motorhead
Madness Live!
leyendasdelrock
resurrection
farragua
barbarablack
nonno
rivasrock
valira
mrc
villadebilbao
interesvariable
agaisntmyself
ciconia

Crónicas

Crónica de Black Stone Cherry: Energía y un futuro prometedor

«Fue una actuación divertida de una banda de amigos de Kentucky que, paulatinamente, está llegando a ser exitosa en Europa gracias a años de arduo trabajo y esfuerzo»

9 noviembre 2018

Sala 013, Tilburgm Holanda

Texto y fotos: Hughes Vanhoucke

Black Stone Cherry comenzó su gira europea en torno a su último álbum ‘Family Tree’ el viernes 9 de noviembre. Estuvimos presentes en la sala 013 de Tilburg, Holanda, un día después de que la gira arrancara en Amberes, Bélgica y a menos de un mes de sus conciertos en España,


En los EE.UU. y el Reino Unido son muy populares, no así tanto en el viejo continente, situación que quieren revertir con su extendida gira “Family Tree”. Como teloneros para esta gira europea que dura hasta poco antes de Navidad, se invitó a sus compañeros de sello, los canadienses Monster Truck.

La banda de Hamilton, Ontario, lanzó un tercer álbum, ‘True Rockers’, a mediados de septiembre, y ahora tienen la oportunidad de presentarlo al público europeo durante un mes y medio. El nombre de su tercer álbum lo dice todo sobre la banda, un par de verdaderos rockeros sin magnificencias. Puro hard rock sin ropa o decoración de escenario especial, solo un telón de fondo en blanco y negro.

Desafortunadamente, la sala no estaba llena puesto que los balcones estaban cerrados, al igual que los escalones al fondo de la sala, de modo que en el momento en que Monster Truck arrancó, ni siquiera había mil personas en la sala a pesar de que ser sábado. Esto no cambió la actitud de la banda, que desde la primera nota deslumbró con una mezcla de hard rock de los años setenta, un toque de stoner y asimismo algo de blues rock traído por una banda que, normalmente, está más tiempo de gira que en casa.

Tanto el vocalista/bajista Jon Harvey como el guitarrista Jeremy Widerman se movían regularmente, mientras que el teclista, que me recuerda a Super Mario con su sombrero y bigote, le agregó la mejor energía posible a su interpretación, al igual que el baterista. Fue la primera vez que vi a estos canadienses, pero me quedo con ganas de más.  

Monster Truck

21:10 de la noche, escuchamos “Sweet Emotion” de Aerosmith, era el momento esperado en el que los estadounidenses de Kentucky iban a subir al escenario, pero se hicieron esperar un rato más. Menos de diez minutos más tarde hicieron su aparición y comenzaron el show con el pegadizo “Burnin’”, el primer single de su último álbum.

La audiencia, ya calentada por los canadienses, inicia de inmediato una fiesta, las manos están al aire y las caderas se mueven. Las primeras filas cantan en voz alta, a pesar que no hay mil asistentes en la sala, esta parece abarrotada.

En la gran hora y media que la banda está en el escenario, nos muestran lo mejor de su discografía con cinco nuevas canciones. Por supuesto los tres singles del último álbum, de los cuales “Southern Fried Friday Night” me gustó especialmente gracias al toque humorístico que tiene el tema al igual que “Hollywood en Kentucky” del álbum ‘Magic Mountain’.

BSC tocó una mezcla de estilos ésta noche, una pila de rock sureño, blues e incluso un toque de reggae siempre com buen espíritu,  en algún momento Chris Robertson organiza, en vez de un pogo, un baile en una pista imaginaria donde normalmente veríamos a fans golpeándose extasiados.

Mientras que el líder y guitarrista Chris Robertson se mantiene bastante tranquilo al principio, el guitarrista Ben Wells parece endemoniado. El dios rubio del rock sureño se golpea la cabeza, salta y lanza alguna que otra patada de karate, afortunadamente para los fotógrafos, el escenario de la sala 013 es relativamente alto. Energía a raudales, así me gusta. Mejor eso que un guitarrista que permanece en una baldosa proverbial durante una hora y media.

Ben Wells cambia regularmente su posición con la del bajista Jon Lawhon, que también es un culo inquieto.

Black Stone Cherry

El baterista John Fred Young golpea los parches y los platillos como un loco, especialmente durante el solo de batería que realiza hacia el final del espectáculo. Raras veces he visto un solo de batería tan enérgico en los últimos años, me hace recordar a Bobby Rondinelli cuando estaba detrás de la batería de Rainbow en los ochenta.

Pasamos la mitad del show y Chris Robertson se toma el tiempo para presentar a la banda, incluido un miembro temporal en los bongos.

El final del espectáculo se inicia con un cover mágico de “Hoochie Coochie Man” de Willie Dixon, hecho famoso por la interpretación de Muddy Waters. Siguen “Blame It On The Boom Boom” y “White Trash Millionaire”, dos cortes de ‘Between The Devil & The Deep Blue Sea’, que nos llevamos a casa.

Después de abrir con un sencillo de su último álbum, Black Stone Cherry decidió concluir la noche con “Family Tree” del álbum homónimo. Desafortunadamente, no hubo tiempo para bises.

Fue una actuación divertida de una banda de amigos de Kentucky que, paulatinamente, está llegando a ser exitosa en Europa gracias a años de arduo trabajo y esfuerzo.


Fechas de Black Stone Cherry en España:

  • 29 de noviembre – Sala Razzmatazz 2, Barcelona
  • 30 de noviembre -Sala But, Madrid
  • 1 de diciembre – Sala Santana 27, Bilbao

 

Etiquetas: , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Hughes Vanhoucke

1 comentario

  • Juandie says:

    Si en estudio son buenos en directo son geniales estos BLACK STONE CHERRY con esos temazos rockanroleros y ese interesante nuevo álbum de estudio. Mucha suerte en esas futuras 3 fechas en nuestro país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.