uoho
apologia
mr goliath
nurcry sin temer al sol
gran asalto
runa llena
a destajo
oliskull death metal
invisible
ardi beltza
astral warrior
stratuz
dirty honey

Crónicas

Heleven + Born In Exile + Raxar: De victoria en victoria

«Si me dicen que tengo que pagar 25 euros por este concierto, ¡los pago encantado!»

10 abril 2022

Sala Bóveda, Barcelona

Texto y fotos: Jaume Gil

Todos, bandas y público, nos moríamos de ganas de volver a respirar con normalidad, y parece, y cruzo los dedos al decirlo, que estamos a punto de conseguirlo, en parte gracias a la persistencia de formaciones como Heleven y Born in Exile, que se han emperrado en seguir con la música.

Heleven

Ver, escuchar, vivir y explicar. De esto va más o menos hacer una crónica de concierto, y la parte que más mola es vivirlo, sin duda. Si para muchos los conciertos son como metas volantes en el calendario que nos ayudan a transitar por la vida con mejor cara, para las bandas son directamente su sustento, y por mucho que existan las redes y los streamings, todos necesitamos del directo para rebajar nuestras ansiedades y necesidades.

Born in Exile publicaron su ‘Trascendence’ justo una semana antes de que todo se fuera al garete. Los granadinos Heleven presentaban ‘Into The Oceans’ en 2021, disco inspirado en los problemas mentales de la sociedad derivados del “tema”, pero no habían podido sacarlo a relucir hasta hace muy poco. El ticket metalero que forman las dos bandas llegaba a Barcelona después de estrenarse en Madrid y descargar también en Murcia. ¡Y les esperábamos con ganas!

Raxar

Para la ocasión, se acompañaron de la banda local Raxar. El cuarteto lo forman Leticia, Dani, Mark y Guillem, y tienen en su haber un EP titulado ‘Through the Glass’. Trabajan un estilo muy particular (empezando por su vestimenta victoriana), ecléctico, con ideas y estructuras interesantes que ellos mismos definen como Nü Metal Sinfónico. Aprovecharon su media hora de escenario con ganas, se lo pasaron bien e hicieron que el público que a las ocho ya estaba en la sala (que no era poco) calentaran motores.

Temas propios como “Winter Dirge” y “I’mquisition” se ganaron los primeros cuernos al aire de la noche, y amenizaron el set con el cover metalero de “Take on Me” (A-ha). Para cuando terminaron, la Sala Bóveda ya presentaba un gran aspecto con la pista llena y los ánimos caldeados para los dos conciertos que nos esperaban.

Heleven: primera visita a la ciudad condal, primera victoria

Los granadinos fueron los segundos en subirse al altar de la Bóveda. La introducción “Rise Again” nos puso en situación y sirvió para que Higinio, de manera sutil, matizara el retorno de su micro. A partir de allí, los Heleven nos mandaron sin remedio y cabeceando a ritmo de “Broken” hacia el interior de su potente mundo sonoro. Uno de les puntos fuertes de su disco ‘Into the Oceans’ es la capacidad envolvente e inmersiva de sus temas: granito de fondo gracias a la batería de Matías y el bajo golpeado a púa de Kike; por arriba, tormenta eléctrica con las guitarras de Higinio y Álvaro, la voz y las melodías estridentes. En directo el cantante no tiene el sustento de las voces y coros de estudio, consiguiendo un sonido más orgánico muy acorde con el hecho de que interpreta los temas descalzo, sintiendo la madera.

Matías Famás (Heleven), pura resistencia tocando con lumbago

Era la primera vez que visitaban Barcelona y dejaron patente que tenían ganas de causar buena impresión. En “Escape Room” pidieron al respetable que se partieran por la mitad, dejando el espacio central libre incitándonos a celebrar un mosh inevitable cuando arrancó el riff principal. Consiguieron el headbanging mayoritario sin reclamarlo con “Mistake”, y es que Heleven tiene mucha patada y su actitud corporal incentiva a la revolución. Aunque basaron su repertorio en el nuevo trabajo, rescataron “Something New” de su ‘Medusa’s Love Story’. Concluyeron con “Into the Oceans”, impetuosos, consiguiendo que la platea coreara parte del estribillo. No está nada mal que un público nuevo entre al trapo en la primera cita.

Me gusta estar atento a los comentarios que escucho a mi alrededor. Dirigiéndose hacia la barra para repostar, dos colegas comentan la puesta en escena de Heleven: “Tienen mucha presencia, llevan un rollo muy guapo y suenan potentes, modernos… ¡molan!”. Mención especial para Matías Famás, el batería, que aguantó sin fallo un set exigente con un lumbago que casi le impedía tenerse en pie al bajar del taburete: actitud y dedicación. ¡Bravo!

Born in Exile: en ascenso

Born In Exile

Poco antes de empezar, alguien cercano a la banda me comentó que “van para arriba”. Mientras sus compañeros de gira exponían su arsenal, tuve el placer de saludar a Carlos Castillo (guitarra y miembro impulsor del conjunto). “¿Nervios? ¡No, ganas!”. Y vaya si tenían ganas, ellos y el público, que hacía dos años que no les podía disfrutar en directo.

Valiéndose de “Heretic Antiphon”, los cinco componentes aparecieron en escena y con los primeros compases de “Enchantress” ya ponían patas arriba el local. Born in Exile están muy en forma, tocan fácil lo difícil y se lo pasan muy bien; se nota con las miradas de complicidad entre componentes. En este sentido, cabe resaltar la sintonía entre Carlos y Joaco: creo no exagerar si digo que los de Barcelona tienen dos solistas en el grupo. Vic Granell, bajista y el último componente en unirse a BIE es un fuera de serie, y para muestra el tapping que nos regala en “Torch”. Junto con Juanma Ávila, la sección rítmica aguanta lo que le echen encima, por muy intrincada que sea la estructura de la canción.

Personalmente, tenía muchas ganas de ver si defendían en directo “Herd of Salvation”, porque me parece un tema muy exigente a nivel vocal: Kris Vega… ¡a tus pies! Tiene un vozarrón polivalente, lo sabe y lo explota a placer. Bajaron un poco las revoluciones con “One More Line”, dedicada a todos aquellos que les dijeron en algún momento “no os saldrá bien”.

En la recta final tuvieron un momento de reencuentro y reconocimiento para Rodrigo Baez, exguitarra y miembro fundador de BIE, al que invitaron a sumarse a la fiesta para interpretar “Fields on Fire”. “Ziggurat” cerraba una hora de actuación que creo que banda y público necesitaban desde hacía un par de años y certificando que, en efecto, Born in Exile “van para arriba”.

Concluyo mi reseña referenciando de nuevo a la sabiduría popular del público asistente: “Si me dicen que tengo que pagar 25 euros por este concierto, ¡los pago encantado!”

Etiquetas: , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Colaborador

1 comentario

  • Juandie dice:

    Extensa crónica hacia el gran concierto que se marcaron estas tres buenas bandas metaleras de nuestro pais en una de las mejores salas rockeras de la ciudad condal. Los granainos HELEVEN cada vez se van haciendo más grandes en nuestro pais y les deseo las mejores de las suertes para sus restantes fechas ibéricas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.