardó en relacionarse con muchas celebridades del mundo del cine y de la industria de la música e incluso con el mismísimo Anton Szandor LaVey, el fundador de la Iglesia de Satanás, que nombró a Anger padrino de su hija Zeena Schreck.

Kenneth Anger se sumergió totalmente en el mundo del satanismo de los 60 en Estados Unidos. En 1967 inició el rodaje de la primera de sus películas de cine satanista, “Lucifer Rising”, cuyo protagonista en el papel del ‘Ángel Caído’, de Lucifer, era un desconocido músico de rock llamado Bobby Beausoleil, que venía de un grupo llamado The Grass Roots, cuyos componentes formaron poco tiempo después una de las grandes bandas del rock psicodélico estadounidense, Love. Beausoleil un tiempo más tarde se unió a la comuna ‘La Familia’ de Charles Manson y fue uno de los autores materiales del primer crimen de la “Familia Manson”, el asesinato de Gary Hinman el 27 de julio de 1969. Declarado culpable de este asesinato, fue condenado a muerte, más su sentencia no se llegó a ejecutar al derogarse la pena de muerte en el estado de California, aunque aún cumple condena por aquellos actos. El rodaje, que atravesó diversas vicisitudes al margen de la detención y la condena de Bobby Beausoleil, no se terminó hasta 1970 y no se estrenó hasta pasados diez años, en 1980, hasta que el propio Beausoleil, desde la cárcel, completó la grabación de la banda sonora.

¿Por qué la banda sonora de un cortometraje de apenas 20 minutos de duración tardó tanto tiempo en hacerse? Pues porque en principio Kenneth Anger encargó esa BSO a Jimmy Page, al que conoció a comienzos de 1972 en Londres, justamente en la librería especializada en temas de ocultismo, brujería y satanismo que el propio Page regentaba en la capital británica. El director de cine fue allí en busca de más libros y materiales sobre Aleister Crowley, habida cuenta de que sabía la afición de Page por la figura de Crowley. Parece ser que en seguida hubo muy buen sintonía entre Kenneth Anger y Jimmy Page para encarar el proyecto de la banda sonora, hasta el punto de que el propio Kenneth Anger se instaló en la casa de Page para trabajar juntos en la elaboración de la música para la película.

Sin embargo, no tardaron en aparecer diferencias entre los dos, que provocaron el abandono del proyecto por parte del guitarrista de Led Zeppelin. Por un lado, Anger se quejaba de que Page avanzaba lentísimamente en la composición de la música, que dejaba aparcado el trabajo durante meses debido a los constantes compromisos con Led Zeppelin e incluso que lo que estaba componiendo era de ínfima calidad. Finalmente, una agria y airada discusión de Anger con la mujer de Jimmy Page, Charlotte, terminó con el cineasta violentamente expulsado de la mansión y con la decisión de Page de no continuar con la banda sonora.

A modo de venganza, de vuelta a Estados Unidos Anger protagonizó una rueda de prensa en la que dijo textualmente: "Estoy empezando a pensar que Jimmy Page se ha secado como músico y está agotado creativamente. No tiene temas, ni inspiración, no hay melodías ni ideas que valgan la pena para “Lucifer Rising”. Es cuando, toda vez que los managers de los Rolling Stones le repitieron que no tenían ningún interés en participar en ese proyecto, recurrió, a pesar de que estuviera encarcelado, a Bobby Beausoleil.

Aunque gran parte del material que Jimmy Page grabó para el proyecto de BSO de ‘Lucifer Rising’ ha aparecido en diversos discos piratas de Led Zeppelin, a nivel oficial lo único que se ha editado es la parte instrumental introductoria de la canción “In The Evening” del álbum ‘In Through The Out Door” de Led Zeppelin, editado en marzo de 1979.

Pero la conexión oscura, en esta ocasión entre Jimmy Page y la familia Manson, reapareció unos años más tarde. En marzo de 1975, durante la gira de Led Zeppelin por Estados Unidos, Lynne "Squeaky" Fromme, una de las chicas de la familia Manson, se enfrentó a un ejecutivo de la compañía discográfica de los Zep exigiendo urgentemente hablar con Jimmy Page. El vicepresidente Danny Goldberg, pensando que era mejor aplacar y tranquilizar a esta aparente loca, le pidió que escribiera un mensaje para el guitarrista y luego dijo que se lo enviaría la noche siguiente. Squeaky escribió una larga nota, pero dijo que la noche siguiente probablemente sería demasiado tarde ya que necesitaba advertir a Jimmy Page de la “energía oscura" que había en torno a él y que le había puesto en peligro de muerte inminente. Afirmó ser capaz de ver el futuro y que la última vez que le sucedió esto vio a alguien asesinado ante sus propios ojos. Squeaky finalmente se fue, la nota fue supuestamente quemada y Jimmy Page nunca la leyó.

Tan solo seis meses después de este episodio, Squeaky Fromme fue arrestada por intentar asesinar al entonces presidente de Estados Unidos Gerald Ford, apuntándole y disparándole con un arma de fuego.

Kenneth Anger, que había dejado aparcado el proyecto de “Lucifer Rising” algún tiempo, empezó en el otoño de 1968 el rodaje de una nueva película, “Invocation Of My Demon Brother”, cuya banda sonora fue compuesta y grabada por Mick Jagger tocando un sintetizador Moog y que también hizo un breve papel en el film interpretándose a sí mismo. Fue filmada en San Francisco en el Straight Theatre de Haight Street y en la William Westerfeld House (la antigua discoteca de la "Embajada de Rusia") y según el propio Anger, la película fue ensamblada a partir de fragmentos de la primera versión de “Lucifer Rising”, incluyendo parte de las escenas rodadas en un supuesto funeral de invocación demoníaca. Anger se desplazó expresamente a Londres para conocer a los Rolling Stones y pedirles su colaboración en este proyecto, especialmente después de escuchar “Sympathy For The Devil” en diciembre de 1968, y fue a través de la pareja de Keith Richards, Anita Pallenberg –que había trabajado con Page en la BSO de “A Degree Of Murder”, como hemos dicho antes- y que en esos años estaba sumamente involucrada en el mundo del ocultismo y la parapsicología, como consiguió llegar a los Stones.

Sin embargo, en diciembre de 1969, tras los trágicos sucesos del concierto de Altamont, el grupo, y especialmente Mick Jagger, para evitar toda publicidad negativa y rumores malintencionados sobre el grupo y su supuesta vocación satánica, evitó todo contacto y toda relación con Anger, negándose, en especial Mick Jagger, a relacionarse en modo alguno con él. Otras versiones en cambio afirman que la ruptura se produjo porque Marianne Faithfull, pareja sentimental de Mick en aquel momento, sorprendió a Anger, que era homosexual, insinuándose abiertamente al cantante de los Stones, lo cual produjo una reacción muy airada por su parte.

Holanda, enero-febrero 1975: ¿La Jam-Session que pudo romper Led Zeppelin?

Jimmy, Jennifer y Scarlet, que dio título a la canción.

A comienzos de 1975, entre enero y febrero, Led Zeppelin se encontraban en Róterdam haciendo los ensayos preparatorios para la gran gira por Estados Unidos que iban a hacer para presentar su álbum ‘Physical Graffiti’, como era su costumbre desde comienzo de los 70, incluso en ocasiones con algún concierto tipo “warm-up” a modo de entrenamiento, de ensayo general de la gira. En diciembre de 1974 el guitarrista de los Rolling Stones, Mick Taylor, había anunciado al resto de la banda que se marchaba del grupo, y en esas mismas fechas, enero-febrero de 1975, alquilaron unos estudios de grabación en esa misma ciudad, como cuartel general para recibir a los guitarristas que optaban a cubrir la plaza de Taylor, ensayar con ellos e incluso seguir grabando algunas maquetas cara a su siguiente disco, ‘Black And Blue’, que se editaría en la primavera de 1976.

Jimmy Page se enteró que los Stones estaban allí y una tarde decidió acercarse a su estudio para hacerles una visita de cortesía. Inevitablemente, Page cogió una de las guitarras que había por allí y se montó una jam-session de varias horas de duración en la que según recuerdan ambas partes, se dedicaron a divertirse tocando viejos blues y clásicos del rock’n’roll, así como a jugar, a improvisar… y de esa improvisación nació “Scarlet”, canción recogida en esa próxima reedición del ‘Goats Head Soup’ a la que dieron el nombre de la hija del guitarrista de Led Zeppelin fruto de su relación con la modelo francesa Charlotte Martin, y que tenía en 1975 cuatro años de edad. En esa sesión estuvo también presente, tal y como se recoge en los créditos de esta reedición, Rick Grech, bajista de Family, Traffic y Blind Faith.

Bien porque alguien del personal del estudio dio el chivatazo a algún periodista o porque se vio entrar y salir del estudio de los Stones a Page, el caso es que a los pocos días, se corrió el rumor de que Jimmy Page iba a marcharse de Led Zeppelin… ¡para ser el nuevo guitarra de los Stones! Incluso algunos medios lo llegaron a dar como noticia, que tuvo que ser desmentida por Peter Grant, manager de los Zep.

Jimmy Page y los Stones en los 80: ¡Un disparo (contra tu cuerpo)!

Si alguna vez te has preguntado cómo sonarían los Stones si Jimmy Page hubiera formado parte del grupo a mediados de los años ochenta, te has topado con la respuesta: "One Hit (to the Body)", el segundo single del álbum ‘Dirty Work’ de los Rolling Stones de 1986, presenta al cofundador de Led Zeppelin en la guitarra principal.

El video musical, dirigido por Russell Mulcahy, muestra a Keith Richards merodeando por un almacén industrial de estilo Mad Max muy característico de la estética de la época, con una Fender Telecaster exactamente igual a la que usaba Jimmy Page en esa época. Page estaba usando mucho ese modelo por aquel entonces, de hecho se escucha en sus –poco afortunados- discos de mediados de los 80 con The Firm, grupo que formó junto a Paul Rodgers, cantante de Free y Bad Company, y Chris Slade, posteriormente batería de AC/DC y los Honeydrippers, al margen del fugaz regreso de Led Zeppelin para actuar en el festival benéfico ‘Live Aid’ de julio de 1985.

¿Por qué Jimmy Page grabó guitarras en un disco de los Stones en 1985? ¡Buena pregunta! Justamente en los días previos al ‘Live Aid’, Jimmy Page y Ronnie Wood, que desde los años 60 siempre han sido buenos amigos, coincidieron en un pub en Londres. Cuando Page le preguntó a Woody qué estaban haciendo los Stones, éste le contestó que estaban grabando en París, pero no pudo evitar confesarle la verdad: la grabación de ese disco estaba yendo muy lenta y con muchos problemas debido al deterioro de la relación personal y los constantes desencuentros y las broncas entre Mick Jagger y Keith Richards, y entonces se le ocurrió proponerle que colaborase en el disco, para darle un aliciente. A Page le gustó la idea y se le ofreció meter guitarras en el citado “One Hit (To The Body)”.

Según recuerda Jimmy Page, "Tras nuestra charla en Londres, como unas dos o tres semanas después Ronnie Wood se puso en contacto conmigo mientras me hospedaba en el Hotel Plaza de Nueva York", -continúa el guitarrista de Led Zeppelin- "y me invitó a ir al estudio y grabar unas guitarras en el disco. De hecho, primero quedé con Ronnie y con Keith en “The Wick”, la mansión de Ronnie Wood en Londres y allí hicimos varios ensayos, para unos días más tarde, ir al estudio y grabar allí mis partes de guitarra. Creo que funcionó bastante bien. Keith Richards tuvo la amabilidad de enviarme a mi hotel una caja de botellas de champagne después de la sesión, de manera que entiendo que les gustó lo que hice”.

Jimi Hendrix propició el último abrazo entre los dos colosos

En la edición correspondiente a 1992 de la ceremonia anual de entrega de premios y de reconocimiento a grandes figuras de la historia del rock, el “Rock ’n ’Roll Hall Of Fame”, aquel año Neil Young tuvo el honor de introducir a título póstumo a Jimi Hendrix en el catálogo de honorables del rock ‘n’ roll según esta institución. En aquella ceremonia, para celebrar el genio, el talento y la magia de Jimi Hendrix, Carlos Santana, Neil Young, Keith Richards, John Fogerty, The Edge y Jimmy Page coincidieron en el escenario del Rock ‘n’ Roll Hall Of Fame para tocar una irrepetible versión de “All Along The Watchtower”. Otra ocasión única en la que uno de los guitarristas pioneros del british blues y precursor absoluto del Hard Rock/Heavy Metal como Jimmy Page cruzó su trayectoria con los Rolling Stones, en este caso con Keith Richards.

Los Stones, siempre los Stones… Led Zeppelin, la tetralogía mágica del sonido que revolucionó el rock de los años 70. Siempre fascinante conocer los míticos momentos en los que sus vidas compartieron acordes, sonidos y momentos de creatividad únicos.

Mariano Muniesa
Sígueme
Etiquetas: , , , , , , ,

Categorizado en: , , ,

Esta entrada fue escrita por Mariano Muniesa

1 comentario

  • Juandie dice:

    Cojonudo y extenso resumen por parte de Mariano Muniesa hacia estas historias de la historia del Rock entre Jimi Page y su amistad con THE ROLLING STONES a través de estas anécdotas. Hay que quedarse siempre con la parte buena del Rock como es la música y poco más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.