magictostadora

Robe (Extremoduro) cumple 58 años: Canciones prohibidas y para todos los públicos

Blog: Juan Destroyer

16 mayo, 2020 2:27 pm Publicado por  5 Comentarios

Hoy 16 de mayo, día en que Roberto Iniesta, "Robe", cumple 58 años, Extremoduro debía estar dando su segundo concierto en Valencia, en el que seguro que el público le habría cantado el cumpleaños feliz. No ha podido ser y la gira ha tenido que aplazarse a otoño, pero sí que podemos celebrar su música con este artículo que recoge cinco canciones prohibidas, de esas que saltamos cuando hay churumbeles merodeando, y otras cinco para todos los públicos, que nos hacen amar y ensanchar el alma. Ábrele el pecho y registra. Texto y foto: Juan Destroyer.

Canciones prohibidas

Extremaydura

“Hizo el mundo en siete días / Extremaydura al octavo / a ver qué coño salía / y ese día no había jiñado. / Cagó dios en Cáceres y en Badajoz”.

Contra pronóstico esta canción traspasó las fronteras de Cáceres y se coló en TVE, siendo el principal detonante de futuros vetos y enemistades gubernamentales, pero buena parte de la juventud castúa, malograda ante la falta de oportunidades, abrazó el mensaje y le hizo profeta en su tierra a pesar del exilio voluntario. Robe se ausentó de los escenarios de su tierra durante trece años, pero cuando regresó, lo hizo erigido en el rey de Extremadura.

La canción de los oficios

Robe plasma varios personajes, de una lado el camello de menudeo y el minero, del otro, el ministro “traficando barcos llenos” y el avaricioso banquero que mata y roba cuando puede. Rosendo, siempre más sutil en sus críticas a los poderosos, le dio la bendición cantándola a pachas.

Estado policial

“Pincho las ruedas de los coches policía / pongo un par de bombas en cada comisaría”.

De escribirse hoy en día, esas quince palabras sentarían en el banquillo a quien las profiriera o escribiera. Eran otros tiempos… y no fue la última vez que Robe se ensañó con las fuerzas del orden:

“Voy a una comisaría / monto una carnicería” (‘Pedrá’, 1995).

“Si llega la policía no es pecado, vida mía, ponerse a disparar” (‘Agila’, 1996).

Evidentemente, hay que tomárselo en sentido figurado y no a la tremenda. En algunas películas muere mucha gente de forma violenta –policías o no- y no por ello se le abre un proceso judicial al director o al guionista.

Pepe Botika (¿Dónde están mis amigos?)

El “honrado traficante” para el que pedía la amnistía, “pues ya lo dijo dios: no solo de pan vive el hombre”.

Once años más tarde, en 2004, Robe afirmaba en entrevista para el que suscribe que fue portada de la revista Heavy Rock nº249: “Si a los 30 no paras, no llegas a los 40”. Pues eso, que a pesar de no dejara de “Salir” de golpe y de que en el camino aún se metiera miles de rayas, si hoy celebramos su quincuagésimo octavo cumpleaños es porque fue desacelerando el ritmo.

Esclarecido

Aquí se rajaba a un cura, a los críticos y a un juez “¡pa  verles por dentro!”. En su defensa y en mi beneficio he de decir que en ninguna de las ocasiones que nos hemos visto ha hecho siquiera el amago de sacar el bardeo. Hoy en día, “con la sabiduría que le da el fracaso”, sabe que el mejor desprecio es no hacer aprecio, pero hubo un tiempo en que Robe se encabronaba cuando no le gustaba un artículo, y le pillaba la matrícula al periodista y al medio de comunicación. Recuerdo que la primera vez que le entrevisté me estuvo escudriñando porque sabía que eso de Destroyer le sonaba de algo… malo. Sí, fui yo quien escribió la crítica de ‘Iros todos a tomar por culo’ en la revista Heavy Rock nº 165.

Para todos los públicos

Ama, ama, ama y ensancha el alma

Su rock transgresivo es el hijo bastardo de la poesía y el improperio, y durante los primeros años la mayoría de las canciones de Extremoduro supuraban rabia y frustración independientemente de la temática abordada. Sin embargo este es un canto de paz y amor al prójimo con el que le hacía una pedorreta al punk y un guiño al hippismo.

So payaso

Supe que ya nada iba a volver a ser igual, que nunca volvería a verles actuar en una sala, el día que en un autobús camino a una excursión, el guaperas del instituto le dio una cassette al conductor y para mi sorpresa lo que sonó no fue Spice Girls o Ricky Martin, sino esta canción.

Stand By

El mismo que en “Pedrá” no metía “la lengua en ese chocho peludo”, ahora acuñaba una preciosa canción en la que sembraba “unas flores amarillas pa’ acordarse de su pelo”. De minoría absoluta, nada de nada. A Extremoduro se le quedaban pequeños los pabellones.

Dulce introducción al caos

El mundo siguió girando, pero Robe se bajó durante unos años de sequía creativa –“Cómo quieres escriba una canción si a tu lado no hay reivindicación”-  que, felizmente, acabaron dando lugar a esa obra de arte llamada ‘La ley innata’.

Experiencias de un batracio

Delicada pieza que Extremoduro tocaba en los conciertos de la que hasta ahora había sido su última gira, esa en la que no hubo recinto capaz de satisfacer la demanda de entradas, y a la postre se ha convertido también en la última canción de la banda. Fue publicada en streaming, y a día de hoy, solo se ha editado en formato físico en el CD de La Heavy 399.

@JuanDestroyerMR
@juandestroyeroficial
@juandestroyerRock

¿Has visto alguna vez el recibo que pagó 'Rock transgresivo', el primer disco de Extremoduro?

¿Y has escuchado alguna vez las canciones inéditas de Extremoduro?

Juan Destroyer
¡Sígueme!
Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Categorizado en: , , ,

Esta entrada fue escrita por Juan Destroyer

5 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.