kelevra
Gernika Fest
adamantia
duro
fantactels
wrathnoise
four trips ahead
bow
aie
Deskarria2
escuela de rock de palencia
tridente
láudano
reciclaje

Entrevistas |Tatiana Shmaylyuk (Jinjer)

«Cantar Bob Marley con voces guturales sería como orinar en la tumba de algún rockero famoso»

Por: Hernán Osuna

Jinjer | Foto: Alina Chernohor

Antes de la presentación de Jinjer en Fuengirola este sábado 28 de agosto, como parte del Metal Paradise Fest (compartirán escenario junto a Kreator, Crisix, Saurom y Lèpoka), la vocalista Tatiana Shmaylyuk dialogó con MariskalRock sobre la potencia colosal de ‘Wallflowers’, el último disco de la banda. Si quieres saber cómo cabrearse después de una entrevista en la televisión ucraniana fue la inspiración para uno de los temas del nuevo LP o por qué la cantante –confesa fan del reggae- no entonaría ni de coña un clásico de Bob Marley con voces guturales, no te pierdas esta entrevista que Hernán Osuna le realizó a la nacida en la ciudad de Górlovka hace ya 34 años.


Hola Tatiana, ¿cómo estás? Felicitaciones por el nuevo material. A propósito de ello, ¿fue ‘Wallflowers’ una experiencia terapéutica, una manera de sacar afuera toda la frustración que trajo consigo la pandemia?

“Primero que todo, debería decir que la pandemia sencillamente nos dio tiempo precioso para escribir este álbum. De todas formas, si bien la situación influyó de alguna forma, en el disco hablamos de los problemas de la humanidad, pero de un modo personal. No tratamos el tema de los desastres ambientales o de las guerras ni de la pandemia, no. En todo caso, la pandemia me dio la oportunidad de pensar y repensar sobre mis propios problemas y aquellos que continúan latentes en el mundo”.

A diferencia de ‘Macro’, el álbum que editasteis en 2019, cuya composición se dio principalmente entre viajes, pruebas de sonido y vans de gira, en esta oportunidad tuvisteis mucho más tiempo para procesar todo el material. ¿Sientes que la banda se enriqueció en ese sentido?

“Sí, por supuesto. Tuvimos el regalo del tiempo, más allá de todo lo que conllevó el confinamiento y la pandemia en general”.

Jinjer en el Festival Alcatraz de Kotrijk (Bélgica), 2021 | Foto: Hughes Vanhoucke

Nuevamente grabasteis en los Kaska Records Studios de Kiev junto al productor Max Morton. ¿Qué os pidió como banda? ¿Cuáles fueron los nuevos desafíos y objetivos?

“Por mi parte, puedo decir que es el álbum más heavy que hemos grabado hasta la fecha. El sonido es sumamente agresivo. Creo que trabajar de esta manera y lograr el resultado final con Wallflowers’ fue muy interesante para nosotros como músicos, y para Max Morton, ya que él también es un gran instrumentista. En lo que respecta a mí, hice las cosas de la misma manera que siempre: fui la última en sumarme al proceso de grabación. Mi forma de trabajar generalmente incluye cosas que tienen que ver con la improvisación y la experimentación”.

Eso es algo más característico del jazz, quizá, pero no tan típico en el heavy metal.

“Sí, la verdad es que improvisé cosas en casi todas las canciones. Salvo en temas como “Disclosure” o “Vortex”, en esos dos ya tenía todo planeado en lo que respecta a las líneas vocales. Sabía exactamente lo que debía hacer y qué decir. Pero el resto fue pura improvisación”.

El videoclip de “Vortex” tiene más de un millón ochocientas mil reproducciones hasta la fecha. ¿Qué tienes para decir al respecto? ¿Cómo te sientes?

(Risas). “No sé. No es algo a lo cual realmente le dé mi atención, pero debo decir que sí me sorprendió cuando me enteré que llegó al millón de reproducciones en la primera semana. Te agradezco y le agradezco a cada persona que se haya tomado el tiempo de ver el vídeo: la gente, sus parientes, sus perros (risas). Todos”.

“Disclosure” me pareció muy guay. La veo como una mezcla de Nirvana, Alice In Chains, rock alternativo y groove metal. ¿Qué puedes decir sobre esta pista? ¿De qué se trata?

“No eres el primer periodista que señala algo sobre este track y que me dice que le gusta. Muchísimas gracias. Te contaré sobre una situación puntual que fue la que llevó a la creación de las letras de la canción”.

Vale, cómo no.

“Bueno, a finales del mes de marzo realizamos una entrevista en la televisión ucraniana con un tío que suele dialogar con personalidades mediáticas de nuestro país. Realmente, cometimos un pequeño error al no chequear su canal de YouTube y ver algunas entrevistas. Es una persona conocida, así que al final tomamos la decisión de ir; yo estaba nerviosa porque nunca había estado allí ante las cámaras de televisión. Fue un completo desastre”.

¿Qué pasó?

“Este tío era la típica persona con el cerebro lavado y además se comportó de manera muy manipuladora y provocativa. Nos hizo algunas preguntas incómodas y su cara denotaba odio hacia nosotros. Es más, fue muy hipócrita porque nos decía: “No, no, estoy aquí con buen rollo”, pero su cara decía lo contrario. Podía sentir esa mala vibra y me puse furiosa interiormente”.

“Qué ganas de golpear a este gilipollas”. ¿Sentiste algo así?

“Jaja, sí. Estaba muy enojada, realmente quería levantarme de la silla y largarme de allí cuanto antes. Pero al final, cuando terminamos, solo se levantó y se fue: no saludó ni estrechó nuestras manos. Nada. Muy irrespetuoso. Quedé con mucha furia interior por tres días”.

Lo positivo es que pudiste canalizarlo en algo bueno y sano: una canción.

“Sí, después de unos días empecé a escribir las letras. Fue algo natural y puedo decir que este tío tuvo su logro, ya que fue la inspiración para una canción de Jinjer. Por otro lado, quizás el aire grunge de “Disclosure” tenga que ver con que fue escrita en abril y en ese momento todo el mundo está hablando de Nirvana y Kurt Cobain (Ndr: el músico se suicidó el 5 de abril de 1994, aunque hay teorías que planten que fue asesinado, y fue hallado tres días después). O también de Alice In Chains. Soy muy fan de esas dos bandas y a veces me pregunto: ¿Qué pasaría si Kurt Cobain o Layne Staley estuvieran vivos? ¿Cómo serían sus vidas en 2021?”

El álbum comienza con “Call Me a Symbol”, un track furioso, con hermosos blast beats a cargo del batería Vladislav “Vladi” Ulasevich. ¿Estabais pensando en Opeth a la hora de componer esta canción?

“El público español siempre nos recibe con el corazón abierto”

“¿Dices que suena tipo Opeth? No sé, para mí es algo que nunca hicimos previamente. Tiene una melodía muy de la Edad Media (Tatiana se pone a tararearla), como de una fiesta en la que caballeros y reyes danzan. Si suena a Opeth, guay. Al menos no suena a una banda de mierda (risas). Tomaré lo que dijiste como un cumplido”.

La música de Jinjer es muy agresiva y, para cantar adecuadamente, además de lo estrictamente técnico, debes estar relajada. ¿Realizas estiramientos o practicas yoga antes de subir al escenario?

“Realmente, no. Nuestro ejercicio físico es hacer tours constantemente y tocar día a día. Pero ahora, ya que no tengo mucho para hacer, comencé a practicar un poco de yoga. La verdad es que no me disgusta. Siempre trato de hacer cosas nuevas y me gusta seguir algunos vídeos de YouTube. Con respecto a los tours, los camerinos no son muy grandes, a veces no hay espacio ni para las guitarras, así que no se puede hacer mucho. Pero vale decir que estoy intentando con el yoga, con el fin de crear un nuevo hábito. Cuesta un poco, soy perezosa a veces (risas)”.

El año pasado lanzasteis el disco en directo, ‘Alive in Melbourne ‘. ¿Qué evaluación haces de ese material?

“Mmm… Me olvidé un poco (risas). Lo que recuerdo es que aquel show fue jodidamente genial y tenemos ganas de volver a Australia. Sinceramente no miré el vídeo de ese show. Te contaré ese secreto: no suelo mirar filmaciones de nuestros shows. Trato de evitarlo. Pero lo bueno es que es parte de nuestra historia y quizá algún día vea todo eso y llore de manera nostálgica”.

Sé que eres fanática del reggae y que antes de Jinjer tuviste un grupo de ska, funk y reggae. Hay muchos discos recopilatorios que mezclan géneros, como Bossa n´ Stones o Vintage Reggae Café, en el que suenan temas pop en formato reggae. ¿Podemos imaginar a Tatiana Shmaylyuk cantando “No Woman, No Cry” en un recopilatorio reggae de Jinjer?

“No, ni de coña. Es uno de los grandes éxitos del reggae mundial y no creo que cantarlo con voces extremas sea una buena idea. No, no quisiera destrozar esta canción. Quizá podríamos algo hacer netamente de reggae nosotros mismos, pero cantar un cover de Bob Marley con voces guturales, no. Sería como ir a orinar en la tumba de algún rockero famoso. Demasiado irrespetuoso”.

Jinjer tocará este sábado 28 de agosto en el Metal Paradise Festival que se llevará a cabo durante dos días en Fuengirola. El año que viene también estaréis en el Leyendas del Rock. ¿Qué opinas de la audiencia española?

“El público español siempre nos recibe con el corazón abierto y de manera efusiva, así que espero estar ya ahí”.

Mantienes una relación con Alex López, el batería de Suicide Silence. Eugene Abdukhanov, el bajista, tiene un hijo. Vladislav Ulasevich también tiene una relación. ¿De qué manera lidian en Jinjer con las giras y el hecho de mantener vínculos estables?

“A estas alturas ya somos como un organismo propio. Todas y todos tenemos nuestras propias luchas personales y a veces tenemos algunos roces, pero lo resolvemos hablándolo y estrechándonos las manos. Somos como una familia que se ha fortalecido mucho a lo largo de los años. Y el hecho de haber crecido y vivido en la misma ciudad facilitó la conexión”.

Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Colaborador

2 comentarios

  • Juandie dice:

    Brutales ambos temas y videoclips para el nuevo álbum de los cojonudos JINJER impregnado de ese brutal Metalcore que solo ellos tan bien saben ejecutar.

  • Anónimo dice:

    Envidio al Baterista de Suicide Silence, tiene la dicha de tener una relación con la inigualable Tatiana, la amo, ojalá la valore ese wey

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.