adamantis
songofanhubis
black sabbath
impostores
black ducados
four trips ahead
motorhead
old kerry mckee

Kataklysm

Unconquered

Nuclear Blast

Por: Roberto Villalba

8

Regresa a la actualidad la leyenda del death metal melódico canadiense con su décimo cuarto disco de estudio que trae consigo alguna que otra novedad.

Para empezar, la producción ha corrido a cargo del prestigioso Collin Richardson (Slipknot, Machine Head) y del propio guitarrista de la banda Jean-Francois Dagenain, llegando a sonar más fresca y oscura  por momentos que en sus últimas producciones. Otra novedad ha sido el empleo de guitarras de siete cuerdas o las afinaciones bajas empleadas en la mayoría de las canciones, que le dan un toque distinto a este trabajo, aunque eso sí, manteniendo siempre su estilo personal dentro de la escena.

Y con esa tesitura arrancamos con “The Killshot”, primer tema que adelantó la banda y que refleja bien ese enfoque grueso en las guitarras, con grandes riffs en cascada y ese toque djent que se percibe desde la primera nota. En general, es un corte agresivo con mucho groove, que da paso a “Cut Me Down”, pista donde la melodía encaja a la perfección con su death más tradicional pudiendo haber encajado en discos como ‘Shadows & Dust’ (2002). “Underneath The Scars” sigue la misma tónica melódica que la anterior, destacando el buen papel a las cuatro cuerdas del bajista Stephane Barbe.

Seguimos con “Focused To Destroy You”, donde de nuevo se aprecian las ambientaciones djent en las guitarras y el empleo de afinaciones graves que le dan una dimensión singular a este corte. Más interesante resulta la progresiva “The Way Back Home”, tema algo más tranquilo donde cada músico saca lo mejor de su destreza y que puede recordar al death metal sueco que practicaban en sus años de bonanza bandas como In Flames. Una de las mejores canciones es, sin duda, “Stitches”, caracterizada por una muralla sónica de riffs rompe cuellos y la gran aportación del baterista Oli Beaudoin, que está fantástico en todo el disco. Seguro que será una de las canciones que no faltarán en sus futuros conciertos, una vez se normalice la situación actual de pandemia que vivimos.

Otra de las más destacadas sería “Defiant”, donde el vocalista Maurizio Iacono se sale un poco de la monotonía dejándonos una voz agresiva y penetrante, que la convierten en la canción más cañera de todo el redondo. Sin ser un tema tan técnico, musicalmente resulta bastante efectivo y se encuadraría bien en trabajos como “Temple Of Knowledge (1996). Con inicio de teclados y ambiente melancólico se inicia “Icarus Falling”, quizá la menos destacada de esta nueva placa y que nos conduce hasta el final con “When It’s Over”. Aquí la banda se despide con un tema de ritmo lento, lleno de una amalgama de riffs corrosivos que recrean un clima tétrico muy apropiado para cerrar.

Lejos de ser su mejor trabajo, la veterana formación de Montreal (Canadá) nos deja, en este atípico año para la música, un disco que hace justica a su legado discográfico y que supera musicalmente a su anterior, ‘Meditations’ (2018). ¡Seguro que no defrauda a ninguno de sus seguidores!

PARA LEER MÁS: 

Redacción
Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.