keith richards
el rey salitre
johnnybzero
songofanhubis
pulse
nuclear chile
cives
evil seeds
luback
retales
maldito stravaganzza-zenobia-alderaan
ayra

Lépoka

El baile de los caídos

On Fire Records

Por: Clara S. Gallego

9

El pasado viernes 4 de septiembre fue la fecha oficial de salida del nuevo disco de Lèpoka, titulado ‘El baile de los caídos’. Después de ‘Bibere vivere’ (2018), la banda de Castellón ha sorprendido con un trabajo mucho más cuidado, en el que han decidido arriesgar y descubrir al público facetas que no se habían visto hasta ahora.

A las 00:00 de la madrugada del viernes 4 de septiembre, la expectación en torno al lanzamiento del nuevo trabajo de Lèpoka era máxima. No era para menos. Después del éxito cosechado por los cuatro adelantos publicados entre los meses de febrero y agosto, las ganas estaban ya desbocadas. ‘El baile de los caídos’ es el título que lleva este nuevo trabajo, sucesor de ‘Bibere vivere’, lanzado en 2018. De nuevo bajo el sello de On Fire Records, la banda ha apostado por un disco conceptual que narra la historia del viaje de un capitán por el Lejano Oriente y de una joven venida de otro tiempo. Los de Castellón han decidido ir a por todas y arriesgar introduciendo nuevos elementos que no se les había escuchado hasta ahora. Sin embargo, al mismo tiempo han mantenido la esencia que los distingue. El combo formado por Dani Nogués (voz), Zarach Llach (vientos), Carlos Zaph (bajo), Dionís Torralba (guitarra), Pópez Pérez (guitarra) y Jaume Felip (batería) nos invitan a su baile más animado, atrevido y lleno de sorpresas.

El baile comienza directamente y sin introducciones con “Seguimos en pie”. El tema fue el segundo adelanto del disco, estrenado el 12 de marzo. En plena pandemia, contribuyó a levantar la moral de los seguidores durante el confinamiento gracias a su poderoso mensaje de lucha. Aires de ska con vientos metal mezclados con su habitual folk y un ritmo muy fiestero que invita a bailar y cantar con una cerveza en la mano. Continuamos ahora con “Contra viento y marea”, que fue el primer adelanto y videoclip del álbum, estrenado el pasado febrero. La primera sorpresa que encontramos es la voz en off de Luis Posada, actor de doblaje famoso por poner voz a actores tan célebres como Johnny Depp o Leonardo DiCaprio. Una canción muy piratesca y muy en su línea, con riffs folkies muy pegadizos. Tema imprescindible a partir de ahora en todos sus directos, cuando se puedan realizar con normalidad.

Otro de los adelantos que ya conocíamos es el corte que da nombre al disco, “El baile de los caídos”. Al comenzar, escuchamos unos poderosos y épicos coros, muy bien armonizados, que son de Jonkol Shepard (Incursed, Orion Child, Vhäldemar), otra de las colaboraciones del álbum. Es quizá uno de los temas que más recuerda a sus anteriores trabajos, ya que incorpora muchos toques que ya escuchábamos en ‘Bibere vivere’ o en ‘Beerserkers’, este último publicado en 2016. Llegamos a continuación a “Eternia”, personalmente una de mis canciones favoritas. A partir de una suave melodía de teclado, se desarrolla un tema bastante enérgico y con riffs de vientos muy atractivos y con gancho. Lèpoka dejan aquí atrás su temática de fiesta y bebercio para hacer un tema muy correcto, quizá más heavy que folk, lleno de coros, evocadoras melodías y cambios de tonalidades. Al mismo tiempo, la banda demuestra que sabe defenderse muy bien tocando otros palos. Merece la pena destacar aquí la voz de Dani, que muestra un color particular y una tesitura muy profunda al inicio del tema.

Después viene “Pandemonium”, una canción algo polifacética. Comienza con un ritmo de vals de acordeón bajo una voz aterciopelada, para romper con un tema potente y lleno de garra. De nuevo vuelven a destacar los vientos metal, muy presentes a lo largo de todo el trabajo. La faceta más sensible de Lèpoka se puede apreciar en “En este sueño”. Se trata de una preciosa y emocionante balada que cuenta con la colaboración de Javi Díez (Mägo de Oz, Arwen) al piano. Una delicada primera parte a piano y voz deriva en toda una power ballad con mucha fuerza, muy del corte de “Desde mi cielo” de Mägo de Oz. Es muy difícil que no se erice la piel y no se salte alguna lágrima. Sin embargo, el tema no acaba aquí. En el último minuto, la canción da un giro y acelera el ritmo hasta convertirse en un tema totalmente distinto.

“Beber para creer” también recuerda bastante a la senda que ha seguido la banda hasta ahora en su trayectoria discográfica. Ritmo acelerado y cañero, temática de fiesta, melodías folkies de vientos y acordeón y muy adaptable al directo. De “La huella del dragón” se puede decir que es un tema muy particular. Una melodía de teclado de corte asiático da paso a un tema muy cañero, muy pegadizo. Es prácticamente imposible estarse quieto cuando empieza a sonar; en directo podría ser una baza muy buena.

Por su parte, “Heavyátrico” es un tema muy divertido con aires de rock & roll en el que cuentan con varias colaboraciones de músicos de Castellón. Por un lado, Luis Alguacil a la trompeta y Vicent Blasco al trombón, los cuales también están presentes en todas las melodías viento metal del disco. Por otro lado, María Iturralde añade unos peculiares coros que podrían recordar a las musas de Hércules, muy bien encajados. Una canción alegre y desenfadada que invita a dejar atrás los problemas y dejarse llevar. “De tanto madurar, te pudres al final”, canta Dani.

De cara a la recta final nos encontramos con “Sombra de libertad”, quizá uno de los cortes más especiales del disco y uno de los que ha tenido la mejor acogida. Esto se debe en parte a la colaboración de Miguel Ángel Franco (Saurom), que gracias a su particular y desgarrada voz aporta aún más fuerza al tema, por si no era ya lo suficientemente poderoso. La canción cuenta con una primera parte que podría considerarse power metal por el ritmo de la batería y la fuerza de las guitarras. Un segundo fragmento incorpora percusión y escalas orientales que le da un toque exquisito. Sencillamente sublime.

Para poner el broche al baile llega “El picorsito”, que bien podría ser la segunda parte de aquel “Chupito” de ‘Beerserkers’. Pocos temas son capaces de aglutinar tanto en menos tiempo. Apenas dos minutos de un corte acelerado, cañero, muy bailable y lleno de ritmos y melodías folk y ska, para terminar el viaje por el disco con una fiesta tremenda. Hasta aquí llega ‘El baile de los caídos’, y creo que no hablo solo por mí misma si afirmo que es el mejor disco que han lanzado Lèpoka hasta la fecha. Un disco variado, potente, que invita a la fiesta a cualquiera que lo escuche. Altamente recomendable.

Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Colaborador

1 comentario

  • Juandie dice:

    Muy buenos temas como sus correspondientes videoclips para el nuevo álbum por parte de una de nuestras mejores bandas de Folk/Metal. Tuve el placer de disfrutar de su potente y festivo directo hace dos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.