Madness Live!
rosendo
guadalupeplata
abducidos
vagos
pendejo
morlanriver
gatoventura
eldromedariorobedvd
ironmaiden
gritandoensilencio
leyendasdelrock
javiersolo
suru

Crónicas

Ignis Anima con la Sociedad Filarmónica Anima in Musica: Sinfonía en llamas

«Es lo que tiene la pasión, la misma que junto a una ambición empapada de honestidad les hizo actuar junto a una orquesta y ante más de medio millar de almas en llamas»

7 octubre 2018

Auditorio Municipal Joaquín Rodrigo, Las Rozas (Madrid)

Texto: Jason Cenador. Fotos: Anastasia Trofimova

La ambición es un catalizador necesario para alcanzar la cumbre. Nadie sube a donde no aspira, nadie obtiene lo que no ambiciona. Perseguir un objetivo es la primera piedra para alcanzarlo. Pero por sí sola, la ambición no funciona salvo en contadas ocasiones, y es de justicia reconocer el duro trabajo y la humildad que muchas veces la acompaña para arribar de la mano al dulce Olimpo del éxito.

La lección la tiene bien aprendida Ignis Anima, la joven banda madrileña que un domingo a las seis de la tarde casi abarrotó el auditorio Municipal Joaquín Rodrigo de Las Rozas, un lugar que no se concibió jamás para albergar un concierto de heavy metal. Hasta que este grupo de afanados soñadores decidieron presentarse en su tablado con una orquesta, la Sociedad Filarmónica Anima in Musica, para ofrecer una cara nueva de las canciones que componen su sus dos discos hasta la fecha, el último de los cuales, ‘Bajo el yugo del tiempo’, salió a la venta el pasado año 2017.

La heterodoxia era la tónica de un público en el que estaban representados muy diferentes  afinidades y modus vivendi, todos unidos por la música, por la permeabilidad que el metal tiene para incorporar hierbas musicales impensables para los profanos y bienvenidas para los ávidos de lo diferente, de lo creativo, de lo original.

Muchas horas de ensayo precedieron a este show, como recordó en repetidas ocasiones David Isidro, alias ‘Izzy’, entregado vocalista de cuyas palabras se podía desprender constantemente el enorme agradecimiento que la banda en conjunto profesa a quienes retribuyeron con su presencia tantísimo trabajo. Tal vez para que la orquesta ostentase una mayor presencia en el global del sonido – los trabajados arreglos desde luego bien merecían su cuota de protagonismo –, la ecualización no fue la habitual de un show de heavy metal, y se echó en falta el volumen del bombo de la batería, que era poco perceptible desde el primer anfiteatro. La finura adelantó por la izquierda al alto voltaje, aunque la actitud de todos los músicos convirtió un concierto contemplativo en una fiesta de un público que en la recta final no pudo mantenerse quieto en sus asientos y se acabó acercando al escenario en parte.

Tienen bien engrasada la maquinaria los componentes de Ignis Anima, de entre los que destaca la formidable violinista Mercedes Olmeda, que con su instrumento comanda una nave impulsada por un bajo muy activo, el de Iván Martí, que tuvo una importante prevalencia en el sonido. Las guitarras de Ricardo Mera y Jorge Gómez se mantuvieron firmes en su cometido, desarrollado con suma lucidez, y junto al violín describieron a la perfección las luminosas melodías que el combo porta en sus canciones.

Entre los momentos más destacados estuvo la interpretación de la brillante “Cicatrices”, abanderada de su última obra, y la ejecución de la sensacional “Heraldo del Hambre”, para la que invitaron al escenario a Juanba Nadal, vocalista de Dragonfly y productor de las voces de Ignis Anima. El valenciano se tomó un tiempo en resaltar ante la audiencia la capacidad de la música para unir y recordó los tiempos en los que estaba en la parte trasera del escenario tocando el saxofón con una orquesta.

También hubo tiempo para que David Isidro recordase su actuación en el Leyendas del Rock de este año, en el que pudieron tocar un tema gracias a la acción de Lujuria, y para denunciar el expolio cultural y económico que supuso la conquista de América en “Tierras estériles”. Del primer disco ‘Albores de guerra’, sobresalieron la festiva “Bebercio”, “Hijos de Esparta”, de la que pusieron de relieve que es el primer tema que muchos escucharon al abrir su álbum debut y que tenía por ello que ser cañero; o la poderosa “Arde el Valhalla”, la que más encandiló al público de toda la velada junto a la definitiva y definitoria “Alma en llamas”, señaladísima canción de su última obra hasta la fecha. Tanto que la tocaron por partida doble, dado que tras el saludo de rigor, comprobaron que aún quedaba  algunos minutos para tener que desalojar el auditorio y decidieron volver a interpretarla en conveniencia con la orquesta. Es lo que tiene la pasión, la misma que junto a una ambición empapada de honestidad les hizo actuar junto a una orquesta y ante más de medio millar de almas en llamas un domingo por la tarde con tan solo dos discos en su haber.

 

Jason Cenador
Algún día en

Jason Cenador

Periodista y redactor at Mariskalrock
Periodista musical por vocación y Licenciado en Periodismo. Apasionado del rock y el metal en toda su riqueza. Libertario convencido.
Jason Cenador
Algún día en
Etiquetas: , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Jason Cenador

1 comentario

  • Juandie says:

    Un concierto con la orquesta para IGNIS ANIMA el cual les salió de puta madre como he podido leer por aquí. Muy buena banda y les deseo lo mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.