magictostadora

Dos grandes músicos nos dejan: Keith Tippett y Bobby Lewis

16 junio, 2020 3:28 pm Publicado por  1 Comentario

Keith Tippett

El pianista británico Keith Tippett, célebre por su contribución en tres de los primeros discos de King Crimson, ha fallecido a los 72 años. Aunque la causa del deceso no se ha confirmado, el periódico The Guardian apunta a que en 2018 sufrió un ataque al corazón que le dejó como secuela “una forma debilitante de neumonía”.

Tippett nació en Bristol (Inglaterra) el 25 de agosto de 1947 y destacó como músico de jazz, debutando en 1970 con un disco titulado ‘You Are Here, I Am There’. Ese mismo año tocó en tres canciones del segundo trabajo de King Crimson, ‘Wake of Poseidon’, concretamente “Cadence and Cascade”, “Cat Food” y la instrumental “The Devil’s Triangle”. Más tarde también tocaría en el siguiente disco de la mítica banda británica de rock progresivo, ‘Lizzard’, también publicado en 1970. Eso sí, rechazó el ofrecimiento de Robert Fripp para unirse al grupo como miembro de pleno derecho.

Tippet formó en esta época Centipede, un compendio de cincuenta músicos de rock progresivo, jazz y música clásica que fue artífice de “Septober Energy”, una suite de 85 minutos que recorrió Europa en directo antes de ser grabada en 1971 bajo la producción del mismísimo Fripp.  La última contribución con King Crimson de Keith Tippett fue en el disco ‘Islands’, publicado en 1971.

Más adelante, siguió involucrado en el mundo del jazz y del progresivo, llegando a tocar una versión rockera del “Peter and the Wolf” de Prokofiev junto a Phil Collins, Gary Moore, Bill Bruford (Yes) y Brian Eno. También coincidió ocasionalmente con Tony Levin, miembro de King Crimson, con el que contó para varios proyectos.

Bobby Lewis

El obituario de la jornada de hoy lo completa tristemente Bobby Lewis. El cantante de hits como “Tossin’ and Turnin’”, que alcanzó una gran popularidad allá por 1961, falleció el pasado 28 de abril, aunque la noticia se ha dado a conocer estos días.

El músico, nacido en 1925 en Washington D.C., sufría neumonía y en sus últimos años estaba prácticamente ciego, tal y como reconoció en 2011. Deja a tres hijos, 11 nietos y ocho bisnietos.

La de Bobby Lewis es una historia de superación, pues creció en un orfanato y se escapó de su casa de acogida en Detroit a los 12 años, tras lo que se buscó la vida hasta alcanzar el éxito y reconocimiento a su talento en clave de rock and roll.

Redacción
Etiquetas: , , , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.