adamantis
Stinky Buffalo
black sabbath
impostores
reciclaje
four trips ahead
motorhead
old kerry mckee
black ducados

Ozzy Osbourne: 40º aniversario de “Blizzard of Ozz”, todo un desafío a Black Sabbath

20 septiembre, 2020 1:31 pm Publicado por  4 Comentarios


Coincidiendo con el 40º aniversario del disco debut de Ozzy Osbourne, 'Blizzard of Ozz', el icono del heavy metal ha anunciado una nueva edición de su primer trabajo fuera de los dominios de Black Sabbath. Con su tracklist original acompañado de bonus tracks y tomas en directo de algunos de los mayores éxitos del de Birmingham, así como sus DVDs ‘Live & Loud’ y ‘Live at Budokan’ incluidos, esta apunta a ser una codiciada pieza para todo fan del príncipe de las tinieblas. Por nuestra parte, conmemoramos los 40 años de dicha piedra angular del heavy metal con este artículo.

Un 20 de septiembre de hace 40 años, el príncipe de las tinieblas del rock lanzaba su primer disco en solitario, ‘Blizzard of Ozz’. Ni siquiera aquellos que apostaron por él tras su abrupta salida de Black Sabbath, básicamente la que con el tiempo sería su segunda esposa, Sharon, y el padre de esta, Don Arden, imaginaron nunca el éxito que Ozzy Osbourne llegaría a conseguir, sobre todo en EEUU, donde pronto desplazaría en popularidad a sus antiguos compañeros. Aunque Don Arden quería que se llamase Son of a Sabbath, Blizzard of Ozz era el nombre que Ozzy había tenido siempre en mente para su proyecto en solitario, ya desde los días de su primera expulsión de Black Sabbath. Sin embargo, la compañía discográfica acabó titulando así el disco y publicándolo bajo el nombre de Ozzy Osbourne.

Si hay algo que ha caracterizado a la banda de Ozzy, es que siempre ha tenido músicos de primerísimo nivel en todas sus versiones, y la primera no fue menos. La formación que grabó ‘Blizzard of Ozz’ estaba compuesta por Randy Rhoads (Quiet Riot) a la guitarra, Bob Daisley (Rainbow) al bajo, Lee “The Bear” Kerslake (Uriah heep) a la batería y Don Airey (Rainbow) en los teclados. En función de qué versión escuchemos, la banda empezó de maneras distintas. Según Bob Daisley, la empezaron Ozzy y él, mientras que la versión digamos, “oficialista”, alega que Randy estaba en la banda antes que Daisley. En lo que sí coinciden ambas versiones es en que audicionaron a muchísimos baterías hasta que por fin se quedaron con Lee Kerslake, pese a que a quién en realidad quería Ozzy era a Tommy Aldridge, por aquellos entonces en la Pat Travers Band. Completaba la formación un Don Airey a quien el hecho de seguir militando en Rainbow no le impidió grabar con Michael Schenker o con Ozzy en aquél fructífero 1980. No obstante, en los créditos figura separado del resto del grupo y en caracteres más pequeños. Como anécdota de la formación del grupo me quedo con la audición de Randy Rhoads, quien pidió permiso para calentar un poco antes de la misma. Randy empezó a hacer unos ejercicios de digitalización y Ozzy le tuvo que decir que parase, que estaba contratado. En sus memorias Ozzy comenta “deberíais haberle oído tocar, tíos”.

Respecto a la portada del disco, fue obra de Fin Costello, quien llevó a cabo también las portadas de los dos siguientes discos. En ella vemos a Ozzy en el suelo de lo que parece una buhardilla neblinosa, vestido de no se sabe muy bien qué, pero con capa, blandiendo un crucifijo, y rodeado de un gato negro, una calavera y una cornamenta. Todo muy místico, vamos. La contraportada, sin embargo varía. La de la edición británica muestra una foto de los cuatro miembros de la banda (falta Don Airey) en una sala en la que se ven una especie de arcos, mientras que la edición europea, al igual que posteriormente la yanqui (en EEUU no se editó hasta el 27 de marzo de 1981), muestra lo que parece una foto de actuación en vivo del grupo.

En lo que a la música se refiere, la cara A de la edición original comenzaba con “I Don’t Know”, un buen comienzo. Una entrada de guitarra poderosa, a la que se unen, primero la sección rítmica y después la voz de Ozzy, incrementando, si cabe, la energía del comienzo, nos conducen a un buen estribillo, pegadizo y contundente. Mediado el tema la cosa suaviza un poco, con unos instantes tranquilos que Randy destroza, regresando al riff primero, y después con un buen sólo. Como he dicho antes un gran comienzo. Y si bueno es el inicio, la continuación no puede ser mejor: “Crazy Train”. Primero entra Ozzy con ese medio grito media carcajada, luego la poderosísima sección rítmica, seguida de algún que otro efecto, y finalmente la increíble guitarra de Randy que hace que el riff te atraviese el cráneo. Pero quien mejor lo define desde mi punto de vista es Steve Huey de Allmusic, que comentó al respecto: “El riff es un clásico, haciendo uso de la escala menor completa de una manera no vista desde el apogeo de Ritchie Blackmore con Deep Purple”. Y si el desarrollo del tema es una pasada, el sólo es casi de otra dimensión, una auténtica maravilla que, aunque yo no comulgue nada con estos rollos, fue elegido en 2010 como noveno mejor solo de siempre por los lectores de la revista Guitar World.

Y llegamos a “Goodbye to Romance” que corta en seco el ritmo frenético del comienzo del disco. Balada lenta donde las haya, tiene sin embargo una calidad indudable en su composición. Según cuenta Ozzy en sus memorias, Randy le pilló tarareando la melodía y le preguntó que si era de él o de los Beatles. Ozzy contestó que simplemente era un melodía que se le había metido en la cabeza, pero Randy le obligó a sentarse con él hasta que la sacaron entera, con el resultado que todos conocemos. Le sigue “Dee”, que es una preciosa y brevísima pieza que Randy toca con guitarra acústica y algunas sobregrabaciones. Una pena que sea tan corta. Cerraba la cara A “Suicide Solution”, un tema sobre el que desgraciadamente se ha escrito mucho más por motivos ajenos a la música que por motivos relacionados con ella. Pese a todo un tema potente, que empieza con otro guitarreo guapo, y que está dominado por un riff heavy a más no poder. Todo el desarrollo del tema es magistral por parte de Ozzy y de los demás músicos, pero una vez más Randy destaca por su brillantez. Respecto a la letra, Bob Daisley declaró a The Metal Voice que “era mi título y se trataba de Ozzy. Estaba inspirado por la forma de beber de Ozzy, porque muchos días bebía hasta el olvido y le estaba afectando. Incluso tuve una charla con él una vez porque se estaba emborrachando durante el día”.

Abría la cara B otro temazo, “Mr. Crowley”. Unos grandes teclados de Don Airey, salpicados por algún que otro rasgueo de guitarra hacen las veces de introducción. Después entra Ozzy, seguido del resto de la banda con el cuerpo central del tema. Siento ser pesado, pero una vez más tengo que destacar los dos excelentes solos de Randy, así como los brillantes fraseos que nos regala esparcidos por el tema, que destacan incluso pese a que el resto de la banda hace un trabajo excelente. La letra está inspirada en un libro que Ozzy había leído sobre Aleister Crowley (un ocultista y mago ceremonial inglés que fundó la religión thelemita a principios del siglo XX) y una baraja de cartas del tarot que se encontraron en el estudio cuando comenzaba la grabación del álbum. Menos popular, pero igualmente de gran calidad es el siguiente tema, “No Bone Movies”. Un buen estribillo y un ritmo alegre la sustentan, ingredientes que hacen que el tema quede de maravilla. La letra trata sobre la aversión por las películas pornográficas. Daisley tuvo la idea después de ir a una película para adultos con Ozzy y Randy. Este último la llamó “Bone Movie", que es una frase que Bob nunca había escuchado antes, así que la convirtió en la base de la canción. “Revelation (Mother Earth)” es la otra balada del disco. Predominantemente lentita, tiene algún que otro arranque por parte de Ozzy, obviamente escudado en la sección rítmica y las guitarras, incluida una preciosa acústica, y en un buen trabajo de Don Airey en los teclados. Al final, con motivo del solo de Randy se desmadra un poco, resultando en un acabado prácticamente inmejorable. Respecto a la letra, Bob Daisley en su web explica que “cuando llegó el momento de escribir la letra en Ridge Farm durante la grabación del álbum, estaba leyendo partes del Libro de las Revelaciones en la Biblia. Leí mucha filosofía y todo tipo de escuelas de pensamiento, que influyeron en la letra y el mensaje de la canción. Sin embargo, a Ozzy también se le ocurrieron un par de líneas en este tema”. Cerraba el disco “Steal Away (The Night)”, un tema cortito, cañero y con un estribillo pegadizo. Eso sí, el final se lo podían haber currado un poquito más, porque te deja como a medias.

Además de ser posiblemente su mejor álbum, también ha sido el que más ha vendido, 7.370.000 copias según Charmasters.org., habiendo llegado con el tiempo a obtener cinco discos de platino en EE.UU., y uno en Canadá. Sin embargo, en sus memorias Ozzy explicaba sus temores: “Por muy maravilloso que te parezca tu disco, nunca sabes si al público también le va a gustar. Pero en cuanto las radios empezaron a pichar “Crazy Train” todo salió rodado. Aquel disco fue un petardazo increíble”. Hombre de poca Fe.

F.J. Villasante

Gracias a esta efeméride Ozzy se ha granjeado un artículo en profundidad obra de Mariano Muniesa, quien analiza este primer trabajo de The Madman, en La Heavy 424. Junto a este, Kirk Hammett (Metallica), Dee Snider, Finntroll o Napalm Death componen el elenco de artistas y bandas a quienes hemos entrevistado. Además, recuerda que este número llega también con nombres como Avatar, Marilyn Manson, Seether, Pain of Salvation y muchos más. Puedes conseguir ya La Heavy 424 en el kiosko o vía online en nuestra tienda virtual.

¿Has visto ya la animación recién estrenada para la canción "Crazy Train"? Sigue siendo el tema más famoso de su carrera como solista y, para muchos seguidores, también el mejor.

El vídeo sido la forma en que Ozzy Osbourne y su entorno han conmemorado el cuadragésimo aniversario de la publicación de 'Blizzard of Ozz'.

Redacción
Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

4 comentarios

  • Gmoore dice:

    Hay discos que no se discuten, y este es uno de ellos. Maravilla de principio a fin.

  • Juandie dice:

    Extenso y cojonudo resumen hacia el debut de OZZY OSBOURNE y sus pedazos de músicos en su 40 aniversario. Me siento orgulloso de tener al igual que otros álbumes del MADMAN y sin duda es uno de sus mejores trabajos.

  • Jakob Von Breda dice:

    Soy superfan de Black Sabbath, pero Ozzy como solista nunca me gustó. El primer disco de Ozzy vs Heaven and hell, H.A.H. se lo lleva de calle. Poco tiempo después ambas agrupaciones sacaron un doble album en vivo, y el live evil se lleva por mucho al disco Ozzy. El legendario sonido Sabbath siguió sin Ozzy, y Osbourne no sonó a Sabbath.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.