john conde
reylobo
Gernika Fest
estereofitos

Entrevistas |Aitor y Tito (Playa 4)

«La pandemia ha cambiado mucho la forma de ver el mundo»

Por: Borja Díaz

La experiencia del confinamiento ha transformado por completo nuestras costumbres y hasta la visión de las cosas. Era cuestión de tiempo que algún grupo diera un paso al frente y relatara desde su punto de vista todas las sensaciones que nos han dominado desde marzo de 2020. De eso va un poco ‘Tiempo de perros’, el sincero testimonio de este proyecto a caballo entre Asturias y Madrid. El vocalista Aitor y el guitarrista Tito atienden a las preguntas de Borja Díaz

Ponednos un poco en situación. ¿Cómo surge el grupo?

(T) “Tomando unas cervezas Aitor me habló de sus canciones y de que quería formar un proyecto junto a mí. Y desde ahí convencimos a Diego y Garcy para unirse”.

(A) “Todos teníamos proyectos separados y creímos que esta banda debía darse antes o después…y de ahí nacimos”.

‘Tiempo de perros’ es un reflejo de lo vivido en 2020. ¿Qué vamos a encontrar ahí?

(A) “Este disco tiene pinceladas de toda la montaña rusa que hemos vivido desde marzo de 2020. Hay momentos de rabia, de ansiedad, de esperanza, de sueños… y un poco de crítica hacia los políticos”.

(T) “También hay alegría, ganas de fiesta y rock. Mucho rock, ska, rock progresivo…”.

Las canciones estaban compuestas para ser en acústico. ¿A qué se debe este cambio?

(A) “Salvo “Seremos libres de nuevo”, todas las canciones son mías. He sido cantautor (y aún me siento así) y estaban escritas para ese mundillo. Pero el rock que se vive por el occidente asturiano era idóneo para reestructurar estas letras y llevarlas a un lugar y sonidos distintos, que creemos que también nos hace especiales”.

A modo de bonus track incluís la versión acústica de “Noa”, que parece casi el esqueleto de la misma. ¿Antes de su conversión al eléctrico los temas eran así?

(A) “Noa” es una canción muy simbólica. La escribí para mi sobrina, que nació una semana antes de comenzar el estado de alarma. Es una de las cosas positivas que tuvo 2020, y estaba compuesta para ser en un futuro tal y como la grabamos en eléctrico. Pero la versión acústica, en concreto, se grabó así como recuerdo a lo que compuse al inicio en casa con guitarra y voz”.

Le habéis querido dar sentido hasta a la portada, reflejando el caos que hemos vivido y la contraportada siendo la esperanza. ¿Sois de cuidar mucho todos los detalles en ese sentido?

(T) “Yo al menos sí. Cuando creas algo, tiene que haber una explicación de por qué es así”.

(A) “La pandemia ha cambiado mucho la forma de ver el mundo, la fragilidad, el caos o la forma de concebir la esperanza y la felicidad. En la portada quisimos mostrar ese universo caótico que hay en la mente de cada persona cuando ves que todo lo que conoces se va descomponiendo; la contraportada es ese halo de luz que sabes que viene detrás, el futuro que nos queda por vivir”.

Aunque el rock es la nota predominante, hay mucha variedad. Ska, sonidos más alternativos, toques oscuros… ¿Os gusta experimentar con vuestro estilo?

(T) “Yo hago los arreglos y gran parte de la música. Quise plasmar en cada letra de Aitor lo que me pedía el cuerpo y experimentar. Si hay ska o sonidos oscuros es porque la letra lo pide, o simplemente porque se ve”.

(A) “El rock es la base de nuestra música, pero hay muchísimas influencias y géneros que nos llaman la atención. Por supuesto que nos gusta experimentar, ver nuestros límites y seguir viendo hasta dónde seremos capaces de llegar en nuestra siguiente aventura”.

Hacéis una versión divertida del “Rockin’ In The Free World”, aunque no está exenta de crítica. ¿Por qué la elegís?

(T) “Sinceramente, a mí siempre me gustó ese tema y hacía poco que había estado escuchando “Rap, soda y bohemia”, de Molotov. Propuse hacer una versión de este tema y surgió”.

(A) “Vimos que podía ser adaptable a una letra crítica y divertida. Hemos estado viendo durante meses cómo los políticos se tiran los trastos a la cabeza en vez de intentar arreglar el panorama juntos, hemos leído muchísimas noticias negativas que no hacían más que hundir la moral de la gente… Bastante tiene ya cada persona con sus problemas como para estar recibiendo la misma matraca día tras día. Al final, nuestra versión “Freeway” lo único que pide es ser libre”.

 En “Seremos libres de nuevo” nos dejáis un mensaje positivo. ¿Queríais que tras todo lo vivido quedase esa sensación?

(T) Cuando escribí esa canción fue en pleno confinamiento, lloviendo a mares todo el día en Asturias… Después de pasar toda esta mierda, analizas y ves que todo pasa tarde o temprano. Solo hay que buscar la libertad y lo que anhelas. Este es nuestro mundo, lucha constante y sobrevivir. Y si nos quitan la sonrisa, los amigos o la familia, no nos queda nada. Así que creo que es un tema para la gente que lo ve todo negro. Hay luz al final del camino”.

Redacción
Etiquetas: , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.