peter martinez
sons of exodus
jorge valverde
brote

Crónicas

Obús: Un par de incombustibles

«Sus éxitos han envejecido bien, no desentonan, y su material nuevo encaja a la perfección con su sonido de toda la vida.»

7 marzo 2020

Sala Zero, Tarragona

Texto y foto: Javier Díaz Plaza

Si Obús llega a tu ciudad es una fiesta, aunque luego te encuentres con una sala a medio llenar. Quizá las nuevas generaciones pasan de la memoria histórica (esto no va con segundas) o simplemente aún no ha llegado al capítulo en el que la banda Vallecas era uno de los iconos de heavy patrio del despertar y el despelote social que trajo consigo la Transición, o más bien el fin de la dictadura.

Los años 80 fueron una eclosión de creatividad, eso no lo vamos a descubrir ahora, que afortunadamente  todavía colea por lo escenarios. Obús es un reducto de aquella época que tanta nostalgia genera, bien por irrepetible o por anhelo de juventud. Pero pese a contar con ese baza a su favor, no se ha convertido en una caricatura de grandes éxitos, como han hecho otros al amparo del dinero, sino que sigue hacia adelante con nuevo material y nuevas propuestas en vivo.  En la sala Zero de Tarragona, adonde volvía cuatro años después, presentó su décimo disco de estudio, ‘Con un par’, un pelotazo que sabe a clásico ochentero con aroma a siglo XXI. Fortu ya lo avisó en la antesala: “Somos más canallas que cuando empezamos”. Y seguro que es así, la actitud, al menos, no la han perdido. Aunque ahora haya quien le repruebe sus apariciones en reality shows de televisión. Que cada cual se gana le vida como pueda o como quiera.

Lo cierto es tiene mucho mérito que Obús, ahora liderado solo por la mitad de la formación original (Fortu y Paco Laguna a la guitarra), continúe en pie después de cuarenta años de carrera y ya entrados en la sesentena. Si no fuera por la crisis del coronavirus seguiría danzando cada fin de semana por salas de mediano tamaño de todo el país. Su agenda de conciertos era tan extensa como las canciones que pueden componer su setlist. En Tarragona, con el runrún ya de la pandemia pero sin miedo aún al bicho, se cascó un repertorio escueto en alrededor de una hora y cuarto. Dicen que lo bueno, si breve, dos veces bueno. Pues eso.

La entrada valió trece temas, cuatro de ellos de su nuevo trabajo. Una delicatessen que convenció a su entregado y veterano público. No había chavales de veinte años, ni falta que hacía. El inicio fue demoledor y a lo seguro, con cuatro joyas de la banda: “Necesito más”, “La raya”, “Te visitará la muerte” y “Que te jodan”. Una vez entrado en calor, Fortu es un showman de la leche, y en las distancias cortas gana aún más. No se cortó a la hora de piropear a su pareja, apostada detrás del mostrador del merchandising. Para ser una rock star hay que posturear, claro que sí. Sin florituras ni adornos más allá de los gestos y las arengas del carismático cantante, el grupo se mostró muy compacto y muy contundente durante toda la actuación. Mención aparte merece el batería Carlos Mirat, colosal con las baquetas.

Si algo tiene Obús es que sus éxitos han envejecido bien, no desentonan. Y su material nuevo encaja a la perfección con su sonido de toda la vida. Tan pronto toca “Autopista”, “Dinero, dinero” o “Juego socio” como cuela las nuevas “Whisky con hielo”, “No me lo digas más” o “La mosca”. La intensidad se mantiene arriba, sin vaivenes… y sin baladas (no por nada, simplemente porque no hubo).

Los bises se cerraron con otra de estreno, “Sangre de rock 'n' roll”, toda una declaración de principios y una muestra de que la veterana banda madrileña prefiere no vivir anclada en el pasado. Es incombustible.

Redacción
Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

5 comentarios

  • Juandie dice:

    Buena crónica del concierto que se marcaron los históricos OBUS en Tarragona de la cual ha sido un placer leer presentando su ultimo álbum de estudio el cual tiene muy buenos temas como los 4 que se tocaron de dicho álbum junto con los clásicos de siempre. Ni el puto virus podrá parar a los Vallekanos.

    • Ii dice:

      Ni a ti, pesao

      • Cento Grindcore dice:

        Joder pesado si que es el chico, además no da una, al menos a mi me lo parece. pero para no llegar a mayores he dedicido dejar de leerle primero porque asi evito la tentación de "darle" y segundo porque si seguimos al final vamos a convertir este tema en algo asi parecido a un caso de bullying.

  • Esteban dice:

    Juandie paga la coca.
    2°aviso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.