kelevra
Gernika Fest
adamantia
duro
fantactels
wrathnoise
láudano
all sounds
four trips ahead
bow
aie
Deskarria2
escuela de rock de palencia
tridente

Crónicas

Ñu y The Orchestra ELO: Viejos himnos para nuevos guerreros

«Ya teníamos ganas de los ansiados y más que esperados directos y tuvimos dos conciertos totalmente diferentes»

30 julio 2021

Parque Alcalde Juan Ceada, Huelva

Texto: Silvia Black Panther y Antonio Vázquez. Fotos: Antonio Vázquez

The Orchestra E.L.O. y los no menos históricos de nuestro rock estatal Ñu, con su líder José Carlos Molina, encabezaban la programación musical y cultural de verano en Huelva, dos bandas que iniciaban su andadura en la década de los 70. Precedidos de una controversia inicial al respecto a la formación británica, y después de que el Ayuntamiento de Huelva haya aclarado que el concierto del 30 de julio sería protagonizado por la banda The Orchestra – Electric Light Orchestra y no por la Electric Light Orchestra con su líder, Jeff Lynne. Ésta escisión de la ELO II está liderada por el  que fuera violinista y miembro de la mítica banda E.L.O., Mik Kaminski, acompañado de músicos conocidos del panorama internacional.

La banda encargada de abrir la noche sería Ñu. A la batuta, como siempre, el multiinstrumentista José Carlos Molina, al cual, según palabras suyas, le “resultaba extraño y difícil animar a la peña sentada y con la que está cayendo”, algo que consiguió no sólo porque los allí presentes eran seguidores añejos de la banda sino también porque ya teníamos ganas de los ansiados y más que esperados directos.

Acompañado por músicos con solera como Óscar Pérez a la batería, procedente de los madrileños 7 Almas; Luís Calzada, músico al que hemos visto en acción en numerosos tributos (Gary Moore, Whitesnake…) y un genio a la guitarra; César Sánchez, exmiembro de los ya desaparecidos Eldorado; y Juan Miguel Rodríguez a los teclados, integrante de la banda madrileña Cuatro Gatos. Abrían bolo con “Viejos himnos para nuevos guerreros”.

Sonidos rockeros mezclados con notables toques juglares, folk rock más concretamente, que nos recuerdan a la banda británica de la cual están claramente influenciados, JethroTull, la verdadera precursora de ese estilo, nos introducían a todo un clásico del 84 en las andaduras de la banda, “Animales sueltos”.

Salto a su esperado trabajo en solitario que verá la luz en septiembre, si todo mejora, e irá acompañado de presentaciones y firma de discos, como nos contaba entre bastidores el propio Molina. Esperábamos el nuevo single de adelanto, pero interpretaron  “Estrellas fugaces” y “Damas y reinas”.

“No hay ningún loco”, del disco homónimo del 86, seguido de  “La granja del loco” y “Tocaba correr”, que no era el caso, sacado de su sexto álbum, ‘Vamos al lío!!’, seguían calentando la noche que ya empezaba a presentarse un tanto fresquita en ese parque tan guapo y bien acondicionado para la realización de espectáculos.

Momento para abrir el baúl de los recuerdos con “Cuentos de ayer y de hoy”, título del primer álbum de los Ñu en 1978 con el Mariskal para el mítico sello Chapa, y de esta más que rockera con pinceladas bluseras pasamos al grito de guerra salido de la mismísima garganta del propio Molina: “Esta es la única caña que van a tener ustedes en toda la noche”, “Más duro que nunca”.

Casi sin soltar de sus manos a su compañera de viaje, su flauta travesera, y sentándose al piano en numerosas ocasiones para seguir esbozando sus temas de siempre, Molina y su banda continuaban sin tregua la noche onubense en aquel idílico lugar bajo las estrellas.

Tras “Manicomio”, Ñu llegaba al ocaso de su actuación, el final con corte incluido para dejar paso a los siguientes artistas invitados que encabezaban el cartel de ése día, con los dos temas mayúsculos e insignia que nunca faltan en sus conciertos. Primero “El Tren”, con una intro de flauta a la que siguió la instrumentación con sonido medieval característico, que apuntar debo y decir también que allá en los comienzos y andaduras del trovador era interpretada a dúo con el gran Rosendo Mercado en una banda conjunta inicial a la que llamarían Fresa, tema que tiempo atrás grabarían cada uno, ya por separado, con sus respectivas bandas de después, Leño y Ñu. “El flautista” ponía el broche final a la actuación en duelo entre su travesera y la guitarra.

Como nota curiosa, decir que dentro de la programación de éste año propuesta por el Excmo. Ayuntamiento de Huelva también aparecen dentro del cartel los sevillanos Reincidentes acompañados por los onubenses, Vía Verde.

Tras el buen sabor que nos dejaba el Molina y sus Ñu, sería el momento de tirar de memorabilia ochentera. Yo realmente diría que estábamos ante dos conciertos totalmente diferentes y sin conexión musical alguna entre ellos. El catálogo discográfico de la ELO es impresionante y sus éxitos a nivel mundial son toda una garantía de éxito, a poco que se interpretaran medianamente bien, teníamos la oportunidad de ver en el escenario a varios componentes de esta banda británica a lo largo de las diferentes etapas de su historia, seis músicos con el objetivo de transmitirnos el legado musical de la Electric Light Orchestra.

La formación que aparecería con tal objetivo eran: Mik Kaminski, violinista desde 1973; Eric Troyer, miembro fundador de la ELO II, con más de 30 años como músico de la ELO; Parthenon Huxley, guitarrista desde 1998 en la ELO; Gordon Twonsed, batería que sustituiría a Bev Bevan cuando éste se retiró de la banda; Glen Burtnik, bajista de los americanos Styx y miembro de la ELO II; y Louis Clark JR., teclista y arreglista de la banda, cuyo padre ya fue arreglista y parte importante de los éxitos de la ELO desde sus orígenes.

Varios años atrás, pude verles en acción en Las Noches del Botánico de Madrid, y ya no valía el factor sorpresa, aun así, para un melómano como yo, escuchar en directo clásicos de la ELO interpretados por algunos de sus componentes originales valdría la pena, además como única fecha en España.

Melodías vocales, violín, dos pianos, guitarra, batería y bajo y una perfecta sinfonía como presentación en escena con “Evil Woman” y “Sweet Talkin’ Woman”, con un público sentado respetando las medidas anticovid, hasta las bailongas “Holdon Tight”, “All Over World”, “Twilight”, “Shine a Little Love” o “Turn To Stone”, donde algunos seguidores se acercaron a la zona cercana al escenario para convertirlo en pista de baile.

No faltaron algunas de sus conocidas baladas: “Strange Magic”,“Showdown”, “Can’t Get It Out of my Head”, “Telephone Line”, o la banda sonora “Xanadu” y su éxito de los 80 “Confusion”, además de una Instrumental de sus inicios, “Fire on High”.

Momento para lucimiento de Mik al violín en “Livin’ Thing”, y duelo imitando al vídeo original de guitarra, violín y contrabajo en “Rockaria”. El final llegó con lo mejor, un autentico himno, “Last Train to London”, y como bis extra para finalizar, otro clásico imprescindible, “Don’t Bring Me Down”.

Etiquetas: , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

4 comentarios

  • Juandie dice:

    Otro gran directo por parte de los históricos ÑU en por tierras onubenses a través de esos temas inmortales de lo mejor de nuestra buena música. Ojala los traigan a la preciosa JAÉN para poder disfrutar de su directo como hace 6 años.

  • Anónimo dice:

    Pero que pelazo sigue teniendo Mr. JC x diooos !!

  • Anónimo 2 dice:

    ¡Joder!
    José Carlos Molina lleva años congelao, porque no veas sigue teniendo la misma gran mata de pelo y de aspecto se le ve igual.

  • Ricardo dice:

    Que gran redacción son ustedes. Siempre dando notas tan buenas de Rock. En estos años de pandemia en donde todo se paro ustedes tiran ganas y posibilidad. Cuánta alegría de saber de ou y de orchestra que están ya en vivo. Aquí todavía esta todo calmado…esperando la reapertura para estar viéndonos de nuevo. Saludos desde Córdoba Argentina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.