skirl
tadini
psychic equalizer
carmen molina
los ruidos
brunhilde

Metallica, Madrid 18/06/1993: El dios del trueno y el tonto del bocadillo

Blog: Juan Destroyer

18 junio, 2020 7:44 pm Publicado por  16 Comentarios

Impresionante escenario. Foto: Antonio López.

Hoy se cumplen 27 años del concierto de Metallica en el Estadio del Rayo Vallecano, en Madrid. Aquel 18 de junio de 1993, el dios del trueno se alió con los cuatro jinetes del apocalipsis para inmortalizar en nuestras retinas una noche épica como pocas se han vivido en la capital.

Ya había llovido por la tarde, antes de que empezara el concierto de The Cult. Hoy en día cuesta creerlo, pero a principios de los años 90, las barreras entre géneros aún estaban muy marcadas incluso dentro de nuestro propio rollo. Entre los metaleros más cerriles, el que abriera el concierto una banda de hard rock fue visto con antipatía, hasta el punto que unos cuantos descerebrados empañaron su actuación dedicándose a tirarles vasos. El grupo aguantó el tipo con profesionalidad, pero cuando lo que cayó cerca de Ian Astbury fue un bocadillo, el cantante no pudo morderse la lengua. “No tratéis la comida como si fuera mierda, hay mucha gente que se muere de hambre”. Antológico zasca.

Otra chupa de agua precedió la salida al escenario de Suicidal Tendencies. Un frenético Mike Muir se llevó al público de calle, y destacó también la excelsa técnica del bajista de la banda, un chicano que soltó un “¡Tu madre!” antes de arrancar “I Saw Your Mommy”. Su nombre, Robert Trujillo

3.800 pesetas, unos 23€, costó la entrada del concierto en aquel Nowhere Else To Roam Tour, una cifra irrisoria en comparación con el precio actual de las entradas y de la vida, pero todo un pastizal en aquella época.

Metallica llegó en plenitud de facultades, haciendo que no dolieran a la postre los casi cuatro “tolfos” apoquinados. La producción escénica también era de altura, con el snakepit que concibieron para aquella gira que parecía que no fuera a tener fin y las pasarelas que se prolongaban hasta la pista, acercando a grupo y público.

El fragor de la música se impuso al estrépito de los truenos, y el concierto en Vallecas dejó un momento para el recuerdo durante “For Whom the Bell Tolls”. Un Hetfield empadado canta el verso “Take a look to the sky just before you die, is the last time you will” (“Echa un vistazo al cielo justo antes de morir, es la última vez que lo harás”), y en el preciso instante en que la banda hace la parada en seco y el escenario se queda a oscuras, un relámpago atraviesa el cielo, ofreciendo efectos especiales de ensueño y provocando el paroxismo de todos aquellos que nos dimos cuenta. Durante un par de segundos, 1:23:10 en el vídeo incrustado en la zona inferior de este artículo, se pueden oír nuestros eufóricos gritos antes de que el grupo vuelva a arremeter con el tema.

Mi compañero Mariano Muniesa, que tampoco se perdió aquel épico concierto, recuerda así la actuación en este vídeo.

@JuanDestroyerMR
@juandestroyeroficial
@juandestroyerRock

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Categorizado en: , , , ,

Esta entrada fue escrita por Juan Destroyer

16 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.