guadaña octubre
jorge salan
puente rock 2021
eyrem
frack carducci
mar de fondo
higgs
hyde xxi
sodom
fausto taranto
escuela de rock de palencia
pipo & travelin\

Entrevistas |Dani Filth (Cradle Of Filth)

«Trabajar con Ed Sheeran es una posibilidad real»

Por: Alfredo Villaescusa

Foto: James Sharrock

Los inciertos tiempos que vivimos han servido para que algunos recuperen antiguas aficiones, otros otorguen todavía más valor al arte en sí mismo y los más osados se enganchen al deporte como si se fueran a presentar a las próximas olimpiadas. A los veteranos Cradle Of Filth el parón forzoso de la industria les ha servido para reflexionar sobre el existencialismo y el miedo a lo desconocido, según queda patente en el mismo título del álbum ‘Existence Is Futile’. Todo un catedrático de lo oscuro como el vocalista Dani Filth comparte sus impresiones con Alfredo Villaescusa. Acompáñanos en este descenso a los infiernos.

Nadie diría que el título ‘Existence Is Futile’ (ndr: toda existencia es fútil) en realidad no guarda ninguna relación con la pandemia…

“Haber girado por el mundo en repetidas ocasiones y tocar en ciudades enormes antes de la grabación del disco nos llevó a reflexionar sobre el existencialismo y de ahí viene el concepto del título ‘Existence Is Futile’. Sé que quizás suena algo nihilista y desesperado, pero nuestra intención es que aporte también algo de esperanza. Porque si en realidad toda existencia es fútil y no existe ningún plan divino para la humanidad, tal vez deberíamos aferrarnos con más fuerza al hecho de vivir”.

Al contar en estos momentos con una banda internacional, ¿os perjudicaron los confinamientos y demás?

“Sí, fue muy problemático, porque teníamos a dos personas en la República Checa, luego también nuestro bajista es escocés, así que no pudimos conseguir llevarlo al estudio hasta que terminó el confinamiento. Por supuesto que todo ese ambiente opresivo al final ejerció alguna influencia en el disco, pero en verdad las letras y el concepto los pensamos mucho antes del inicio de la pandemia. Que coincidieran las dos cosas fue pura casualidad, aunque en realidad no existen las casualidades, ocurren imprevistos en la raza humana continuamente”.

Volvisteis a trabajar con el productor Scott Atkins (Benediction, Vader), ¿era lo lógico?

“Totalmente, Scott ya es como si fuera el séptimo miembro del grupo. Tiene una concepción muy clara de lo que Cradle Of Filth debería ser, cómo debería sonar o progresar. No tiene tampoco problema alguno en cantarte las cuarenta si hace falta o decirte que deberías mejorar tal o cual parte, respetamos mucho su criterio. Hemos grabado ya varios trabajos con él y no hay ninguno que se parezca o que posea un sonido similar, creo que tenemos una buena relación. Sabe sacar lo mejor de nosotros porque nos conoce muy bien y somos capaces asimismo de planear cosas con varios meses de antelación sin necesidad de ir al estudio. Solo podemos salir ganando en esa situación”.

Según lo que apuntas, es cierto que este disco no se parece en nada al anterior ‘Cryptoriana – The Seductiveness of Decay’…

“Sí, claro, queríamos que hubiera una mayor sensación de directo. Después de habernos pasado unos tres años de un lugar para otro, nos interesaba mostrar esa madurez en el sonido. Obviamente, las canciones tampoco eran iguales, y lo mismo podríamos aplicar a la producción o al equipo utilizado, había una nueva teclista llamada Anabelle Iratni…Creo que el resultado estaba ya destinado a ser completamente diferente, incluso aunque nosotros no quisiéramos”.

Foto: James Sharrock

A pesar de ello, algunos detalles podrían recordarnos a los primeros álbumes de Cradle Of Filth, ¿hubo una especie de regreso a las raíces?

“Bueno, no sé, supongo que eso pertenece más al ámbito de las opiniones personales. No solemos trabajar con una dirección prefijada de antemano, sino que simplemente las cosas van saliendo así. Tal vez este disco pueda sonar más antiguo porque estuvimos girando como un año homenajeando a ‘Cruelty and the Beast’ y tratamos de recuperar esa atmósfera en los shows”.

¿Qué hay acerca del primer single “Crawling King Chaos”? ¿Representa una buena manera de adentrarse en la atmósfera de ‘Existence Is Futile’?

“Es una obra con canciones muy diferentes, pero nos pareció que ese tema era muy brutal y a la vez englobaba el tipo de ambiente que queríamos transmitir. En términos de caracterización, es muy lovecraftiano, porque alude a una especie de mesías del caos o del fin del mundo. Hay también referencias al dios egipcio Apofis porque ese es también el nombre de un meteorito que impactará sobre la Tierra en unos cientos de años y creo que eso es lo que llevará definitivamente a la extinción del planeta (ndr: el 26 de marzo de 2021 la NASA, en su página oficial, descartó la posibilidad de impacto en 2068 y durante los siguientes cien años). Tenemos del mismo modo en el título otras alusiones a datos reales en contraste con los elementos fantásticos o mitológicos”.

¿La angustia existencial sería el concepto que unifica todo?

“Sí, totalmente. El miedo a lo desconocido o la búsqueda de un sentido a la vida cobrarían especial relevancia. Creo que todo el mundo siente angustia existencial de alguna manera cada cierto tiempo, ya sea por sus vidas privadas, la manera en la que el mundo está cambiando, el cambio climático, la amenaza de una guerra, una invasión o una enfermedad. Las causas de ese miedo cada vez han ido aumentando y el álbum llama la atención sobre ese asunto tan interesante que nos hace darle vueltas a la cabeza y a la vez colorea el disco”.

No se me ocurre mejor banda sonora para los inciertos tiempos que vivimos en la actualidad…

“Sí, seguro (risas). La verdad es que compusimos el disco en esta época y eso al final nos acabó influyendo, por lo tanto sí que serviría para representar los inciertos tiempos que vivimos ahora”.

Aparece en el álbum el actor Doug Bradley, al que muchos recordarán por su papel de líder cenobita en ‘Hellraiser’, ¿cómo conseguisteis contactar con él?

“Bueno, lo cierto es que es ya la quinta o sexta vez que trabajamos juntos. El caso es que teníamos una pieza llamada “Sisters of the Mist”, que es la tercera parte de la trilogía que iniciamos con “Her Ghost In The Fog” y una bonus track, puesto que no encajaba con el concepto existencial del resto del álbum. Doug Bradley ya prestaba su voz a las narrativas de las partes anteriores, por lo que era lógico que finalizara la trilogía. Necesitábamos una voz con autoridad y que a la vez fuera terrorífica, por lo que Bradley nos servía a la perfección”.

Foto: James Sharrock

“Suffer Our Dominion” tal vez sea vuestra canción más política hasta la fecha al abordar la pasividad ante el cambio climático…

“Bueno, ya tenemos otras piezas similares a esa con críticas sociopolíticas, aunque en realidad nunca fuimos una banda con inclinaciones políticas propiamente dichas. Lo cual no quita para que de vez en cuando nos apetezca tratar un determinado asunto”.

Cambiando de tema, ¿qué planes de gira hay en estos momentos?

“Acabamos de volver después de estar un mes en EE UU y hace poco también tocamos en el Roundhouse de Londres, que es una plaza muy importante en la ciudad. Salió impresionante, fue hace un par de semanas. No tenemos ningún concierto más hasta febrero, pero vamos a anunciar un puñado de fechas para el 2022 en los próximos días. Obviamente, el Covid continúa siendo un problema, eso lo comprobamos durante nuestra estancia en EE UU, tuvimos que hacernos varias pruebas, reevaluar la situación, etc. Fue una coyuntura muy complicada, y por lo que sé, creo que el virus nos seguirá complicando la vida el próximo año. No obstante, esperamos que todo salga bien, en breve anunciaremos los detalles”.

¿Está la península en esos planes?

“Por supuesto, tengo ya las posibles fechas, pero todavía no lo puedo anunciar”.

Ha habido múltiples cambios de formación en Cradle Of Filth a lo largo de su trayectoria, ¿habéis encontrado cierta estabilidad en ese aspecto?

“Sí, bueno, creo que ya teníamos anteriormente una formación consolidada, a pesar de la marcha de la teclista Lindsey. En este caso, sé que sufría bastante por el hecho de estar tantos meses fuera en la carretera, ella es de Canadá y en vez de andar yendo y viniendo se solía quedar el verano entero en Europa para los festivales. Su sustituta se llama Anabelle Iratni, y respecto a los otros miembros actuales, el batería Martin lleva ya un tiempo considerable en la banda, al igual que el bajista Daniel, que está con nosotros desde 2012, es ya bastante tiempo… Y aunque no lo creas, Anabelle lleva con nosotros casi dos años, yo lo siento mucho por ella, porque todavía es una especie de incógnita para los fans. No tenía sentido anunciar nada cuando la pandemia estaba en su punto álgido con todo cerrado”.

No podemos dejar de hablar de esa portada del disco que evoca ‘El jardín de las delicias’ de El Bosco, ¿verdad?

“Sí, pero solo parcialmente, porque las criaturas maléficas de la portada son una reinterpretación de la parte derecha del cuadro que muestra el infierno. Luego al fondo tenemos también la torre de Babel en llamas, esa que la humanidad construyó para desafiar al cielo y que desde entonces nos condena al infierno de forma simbólica, con el fuego eterno, etc. Pero lo importante en todo esto es que si la existencia realmente es fútil, que lo es, quizás lo más conveniente sería aferrarse a la vida, esto dejaría el concepto de religión bastante obsoleto, así como el resto de los problemas del mundo”.

Os habéis plantado ya con una carrera de más de tres décadas, ¿has sacado alguna enseñanza al respecto?

“Claro (risas). De hecho, son demasiadas cosas para mencionarlas. Sobrevivir en el negocio musical tanto tiempo es una lección en sí misma. No podría condensar todo en unas pocas frases. Siempre hemos sido fieles a un método concreto de trabajo. Por ejemplo, solemos escribir juntos, cada uno se centra en lo suyo y luego lo ponemos todo en común. Diría que las líneas generales de este proceso no han cambiado en lo sustancial, aunque con los años te vuelves más práctico, por supuesto. La verdad es que nunca es sencillo componer un disco (risas), pero acabas aprendiendo a ir directo al grano”.

¿La clave entonces sería mutar como un virus para sobrevivir?

“Totalmente, especialmente cuando estás de gira por EE UU y te pasas como un año entero en un autobús, no te queda otra que mutar (risas). Cuando terminas, piensas que ya no serás capaz de volver a vivir en una casa normal (más risas). Sí, lo de mutar para sobrevivir podría ser un buen mantra de lo que implica estar en un grupo”.

En este sentido, sorprendió a muchos tu disposición a colaborar con el compositor y vocalista pop Ed Sheeran

“Bueno, existe la posibilidad de que compongamos un tema juntos. Él ya expresó interés anteriormente en hacer algo así al decir que creció escuchando bandas como Slipknot y Cradle Of Filth. Vive además muy cerca de mi casa, a unas veinte millas (ndr: 32,19 km), y ya hemos hablado alguna vez por internet. Él está interesado en hacer algo y yo en los últimos tiempos he colaborado con gente extraña. Bueno, no extraña, sino gente que no tiene mucho que ver con Cradle Of Filth, caso de The 69 Eyes, Bring Me The Horizon, Twiztid…Incluso aunque algunos poten y piensen: “Oh, Dios mío, Dani Filth y Ed Sheeran son unos vendidos”, creo que sería algo muy interesante y ambicioso porque se trataría de un proceso similar a completar un puzle. No puedo asegurarte que sucederá, pero si lo logramos, estoy seguro de que el resultado será genial. Trabajar con Ed Sheeran es una posibilidad real, sí”.

Alfredo Villaescusa
Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Alfredo Villaescusa

1 comentario

  • Juandie dice:

    Sencillamente BRUTALES ambos temas como sus respectivos videoclips para el nuevo álbum de los históricos CRADLE OF FILTH. Me encanta la portada de su nueva placa de estudio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.