64 nudos
icaro
motores
psychic equalizer
kutxi romero
gallos

Hermana Furia nos invita a la escucha de “Todo mal”, su disco debut

16 enero, 2021 7:22 pm Publicado por  2 Comentarios

A pesar de los tiempos duros de pandemia todavía queda algo de espacio para la música, y es obligado apoyar de manera incondicional a nuestros músicos y la escena que todavía sigue con ilusiones. Hay cabida para nuevos proyectos y propuestas musicales realmente interesantes y frescas  como Hermana Furia.

Hemos tenido la oportunidad de hacer una escucha de su primer trabajo, ‘Todo mal’, que saldrá proximamente y en donde nos encontramos a un músico versatil y creativo como es Edu Molina (SCR, Tomacos e infinidad de producciones musicales).

Solo conocía a Hermana Furia por el aniversario de la casa discográfica Entrebotones, donde en una céntrica sala madrileña nos presentaron varias de sus bandas. Hermana Furia, que estaba en ese momento en pleno nacimiento, presenta igualdad de género en sus miembros (dos chicas y dos chicos) sonando de manera cruda, potente y con muchos matices musicales, con lo cual estaba muy claro que no me iba a perder la escucha de su primer disco. Un proyecto brillante con voz femenina al frente que consigue atraparte desde el primer acorde.

Nos sentamos delante de la mesa del estudio recién adquirido por Edu Molina en plena Vallekas, quien dio al botón del play. ¿Qué nos encontramos? Comenzamos a desgranar tema a tema…

De entrada, el primer corte  nos engancha de manera instantánea con sonidos guitarreros heredados de vibraciones puramente glam con un aire muy fresco para una composición de título “Grita con furia”. Un himno de puro rock and roll con pinceladas de cáracter industrial que, sin darnos tregua, nos lleva a “Morse”, el siguiente tema en, caer donde nos encontramos más matices musicales dentro del mismo con una melodía tremendamente marcada que se te queda clavada en el cerebro, con unos coros Stonianos que me recuerdan al clásico “Simpathy for the Devil” y unas guitarras muy setenteras.

Solo dos temas y uno ya tiene muy claro que va a ser uno de los mejores discos del momento en que vea la luz (todavía no hay fecha para que salga de manera oficial). “Soy La tormenta” explota en nuestra cabeza con mucha fuerza, un tema denso, cercano a los primigenios Sabbath, que se inicia con unos acordes con cierto sabor funky que sin duda son refrescantes y a la vez suenan de manera contundente. Entronca de manera perfecta con “Locos”, uno de mis cortes favoritos del disco que nos presenta un sonido más directo con guitarras muy contundentes. Al igual que el resto de los temas la melodía lleva las riendas y es muy marcada.

El disco sorprende en cada canción que escuchamos ya que son composiciones realmente complejas y con un sabor musical fantástico que te recuerda a muchos sonidos y bandas, pero siempre añadiendo una marca propia que hace a este proyecto realmente formidable, como lo muestra especialmente uno de los temas que más me gustó por su intensidad: “Salem”. Con un inicio de piano que me recuerda muchísimo a obras como “Killer Queen” de Queen y que te va envolviendo lentamente de manera oscura. Sencillamente brillante, lleno de fuerza. Aun siendo un medio tiempo potente, creo que va a conectar y gustar a todo el mundo de una manera muy especial.

Todavía nos quedan más balas por disparar y “Pie fuera” nos trae un inicio de corte funky para llevarnos a guitarras  muy directas, setenteteras, y a la vez con ciertas pinceladas psicodélicas y pasajes densos y llenos de fuerza. Una maravilla de canción, al igual que el resto de ellas, pero que sin duda necesitan varias escuchas para sacarles todo el jugo que tienen y la gran cantidad de detalles musicales. Como en “Dame vida”, que te sorprende por un inicio lleno de sensualidad (tanto musicalmente como por la voz principal) y que nos introduce en senderos musicales más oscuros y densos con guitarras muy crudas, al igual que “Espiral” que todavía en más bruto, directo y seco, con un espíritu musical heredado de nombres como Rage Against The Machine.

Ya va quedando poco para terminar este disco. ‘Todo mal’ me tiene absolutamente fascinado, así que sigo disfrutando con las siguientes composiciones en sonar. “Noche en vela” nos muestra una cara llena de fuerza, donde las guitarras estan muy presentes pero desde un punto más bailable o un pop más modern, combinado con matices de sonido stoner e incluso algunos pasajes donde las seis cuerdas me recuerdan a Thin Lizzy, para a continuación zambullirnos en “Estoy aquí”, donde el sonido se vuelve todavía más modern, conectado en ciertos momentos con los tremendos Kraftwerk. El final con “Vidas de cristal” nos devuelve al sonido más contundente y lleno de fuerza. Sin duda, un álbum formidable que tengo ganas de tener ya en mis manos.

Texto y foto: Charly Rock and Roll

Etiquetas: , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.