john conde
reylobo
Gernika Fest
estereofitos

Crónicas

Javi Fermín: Lo que está de moda casi nunca es lo mejor

«Este detective de canciones que se jacta de no estar nunca a la moda, en mi opinión, es un chef vasco que ha cogido como ingredientes a cinco joyas musicales de los ochenta y las ha cocinado a fuego lento en una vibrante olla de jazz removiéndolas rítmicamente con cuchara de swing.»

25 junio 2021

Sala 0, Madrid

Texto: Juan Manuel Vallecillo Muñoz Fotos: Óscar Rivas

Como saben la gran mayoría de los lectores de esta web, lo que está de moda casi nunca es lo mejor. No hace mucho empezó a estilarse en algunos restaurantes la tontería de comer oro que, como podéis imaginar, ni sabe a nada ni aporta ningún nutriente. La única diferencia es que una pizza, en lugar de costar 30 euros, cuesta mil. No obstante, mucha gente empezó a consumirlo para demostrar su estatus y condición, o más bien su ridículo estatus y su condición de ignorante. Así, desde que en 2014 la Universidad de Exeter (Inglaterra) demostró en una amplia investigación que las urracas no roban joyas y oro atraídas por su brillo, el ser humano se queda como la única especie de toda la fauna capaz de robar, matar y, para colmo, comer oro, idiotizado por metales y piedras que no sirven para casi nada.

Sin embargo, ‘El caso de las joyas robadas’ (último EP de Javi Fermín) es del todo diferente. Este detective de canciones que se jacta de no estar nunca a la moda, en mi opinión, es un chef vasco que ha cogido como ingredientes a cinco joyas musicales de los ochenta y las ha cocinado a fuego lento en una vibrante olla de jazz removiéndolas rítmicamente con cuchara de swing. De esta manera, Javi Fermín ha conseguido, además de resucitar estos hits, dar sabor a las joyas y alimentar nuestra alma con sus nutrientes.

Por fin, el pasado viernes presentaba su proyecto en la madrileña sala 0. Sorprendentemente, los acordes del “Thriller” de Michael Jackson dieron paso a una “Escuela de calor” con estribillo de “Corazón de tiza” para homenajear a nuestros Radio Futura y justo después enlazaron con la mítica “¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este?” de los Burning.

Sin dar tiempo a reponernos, Javi iba intercalando las canciones propias de su primer disco con las especiales versiones de ‘El caso de las joyas robadas’. Así, sonó perfecta su “Volví a nacer”, emotiva “Una décima de segundo” de Nacha Pop y reivindicativa su “Soy un antiguo”.

Un inspirado solo de teclado de Antxon Sarasua en la famosa “Frío” del grupo Alarma de Manolo Tena nos animaba luego a cantar el “Déjame” de Los Secretos, a pesar de que este tema sí ha sufrido una variación en la melodía.

Javi Fermín gana mucho en directo, no solo por la calidad y energía que transmite sino, sobre todo, por el carisma que derrocha y la estrecha complicidad que muestra con su banda. Por esta razón, se trata de un líder que consigue hacer brillar a los buenos músicos que le acompañan, como a la alegre y conjuntada sección de viento formada por Dani Herrero al saxo, Jon Viejo a la trompeta y, al otro saxo, un Aitor Zorzano que nos deleitó en la curiosa historia de “Juan y Remedios”.

Brilló, por supuesto, un aguerrido y experimentado batería de jazz como Paco Díaz, que le daba un nuevo aire al “¡Salta!” de Tequila, pero, tras la preciosa balada con trazas de blues “No dejes que el sol se te escape”, la que de verdad llenó el escenario con su luz fue la gran cantante y percusionista Olana Liss. Una artista que además de llevar el ritmo en la sangre y de iluminar nuestro espíritu con sus coros nos fulminaba con su sonrisa en la emocionantísima “No puedo olvidar recordar”, canción que fue cantada por Miguel Ríos, El Drogas, Sole Giménez o Víctor Manuel, entre otros, y que Javi Fermín compuso para “El futuro es la memoria”, proyecto solidario para ayudar a los cuidadores de personas con Alzheimer.

Tampoco podemos omitir el saber a la guitarra de Dani Venegas, coautor de algunos temas del primer disco ‘Soy un antiguo’ y que nos emocionó con un extraordinario solo en “Canciones para olvidar”.

El final del concierto estuvo a la altura de lo vivido. En “Bailando con la luna” nos dimos cuenta que, aunque nos encantan las versiones jazzísticas de los grandes éxitos, a Javi Fermín no le hace falta robar joyas porque ya tiene grandes tesoros.

Como colofón a la fiesta, disfrutamos cantando el “Adiós papá” de Los Ronaldos y el buen rollo terminó de expandirse por toda la sala.

En definitiva, Javi Fermín triunfó con los éxitos de antes y con los sonidos de siempre. Nos sedujeron todas las razones que nos brindó por las que presume de ser un antiguo, aunque quizás no hacía falta porque, como saben la gran mayoría de los lectores de esta web, lo que está de moda casi nunca es lo mejor.

Redacción
Etiquetas: , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

3 comentarios

  • Txus Tankian dice:

    Interesante crónica. Un abrazo y a seguir apostando por la Cultura Segura en la Sala 0.

  • Juandie dice:

    Concierto muy digno de JAVI FERMIN y su buena banda en una de las mejores salas rockeras de Madrid presentando su último álbum de estudio el cual tiene que estar interesante.

  • Francisco Juan Morrondo Prieto dice:

    Muy buena la cronica sobre la actuacion de Javi Fermin en Madrid el 25 de Junio, hay un error el saxo tenor no se llama Aitor Sanchez, sino Aitor Zorzano Morrondo.
    Un saludo Francisco Juan Morrondo Prieto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.