Crónicas

Loquillo: Noche de rock and roll y poesía

«La banda comienza a tocar y Loquillo ingresa pisando fuerte para continuar asombrándome. He tenido la posibilidad de verlo más de quince veces en vivo y siempre es garantía de puro rock and roll»

3 mayo 2024

Teatro Circo Price, Madrid

Texto: Mauro Nicolás Gamboa. Fotos: Marta G Paniego

Año 2007. El Ejido (Almería). Loquillo hizo la mejor entrada a un concierto que recuerdo. La banda Los Trogloditas comenzó a tocar, un coche negro aparcó al costado del escenario y de él bajó Loquillo para que el estadio se viniera abajo en la última fecha de aquella gira de los Rolling Stones en la península ibérica.
Año 2024. Madrid. Espectacular puesta en escena. El escenario a cuatro alturas con plataformas semicirculares tapizadas a modo “chester” transmite elegancia y sobriedad. Luces encendidas. La banda comienza a tocar y Loquillo ingresa pisando fuerte para continuar asombrándome. He tenido la posibilidad de verlo más de quince veces en vivo y siempre es garantía de puro rock and roll.

El comienzo de su gira “30 años de Transgresiones” llegaba con dos fechas en el Teatro Circo Price. La primera canción, con letra de Bernardo Atxaga, fue “La vida que yo veo”, y el recinto comenzaba a latir a todo rock. El artista barcelonés jamás se ha quedado estancado en su éxito. Tranquilamente podría cantar sus hits y hacer un tour. Sin embargo, la comodidad no va con él.

“Transgresiones”, “De Amicitia” y “Cuando pienso en los viejos amigos” son las elegidas para proseguir con un espectacular recital. Loquillo ha sabido ponerle riffs a poemas de Mario Benedetti, Julio Martínez Mesanza y Luis Alberto de Cuenca entre otros.

“¡Buenas noches Madrid!" Llega el turno de Charles Dickens y “La historia de dos ciudades”, comentó el frontman antes de interpretarla. Continuó el show con “Los gatos lo sabrán”. Previamente a tocarla comentó que “nunca se dijo, y aún recuerdo los primeros días de 1994 que, estando reunido con los directivos de EMI Music, les conté la fábula del jugador del A.C. Milán, César Pavese”, y la poesía se hizo rock.

La banda que acompaña en esta gira a Loquillo está integrada por Igor Paskual, Pablo Pérez y Josu García en guitarras, Laurent Castañer en batería, Germán San Martin al piano y acordeón, Alfonso Alcalá en bajo y contrabajo y Cristina Suey al violonchelo. Es digno de destacar el sonido pulcro y excelso que se puede escuchar en directo del grupo. Saben defender con talento y sobriedad las canciones ante el respetable.

“Canté esta canción por primera vez a los treinta y tres años, pero no sabía lo que se me venía encima. De Jaime Gil de Viedma, esto es, “No volveré a ser joven”, comentó Loquillo. El público se mostraba completamente integrado en el espectacular concierto que estaban viviendo. Continuó con “Brillar y brillar”, “La vida es de los que arriesgan” y “De tripas corazón”, obras que pertenecen a Gabriel Sopeña, Juan Mari Montes y Luis Eduardo Aute respectivamente. El intérprete catalán agradecía a sus fans el cariño y los vítores. La emoción era latente en el respetable.

“Mujeres en pie de guerra” de Susan Koska la tiene de banda sonora. Esto es “Antes de la lluvia”. Antes de proseguir comentó: “Observo que hoy tampoco ha venido el ministro de cultura. Desde este escenario solicito la bajada del IVA cultural. La aprobación de la ley de mecenazgo. Somos el país de Europa con menos derechos de los aquí presentes”, dijo Loquillo señalado al escenario y a sus compañeros de carretera ante el aplauso del público.

“Con 46 años de trayectoria aún la tengo. Esto es “La mala reputación” de Georges Brassens”, declaró el artista. “Con elegancia” de Jacques Brel la interpretó entre el público para delirio de este. Comentó el artista que “hay una cosa muy interesante de la poesía de Luis Alberto de Cuenca. Leo su obra, su poemario, diez años después de que se publique, porque es justo la diferencia de edad que tenemos. En su vida encuentro la mía. Esto es “Cuando vivías en la Castellana”. Y a continuación interpretó “El encuentro” del citado escritor.

Por unos momentos, Loquillo abandona el escenario para que la banda se luzca y reciba la merecida ovación por parte de los presentes. Prosiguió el show con “Los buscadores” y “El hombre de negro” de Jhonny Cash, que enlazó con “Políticamente incorrecto”. “Loco, Loco, Loco”, coreaba el respetable. El frontman agradecía el cariño de sus fieles y realizabas sus característicos pasos sobre las tablas para que el aplauso de los fans retumbara en el tejado del Price.

“Carlos Zanón es uno de lospoetas y cronistas más importantes del último cuarto de siglo de mi ciudad”, dijo el cantante barcelonés, e interpretó “Rusty”. “Quiero agradecer a la banda, al staff y a Big Star Music por hacer este proyecto realidad y a ustedes por dejarme crecer”, dijo Loquillo señalando a los fans.

“Voluntad de bien” de Sabino Méndez fue la elegida para finalizar el magnífico concierto de poesía y rock and roll. Para la interpretación de este himno, la banda abandonaba paulatinamente el escenario hasta que sólo quedó Laurent Castañer en batería y Loquillo a la voz para que el cierre del show fuera de leyenda.

Me gustaría poder detener el tiempo y que el concierto hubiera sido eterno, pero aún no consigo que el dios Cronos responda a mis misivas.

Redacción
Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

2 comentarios

  • Juandie dice:

    Extenso resumen hacia el gran concierto que se curró uno de nuestros músicos más ilustres como es LOQUILLO en el mitico Price madrileño a través de estos clásicos que ostenta con mas de 40 años de trayectoria al servicio de la mejor música como es el Rock.

  • Diego dice:

    Pues no... Un tipo justito manejando referentes culturales super sobados. Qué se lo compré GasNatural!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *