guadaña octubre
leize a new label
jorge salan
jl saiz
haches a new label
frack carducci
puente rock 2021
eyrem
wild freedom
mar de fondo
higgs
hyde xxi
sodom
fausto taranto
escuela de rock de palencia

Entrevistas |Johanna Sadonis y Nicke Andersson (Lucifer)

«Nunca he visto a Jesucristo representado como una mujer»

Por: Alfredo Villaescusa

Cuando se encuentra la fórmula adecuada, quizás lo mejor sea perseverar en esa receta y tratar de pillar el punto a los respectivos ingredientes. Una muestra de esto podría ser el último trabajo de estos suecos llamado ‘IV’ que sigue apelando a lo atemporal y a reputadas luminarias setenteras como Fleetwood Mac, Black Sabbath o Heart. Con su esperada gira peninsular del próximo año en el horizonte (19 de mayo Barcelona, 20 Murcia, 21 Madrid y 22 Bilbao), la vocalista Johanna Sadonis y el batería Nicke Andersson dejan entrar en su mundo añejo de sombras a Alfredo Villaescusa.

No os soléis comer mucho la cabeza con los títulos de los discos, ¿es un guiño a la vieja escuela?

(N) “Bueno, el caso es que nos planteamos seriamente el tema, el anterior álbum se llamaba ‘III’, así que pensamos que ‘IV’ podría funcionar” (risas).

(J) “Lo de utilizar los números resultaba muy habitual en los setenta, tenemos a Led Zeppelin como ejemplo, y luego en los noventa, en mi época adolescente, también era muy común que eso apareciera en los discos de música dance. A nosotros nos facilita mucho las cosas”.

Creo que es la primera vez que grabáis un trabajo en tan poco tiempo, ¿influyó la pandemia?

(N) “Sí, por supuesto, como no podíamos estar en la carretera, eso nos permitió ir más deprisa”.

(J) “En la zona donde vivimos tenemos el lujo de contar con el estudio de Nicke. Normalmente solemos viajar bastante y nos cuesta encontrar hueco para grabar, pero gracias al Covid dispusimos de un montón de tiempo libre. Las dos cosas más importantes para una banda son girar y entrar al estudio, por lo que si no puedes hacer alguna de las dos, es normal dedicar más espacio a la otra”.

Diría que este álbum es algo más oscuro que ‘III’, ¿no os parece?

(J) “Es complicado para nosotros apreciar algo así, aunque yo afirmaría que existe tanta oscuridad en este álbum como en el anterior”.

(N) “Como Johanna ha dicho, no son cosas que nos solamos plantear al hacer un disco. Recuerdo que cuando salió ‘III’ había gente que también decía que era más oscuro que el anterior, otros que era menos oscuro…(risas). Sea como fuere, a nosotros eso no nos importa demasiado, la música pertenece al individuo que la experimenta, nosotros lo hacemos de una determinada manera y seguramente no coincida con la tuya, pero ambas son igual de válidas”.

Tengo entendido que en esta ocasión la composición fue un proyecto más colaborativo…

(J) “Sí, en ‘III’ la mayor parte del peso recayó sobre Nicke y yo, mientras que esta vez nuestro guitarrista Linus aportó dos canciones y Martin, el otro guitarrista, se ocupó por completo de “The Funeral Pyre”. Yo, por mi parte, también compuse algún tema en solitario, una experiencia que era totalmente nueva para mí”.

¿Hay algo que unifique a las letras de ‘IV’?

(J) “No, aunque en Lucifer al final siempre acabamos abordando temas parecidos. Supongo que nuestras canciones suelen girar alrededor del amor, la muerte, el sentimiento de pérdida o los cementerios, cosas que me afectan o han afectado a gente que conozco. Nunca optamos por un concepto cerrado, sino que se trata de algo más flotante”.

(N) “Yo diría que Lucifer sería una especie de concepto en sí mismo y eso no implica que tenga que permanecer intacto de álbum a álbum, cambian algunas cosas, pero siempre se mantienen bajo el paraguas de Lucifer. Nosotros sabemos de lo que hablamos, pero es complicado de explicar…”.

(J) “Es como una piscina gigante de influencias diferentes o incluso una gran ensalada en la que pones mucho heavy rock de los setenta, algo de doom o rock sureño, Black Sabbath, Pentagram…”.

En el vídeo de “Bring Me His Head” nos encontramos un homenaje a ‘Carrie’, todo un clásico del cine de terror…

(J) “Sí, es una influencia muy importante tanto para Nicke como para mí”.

Y también parece cargada de simbolismo esa portada en la que  crucifican a Johanna…

(J) “Se supone que se trata de una bruja clavada en la cruz. Muchas mujeres todavía tienen que lidiar con el sexismo presente en el mundo, esa portada simboliza, por una parte, esa lucha diaria, y al mismo tiempo, un acto de desafío hacia todos aquellos que intentaron hundirme en el pasado. Pero no quería que se centrara la atención solo en mí, imaginé que se convertiría en una imagen provocadora que golpearía a la gente en las tiendas de discos. Creo que siempre es bueno suscitar preguntas a través de la música, nunca he visto a Jesucristo representado como una mujer en la portada de ningún disco”.

¿Creéis que el machismo todavía posee fuerza en pleno siglo XXI?

(N) “Sí, en determinadas circunstancias se convierte en algo demasiado obvio. Ahora las cosas son mejores que en los años setenta, no cabe duda, pero todavía nos queda un largo camino por recorrer. Se producen pequeños avances, pero a veces desearíamos que no se demorara tanto el proceso”.

(J) “En efecto, todavía hay muchas mujeres a las que se les paga diferente salario que a los hombres. Está claro que yo solo puedo hablar por mi propia experiencia, pero tengo la sensación de que por ser mujer se me exige el doble en el mundo de la música. Y luego también en redes sociales todavía puedes encontrarte asquerosos comentarios sexistas, esto último lo experimento todo el tiempo, eliminar y bloquear se ha convertido en una rutina diaria, es muy molesto, en serio”.

(N) “Y supongo que lo que dice Johanna se podría aplicar a cualquier mujer, es increíble que aún ocurran ese tipo de cosas en 2021. Por supuesto que todavía nos queda camino por recorrer como sociedad”.

Ya habéis mencionado antes que soléis girar bastante, ¿ayuda esto a convertirse en una mejor banda?

(N) “Claro, para mejorar no queda otra que tocar más (risas). Da igual que te pases en el local de ensayo las veinticuatro horas, eso no va a ser ni siquiera parecido a lo que se siente cuando tocas en directo”.

Participasteis en un crucero de Kiss, ¿cómo resultó aquello?

(J) “Pues fue muy divertido y profundamente americano (risas). Había buffet libre todo el día, mucha comida…En este tipo de sitios se suelen hacer varias paradas para que la gente explore diferentes zonas y así funciona la cosa. En uno de esos descansos logramos ver a Paul Stanley, él nos miró y levantó el pulgar en señal de aprobación, eso fue lo más cerca que pudimos estar de Kiss” (risas).

El próximo mayo andaréis por la península, ¿con ganas?

(N) “Claro, es la segunda vez que hemos pospuesto esa gira. Estamos deseando ir para allí, será impresionante”.

(J) “Para mí es algo especial, porque otras veces que he estado en España ha sido como encargada del merchandising de Imperial State Electric o como turista. Al vivir en Suecia siempre hace ilusión girar por otro país”.

El anterior trabajo salió al principio de la pandemia, ¿le dedicaréis espacio en el repertorio?

(N) “Por supuesto, solo llegamos a hacer un concierto para presentarlo hace pocos meses, eso ha sido todo lo que hemos tocado en año y pico. Tocaremos temas de todos los discos, pero tal vez nos centremos más en ‘III’ y ‘IV’”.

¿Y cómo fue ese primer bolo después de tanto tiempo?

(N) “Estábamos algo oxidados, nos lo pasamos genial, pero necesitamos tocar más” (risas).

Sacasteis en junio el single “Gone With The Wind Is My Love” junto a Elin Larsson de Blues Pills, ¿qué relación os une con ella?

(J) “Es genial, cantó incluso en nuestra boda. La conozco desde hace diez años, por lo que era cuestión de tiempo que acabáramos haciendo algo juntas”.

Distinguiría en el grupo dos periodos muy diferentes, antes de la entrada de Nicke y después…

(J) “La química entre compositores cambia por completo la música. Eso lo puedes ver en bandas tipo Fleetwood Mac, no tiene nada que ver el sonido de la época de Peter Green con el momento en que entraron Stevie Nicks y Lindsey Buckingham. Creo que en el primer disco de Lucifer los ingredientes seguían siendo los mismos, pero la proporción era diferente, había más doom y quizás menos heavy rock o rock sureño”.

(N) “Si cogemos una canción de The Hellacopters y la tocamos con Imperial State Electric, el sonido será completamente diferente, incluso aunque yo cante. El hecho de incorporar a gente distinta siempre añade otro toque o perspectiva a los temas”.

Justo iba a preguntarte por el próximo disco de The Hellacopters, ¿me puedes contar algo?

(N) “No (risas). No, en serio, ahí seguimos, algo sucederá dentro de poco. No podemos hablar sobre eso todavía”.

Durante la pandemia hemos tenido que soportar conciertos con sillas porque era la única forma en que las autoridades dejaran celebrarlos, ¿qué os parece este formato?

(N) “Bueno, yo preferiría que la gente estuviera de pie y pudiera hacer lo que le diera la gana, pero puestos a elegir, preferiría tocar ante un público sentado que no tocar en absoluto. Creo que tendremos que aprender a comportarnos de nuevo, porque no solo los grupos estarán oxidados, también los fieles lo estarán, no sabrán muy bien cómo reaccionar” (risas).

(J) “El caso es que anoche leí un artículo de un periodista alemán sobre la primera noche de fiesta en Dinamarca. El tipo fue a las zonas de marcha y preguntó a los estudiantes y una chica respondió: “Es todo muy raro, no sé si seré capaz de volver a bailar otra vez” (risas). Supongo que nos llevará todavía un tiempo acostumbrarnos a todo de nuevo”.

Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Alfredo Villaescusa

3 comentarios

  • Juandie dice:

    Rockeros y potentes ambos temas y videoclips que no estan nada mal para el nuevo álbum de los suecos LUCIFER. Y es que donda esta el gran Nick Royale la calidad esta asegurada.

  • Gorgi dice:

    Yo tampoco he visto a la virgen representada por un hombre en la portada de un disco,ya puestos a decir gilipolleces

  • Anónimo dice:

    Estos suecos son re boludos una bosta y la portada pura publicidad hoy en día esta de moda. La verdad su música no me aporta mucho. Me quedo siempre con las influencias musicales citadas. Es una pena pero ya está todo inventado. No hay originalidad en la banda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.