bones factory 2
magictostadora
dragonfly
swimming in a pan
lady tattoo
zalez
soul teller
grimner
beyond dystopia
haches
javier rodriguez jimenez

Entrevistas |Dimitri Coats (Off!)

«Hacer una película es uno de los grandes desafíos de mi vida»

Por: Alfredo Villaescusa

Foto: Jeff Forney.

Deberían haber recalado en nuestro país la primera semana de octubre, pero en un reciente comunicado el grupo posponía su gira por España hasta el próximo año. Por lo menos podemos mitigar la espera con su reciente tercer álbum ‘Free LSD’, un ambicioso trabajo que en un principio estaba concebido como la banda sonora de un filme de ciencia ficción muy chalado. Una de las mitades imprescindibles del proyecto, el guitarrista Dimitri Coats, contacta con Alfredo Villaescusa antes de conocerse la mala noticia. ¡Preparémonos para un viaje de órdago!

¿Por qué el título de ‘Free LSD’? ¿Drogas para todos?

“Hace referencia al nombre de una canción y además nos pareció buena idea llamar así al disco, porque era algo provocador y que puede significar varias cosas. ¡Simplemente nos gustaba!”.

Es vuestra primera obra en ocho años. ¿Qué ha sucedido en todo este tiempo?

“Keith (Morris, cantante de Circle Jerks o Black Flag) y yo hemos mantenido en marcha este proyecto desde hace mucho tiempo. Componer un disco que sea la banda sonora de un filme futurista no es una tarea nada sencilla, por lo que ese proceso nos llevó un periodo largo. Luego además tuvimos que buscar una nueva sección rítmica y en eso también anduvimos ocupados”.

Supongo que sería complicado encontrar sustitutos a la altura de gente tan relevante en la escena como Steven Shane McDonald (Redd Kross) o Mario Rubalcaba (Rocket from the Crypt)…

“El bajista era un gran amigo mío, además de ser muy fan de Off!, y tocaba en una banda llamada …And You Will Know Us by the Trail of Dead. Habíamos cruzado nuestros caminos varias veces, a él le encantaba lo que hacíamos y tenía la sensación de que sería adecuado para la banda. Entonces Metallica nos pidió hacer una versión de ‘The Black Album’ para un proyecto conocido como ‘The Metallica Blacklist’ y nos faltaba batería. Por suerte, el bajista Autry conocía a Justin de haber coincidido en el grupo Thundercat, pero él provenía del mundo del jazz y no estábamos seguros si le interesaría el proyecto. Le preguntamos y se lanzó de cabeza a por ello. Lo cierto es que Thundercat, que en realidad es un tipo que se llama Stephen, había estado antes en Suicidal Tendencies, un dato que le encantaba a Justin, porque nunca tuvo la oportunidad de estar en una banda agresiva de verdad. Por eso cuando se lo propusimos estaba muy emocionado al respecto y no solo tocó en la canción de Metallica, sino que también participó en el material que estábamos preparando. El resultado fue explosivo”.

Tú y Keith os soléis ocupar de la composición, ¿cambió la manera de trabajar esta vez?

“Sí, queríamos experimentar y hacer cosas que no hubiéramos hecho en anteriores lanzamientos. Los discos previos estaban bien, pero era la hora de seguir adelante y explorar otros estilos. Tomamos la decisión consciente de enfocar cada aspecto creativo de una manera diferente y no repetirnos. Queríamos adentrarnos en un nuevo territorio y descubrir un nuevo sonido. Para ello afiné mi guitarra de una forma distinta y compuse letras con un método distinto al de otras veces. Antes solíamos adoptar un enfoque más político, ya que hojeábamos los periódicos y siempre nos salía alguna idea, ahora nos concentramos más en las cosas que suceden entre bambalinas”.

Quizás lo que más llame la atención sean esos interludios con saxofón que habéis colado entre canción y canción. ¿Cómo surgieron?

“Empecé a experimentar con algunos aparatos electrónicos inspirado por bandas industriales primigenias como Throbbing Gristle o Bastard Noise, entre otras. Luego cuando Justin entró en la banda supe que tenía algunas grabaciones de jazz, por lo que me metí un poco en ese mundo. Teníamos además un amigo llamado Jon Wahl de un grupo llamado Claw Hammer que tocaba el saxofón a la manera free jazz y nos pareció que era una interesante combinación. Pasamos un día entero improvisando sobre los muros de ruido que había creado previamente y nos salieron diferentes cosas, así que las grabamos de la misma y listo”.

Volvemos a contar otra vez 16 temas, al igual que en los discos anteriores. ¿Hay una fijación con esto, no?

“Bueno, en realidad tenemos 20, si contamos los cuatro interludios con saxofón (risas), pero sé a lo que te refieres. Te juro que no estaba para nada planeado, simplemente nos salió así”.

¿La escasa duración de las composiciones es para no perder el enfoque?

“El caso es que tocamos muy rápido (risas). ¡Nos quedan siempre muy cortas!”.

Señalaría a “War Above Los Angeles” como una de las piedras angulares de ‘Free LSD’. ¿Cómo se originó?

“Lo cierto es que me resulta complicado quedarme con un tema en concreto, ya que cada uno cuenta su parte de la historia. Cuando escuchas el disco, te das cuenta de que se trata de una experiencia para disfrutar del tirón, puesto que a veces es difícil determinar cuándo empieza y cuándo termina una canción, todo ello forma parte del viaje que queremos proponer a la gente. El título hace alusión a un hecho que sucedió en Los Ángeles, se observaron varios objetos volantes no identificados encima de la ciudad allá por los años 50 y se llamó a aquello “La gran incursión aérea sobre Los Ángeles” o algo similar. El Gobierno pensó que los Estados Unidos estaban siendo atacados porque estaban alrededor de la ciudad, luego se descubrió que quizás podrían haber sido globos aerostáticos, pero nosotros jugamos con la idea de que eran ovnis. El misterio todavía permanece”.

¿Qué hay de “Muddy The Waters”? ¿Un guiño al blues?

“No exactamente, pero nos gusta Muddy Waters, sí”.

Y en “Worst Is Yet To Come” (ndr: lo peor está por llegar) no apeláis precisamente al optimismo…

“Creo que en el mundo están sucediendo cosas horribles, pero como seres humanos conseguimos darle la vuelta a eso, ya que estamos cansados de ver noticias al respecto. Es una capacidad absorbente que tenemos, al margen de que todo vaya a peor en esos momentos”.

La idea original era acompañar ‘Free LSD’ con una película, ¿qué pasó al final con el filme?

“Pues lo terminamos y ahora se está editando. Tenemos previsto estrenarla a comienzos de 2023. Queríamos hacer la banda sonora para una película rara de ciencia ficción, pero este enfoque nos abrió la mente para afrontar la música de una manera bastante diferente”.

En 2019 anunciasteis un proyecto cinematográfico llamado “Watermelon”, ¿era lo mismo o se trataba de otra cosa?

“Eso fue la base sobre la que se construyó lo que acabaría siendo la película de la que estamos hablando”.

¿Cómo afrontaréis los conciertos de la gira?

“Serán nuestros primeros conciertos con la nueva formación en los que básicamente tocaremos todo el álbum entero y algunas otras canciones, por lo que será algo muy emocionante para nosotros. Estamos convencidos de que en España nos recibirá una gran multitud, así que lo esperamos con ganas”.

¿Os centraréis entonces en el último disco?

“Habrá canciones de los tres álbumes de Off!, aunque daremos más importancia al material más reciente, ya que en eso estamos ahora”.

Ya hemos mencionado antes la versión que hicisteis para ‘The Metallica Blacklist’, ¿por qué os decantasteis por “Holier Than Thou”?

“De todos los temas de ‘The Black Album’ era el que veíamos con más posibilidades de llevar a nuestro propio terreno, tanto a nivel musical como por la letra. Conocimos a Lars una vez que vino con su familia a vernos tocar en Oakland, California, y fue muy simpático”.

La portada del disco me parece muy original, es casi como una viñeta cómica…

“Está muy en la línea de Raymond Pettibon, un artista que forma una parte muy importante de lo que queremos expresar a nivel visual y que es de los más relevantes del mundo en su ámbito. Tenemos mucha suerte de que nos haya apoyado de esa manera. Su trabajo combina sarcasmo, humor y belleza”.

La música de Off! ha aparecido en el videojuego ‘Grand Theft Auto’, ¿sois un poco frikis?

“Bueno, yo juego al pinball (risas). La verdad es que yo personalmente no estoy metido mucho en ese campo, pero mis hijos sí”.

¿Recuerdas cómo surgió el nombre de Off!?

“Fue algo bastante premeditado en el sentido de que hiciera alusión de alguna manera al pasado de Keith. Me acuerdo de estar mirando pósters, revistas y varias cosas, los nombres que nos gustaban ya estaban cogidos, así que nos quedamos con Off!” (risas).

¿Tardaréis ocho años en sacar otro álbum?

“Hemos hablado de editar un EP en algún momento del próximo año, ya que grabamos un buen puñado de canciones y unas cuantas se quedaron fuera del disco. Seguirán teniendo que ver con la misma temática. De hecho, hay un corte que aparece en la película que no está en el disco sino en el EP”.

Formaste parte de un grupo llamado Ten Commandos junto a los miembros de Soundgarden Matt Cameron y Ben Shepherd…

“Sí, eso fue para un disco en el que también estaba Alain Johannes de Queens of the Stone Age, Them Crooked Vultures… Es un músico increíble. Nos juntamos los cuatro en un par de ocasiones y todos participamos escribiendo temas. Fue una de las mejores experiencias de mi vida, ya que era muy fan de Soundgarden”.

Por último, ¿qué planes tienes para el futuro?

“Ahora mismo estoy muy ocupado con todo lo que rodea a la película, puesto que soy uno de sus principales responsables, aparte de productor. Hacer una película es uno de los grandes desafíos de mi vida. Y luego también soy mánager, llevo por ejemplo a Circle Jerks, así que tampoco me queda mucho tiempo libre. Cuando tengo un rato, compongo canciones por mi cuenta, que algún día editaré y nadie les prestará atención (risas), pero serán muy importantes para mí”.

Alfredo Villaescusa
Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Alfredo Villaescusa

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *