magictostadora

Black Sabbath: 40 aniversario de “Heaven and Hell”, la obra maestra del grupo con Ronnie James Dio

Blog: Mariano Muniesa

25 abril, 2020 3:52 pm Publicado por  15 Comentarios

Tal día como hoy, 25 de abril de 1980, se colocaba en los estantes de las tiendas de discos de todo el mundo el nuevo álbum de un banda a la que muchos daban ya por muerta, los viejos Black Sabbath que apenas interesaban al gran público en ese momento. Lo que nadie sospechaba es que en ese disco, sus microsurcos contenían a unos Black Sabbath nuevos, rejuvenecidos, dispuestos a romper con todo y a conquistar a toda una nueva generación de seguidores del rock duro de los años 80, cosa que lograrían ante la sorpresa general. Mariano Muniesa, en esta efeméride tan especial, os trae en este reportaje toda la historia de uno de los discos más celebrados y admirados de la historia del rock.

Los antecedentes (1): Ozzy Osbourne deja Black Sabbath

A pesar de las sonrisas, Ozzy y los Sabs ya no eran felices juntos.

Tras una época gloriosa, llena de éxito, LPs de leyenda absoluta, giras multimillonarias por todo el mundo y haber llegado a lo más alto en el mundo del rock, a partir de 1976-77 Black Sabbath inició una progresiva e ineluctable decadencia a consecuencia de la edición de unos discos que ya no tenían ese halo mágico de los comienzos – ‘Sabotage’ (1975), ‘Technical Ecstasy’ (1976) y ‘Never Say Die’ (1978)- y unos problemas con el alcohol y las drogas que repercutieron en las relaciones personales entre los miembros del grupo, que empezaron a deteriorarse, en especial entre Ozzy y el resto de sus compañeros.

Entre febrero y marzo de 1979, el grupo, tratando quizá de revivir o de reencontrarse con la inspiración que hizo de su mítico ‘Black Sabbath Vol.4’ una masterpiece, se instaló de nuevo en una mansión en Bel-Air, Los Ángeles, para escribir, componer y grabar allí el disco que debería marcar el cambio de tendencia, el álbum que debía relanzar de nuevo a Black Sabbath. Pero la experiencia fue un fracaso absoluto, que de hecho provocó lo que el propio Tony Iommi había señalado como inevitable desde hacía tiempo atrás: la marcha de Ozzy Osbourne de Black Sabbath, que se anunció oficialmente el 27 de abril de 1979.

Paradójicamente, hacia finales de febrero de aquel año, mientras asistía a una fiesta en la casa del manager Don Arden, Ronnie James Dio conoció a Tony Iommi. Los dos fueron presentados por Sharon Arden, la hija de Don Arden, quien todavía no había empezado su relación sentimental con Ozzy. Tony ha explicado en varias entrevistas que sin decírselo expresamente, le dio a entender que las cosas en el grupo no iban bien, y que le tanteó, sabiendo que ya no iba a continuar en Rainbow, por la posibilidad de hacer un grupo, un proyecto, pero sin mencionar en concreto a Black Sabbath. En ese momento, Tony, Geezer y Bill todavía estaban sumidos en una total incertidumbre sobre lo que iba a pasar con Ozzy y no sabían si iba continuar en el grupo o no. Finalmente, después de que Ozzy hiciera oficial su partida, Tony les dijo a Bill y Geezer: "¿Por qué no lo intentamos con Ronnie?".

Los antecedentes (2): Ronnie James Dio se despide de Rainbow.

Rainbow en 1978.

Cuando en 1978 Rainbow editaron ‘Long Live Rock ‘n’ Roll’, a pesar de ser un álbum de una calidad musical extraordinaria y que con el tiempo se ha transformado en todo un clásico de clásicos, lo cierto es que comercialmente, se quedó muy por debajo de las expectativas creadas, especialmente en Estados Unidos, en donde la afluencia a los conciertos también bajó con respecto a anteriores tours. Ante este panorama, Ritchie Blackmore decidió que, en coherencia con lo que estaba triunfando comercialmente en los USA a finales de los 70 –el llamado AOR, con grupos como Boston, Foreigner, Reo Speedwagon, Journey- el grupo debía tomar un giro musical en ese sentido cara a su próximo disco. Según Wendy Dio, Ronnie no estaba de acuerdo ni quería escribir canciones en esa orientación, además de que se sentía muy molesto por la forma en la que el guitarrista había empezado a sustituir al resto de miembros del grupo sin comentarle nada. Cuando tras una conversación telefónica Blackmore le comunicó que su decisión estaba tomada con respecto a todos los cambios que quería hacer y que de hecho ya había hablado con Roger Glover para decirle que iba a ser el productor del siguiente disco, Ronnie Dio tomó la decisión de dejar la banda. Por su parte, Ritchie Blackmore siempre defendió que la verdadera razón por la que Dio se marchó fue porque exigía una cantidad de dinero por segur en el grupo que le parecía inaceptable.

Consumada su marcha de Rainbow, Ronnie y su mujer Wendy se mudaron de Connecticut a Los Ángeles, y unas semanas después de aquel encuentro en la fiesta de Don Arden, Sharon le llamó para contarle que Tony Iommi iba a ir con ella esa noche al Rainbow Bar & Grill, el mítico local de LA, y que Tony le había dicho que le gustaría verle allí y charlar con él. Esa noche, tras un rato de charla y copas en el Rainbow, Tony le explicó que Ozzy ya no estaba en el grupo y le invitó a la mansión del Bel-Air para hacer algo parecido a una jam-session con el resto de los Sabs y el teclista Geoff Nicholls.

Al llegar allí, en efecto empezaron a improvisar y al cabo de un rato, Tony le tocó una canción en la que había estado trabajando. Casi nada mas escucharla, a Ronnie se le ocurrió una melodía vocal. "Tony tenía un magnífico riff", -dijo Ronnie- "pero nada que lo acompañase. Le dije entonces: "dame un minuto", fui a la esquina y comencé a escribir la letra. Luego lo grabamos. Cuando lo reproducimos, era obvio para los dos, realmente teníamos algo aquí ”.

Esa canción era “Children Of The Sea”. La primera canción que Ronnie James Dio compuso en apenas 15 minutos con unos Black Sabbath que en los tres meses anteriores con Ozzy no habían sido capaces de dejar montada una sola pieza. A partir de ese momento, ya no hubo dudas: Ronnie James Dio sería el nuevo cantante de Black Sabbath, y muy pronto empezarían a preparar un nuevo álbum de estudio.

Un comienzo difícil

En cuanto los nuevos Sabbath empezaron a escribir canciones y a ensayar para ir preparando material para ese próximo disco, a pesar de que la química musical entre ellos funcionaba a la perfección – de hecho, “Lady Evil” surgió según recordaban, en el tercer o cuarto ensayo que hicieron-, antes de entrar en el estudio surgieron varios problemas que retrasaron la grabación de ‘Heaven And Hell’ hasta finales de octubre de 1979.

Por un lado, el bajista Geezer Butler tuvo que dejar el trabajo con el grupo debido a que se encontraba en trámites de divorcio y tenía que trasladarse a Inglaterra para solucionar todas las complicaciones legales y económicas derivadas de la separación. Para no interrumpir el trabajo, Dio durante algunas sesiones se hizo cargo del bajo y de la voz, aunque después llamó a su ex compañero en Elf y en las primeras formaciones de Rainbow, Craig Gruber, que ensayó con ellos hasta que Geezer solucionó sus problemas y regresó de Inglaterra. Hay expertos en Black Sabbath que aseguran que hay líneas de bajo grabadas por Craig Gruber en algunos temas de ‘Heaven And Hell’, aunque nunca ha figurado en los créditos del disco.

Por otro lado, en ese momento empezaron una serie de desacuerdos y de discusiones entre el grupo y su manager Don Arden que acabarían inevitablemente en la ruptura entre ambas partes. El manager insistía en que la banda necesitaba recuperar a Ozzy, que había sido un error prescindir de él y que no le gustaba la idea de tener a Ronnie como frontman. "No puedes tener un enano cantando para Black Sabbath", llegó a decirle Don Arden a Tony Iommi . Sin embargo, Ronnie y Tony sabían que tenían un auténtico diamante en bruto en sus manos y no tenían intención de detenerse. Entonces, por despecho Don Arden ordenó a sus empleados, parece ser que de manera muy poco educada y muy expeditiva, que se llevasen los muebles alquilados de la casa en la que Tony y Bill se alojaban en Bel-Air.

Al darse cuenta de que la situación solo iba a empeorar, Tony decidió cortar su relación con Don Arden y seguir adelante sin él. Después de algunas conversaciones con Ronnie y Bill, se acordó que era mejor cambiar de aires, con lo cual, unas semanas más tarde, el grupo dejó Los Ángeles y se mudó a Miami, donde alquilaron una casa propiedad del líder de los Bee Gees, Barry Gibb. En poco tiempo, organizaron un estudio casero y un local de ensayo y el trabajo continuó. Cuando Geezer volvió, en tres semanas la composición del álbum se completó y se mostraron listos para entrar a grabar.

Un genio tras la mesa de mezclas: Martin Birch

 Todo el grupo estuvo de acuerdo, al ver como evolucionaban las nuevas composiciones, el estilo y las ideas que Ronnie estaba aportando, en definitiva como Black Sabbath estaban entrando en una etapa nueva, que había que elegir muy bien a quien fuera el productor de este disco. Fue idea de Dio llamar a Martin Birch, al que conocía bien al haber sido el productor de todos los discos de Rainbow anteriores y que había hecho un excelente trabajo con Whitesnake en discos como ‘Trouble’ o ‘Love Hunter’.

Obvio es decirlo, Martin Birch, el que sería posteriormente el productor que convirtió en estrellas a Iron Maiden, supo imprimir al sonido de Black Sabbath una fuerza y una energía nuevas, una dureza y una contundencia que no habían vuelto a tener desde ‘Sabbath Bloody Sabbath’, les situó en unos parámetros plenamente actuales y merced a su trabajo en ‘Heaven And Hell’, hizo posible que una banda por la que ya nadie apostaba y que parecía incapaz de hacerse un hueco en lo que sería la inminente explosión de la New Wave Of British Heavy Metal, reviviera por completo y conociera unos años de éxito y prestigio comparables al que habían disfrutado en la primera mitad de los años 70.

Así pues, entre el 22 de octubre de 1979 y el 25 de enero de 1980 se grabó en los Criteria Recording Studios de Miami y se mezcló en los Ferber Studios de París ‘Heaven And Hell’, la obra maestra absoluta de los Black Sabbath era post-Ozzy Osbourne.


Tema a Tema

Neon Knights

Tema emblemático donde los haya en los Black Sabbath de la era Dio, intenso, fuerte, era de hecho un cañonazo heavymetalero demoledor, con un tratamiento formidable de la voz de Dio por parte de Martin Birch y uno de los solos de guitarra más apoteósicos que probablemente haya grabado nunca Tony Iommi. Para todos los aficionados y seguidores del heavy metal de Madrid y de la generación que vivimos la explosión del género a comienzos de los 80, esta canción nos evoca además uno de los programas de radio históricos en la FM rockera madrileña, en tanto en cuanto era la sintonía de arranque del ‘Disco-Cross’, de nuestro querido y añorado compañero Mariano García.

Children Of The Sea

Un medio tiempo sensacional, con una apertura en la que el inconfundible estilo de Tony Iommi, siempre entre lo lírico y lo siniestro, entre lo poético y lo inquietante, nos lleva a un viaje musical denso, en el que la voz de Dio contribuye a introducirnos en esa atmósfera oscura, y en la que sobre la pétrea base de ritmo montada por Bill Ward y Geezer Butler, tenemos una canción que indudablemente posee una magia especial.

Lady Evil

Esta canción es otro medio tiempo más hard rock, con un aire muy de los 70, de hecho a mí siempre me ha recordado ese tipo de temas tan característicos de Elf, y creo que bien pudiera ser un descarte de Elf que Dio trajo a esta grabación. En ella podemos escuchar otro excelente solo de guitarra de Tony Iommi.

Heaven And Hell

No fue esta la primera canción que compusieron juntos, pero sí la primera que grabaron cuando se instalaron en los míticos Criteria Studios de Miami en octubre del 79. Esta creación es posiblemente una de las canciones más inspiradas, logradas y fascinantes que se hayan escrito nunca en la historia del rock. Una suerte de in crescendo en el que en un inquietante pero relajado comienzo, el tema va incorporando más intensidad, que en un rasgo de originalidad compositiva sin precedentes, se construye en torno a un solo de guitarra que a medida que crece y avanza, incorpora más fuerza en la base de ritmo, en los coros de guitarra, en la propia e ígnea voz de Ronnie James Dio, desembocando en una tormenta sonora descomunal, una tormenta de heavy metal en estado puro que desvanece finalmente hasta una calma tensa que sugiere una guitarra suave, cálida, pero como no pude ser de otra forma en Tony Iommi… siempre inquietante.

Wishing Well

Tema en el que recuperamos el estilo más potente y directo de estos nuevos Black Sabbath, que está anunciando en parte lo que veremos en la New Wave Of British Heavy Metal: ritmo trepidante, una base de ritmo penetrante muy en primer plano y una melodía pegadiza pero fuerte y muy heavymetalera.

Die Young

Este es de los pocos temas en los que guitarra y teclados se fundieron en una atmósfera muy sugerente, muy válida por ejemplo para iniciar un concierto, a modo de intro de un tema en el que de nuevo el grupo se vuelca en un heavy metal lleno de energía, ejecutado a ritmo trepidante y que en las giras de aquella época, era de los imprescindibles en el set-list. Cambios de ritmo perfectamente engarzados, de nuevo Iommi me atrevería a decir que iniciando en la parte instrumental intermedia lo que llamaríamos años después “metal neoclásico” y terminando en una orgía decibélica fabulosa.

Walk Away

Medio tiempo muy melódico, intenso y cargado de fuerza, que siempre he pensado que hubiera sido, en especial en Estados Unidos, una magnífica elección como single. De nuevo, encontramos en este tema a un Ronnie James Dio insuperable y desde la producción, un tratamiento de la base de ritmo y de los ecos en segundo plano de los solos de guitarra sensacionales. Quizá pasara desapercibido en su día, pero siempre defenderé que es una de las piezas más inspiradas de ‘Heaven And Hell’.

Lonely Is The Word

Para cerrar esta obra maestra, otro hard rock que es quizá la canción de este disco que pudiera entroncar más con los Sabbath del pasado por mor de ese ritmo lento, pesado, típico de los Sabs de comienzos de los 70. Es especialmente interesante en esta canción los dibujos de guitarra y la densidad de la parte intermedia instrumental, que lleva a este tema a un ámbito muy cercano al rock progresivo de los 70.


La portada

El arte final de la portada del álbum fue tomado de la pintura "Smoking Angels" del artista Lynn Curlee, realizada justamente en 1979, pero que también se inspiró, como se puede ver en la ilustración adjunta, en una fotografía de 1928 de autor desconocido con mujeres vestidas como ángeles y fumando detrás del escenario durante un descanso en un desfile de una universidad local. La ilustración de la contraportada fue dibujada por el artista Harry Carmean, y siempre ha llamado la atención el parecido de ese dibujo de la contraportada con el de la portada de ‘Long Live Rock 'n' Roll’ de Rainbow.

“Lo que nos gustó de la ilustración de Lynn Curlee fue que mostraba a tres ángeles aparentemente relajados haciendo lo que la gente normal podría hacer en un momento de relax: fumar un cigarrillo y jugar una partida de cartas. De recreo, se podría decir”, afirmó Dio sobre la idea de esta portada.

 

 

 

El legado

En lo que a cifras se refiere, ‘Heaven And Hell’ consiguió remontar en listas a unos Black Sabbath que hacía muchos años que no se acercaban a las posiciones más altas de los ranckings. Llegó al nº9 en Gran Bretaña y al nº18 en Estados Unidos, alcanzando posiciones que no habían logrado desde ‘Sabotage’ en 1975 y llegando a ser el tercer álbum más vendido de su historia detrás de ‘Paranoid’ y ‘Master of Reality’. Finalmente fue certificado como disco de platino en 1986 por vender 1 millón de copias en los Estados Unidos, mientras que en el Reino Unido, se convirtió en el tercer álbum de estudio de Black Sabbath en obtener la certificación de plata (60.000 unidades vendidas) por la Industria Fonográfica Británica, logrando esto en noviembre de 1980. Posteriormente obtuvo la certificación de disco de oro (100.000 unidades vendidas) en abril de 1982. En 2017, ocupó el puesto 37 en los "100 mejores álbumes de metal de todos los tiempos" de la publicación de referencia en los USA, Rolling Stone.

Pero lo más importante, es que fue un álbum que marcó un antes y un después en la carrera de una banda mítica, que supo reinventarse por completo a raíz de la edición de este trabajo y que ha dejado para la posteridad uno de esos discos que no envejecen, que siempre suenan frescos, fuertes e intensos. Cátedra sonora absoluta de la historia del heavy metal.

Mariano Muniesa
Sígueme
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Categorizado en: , , , ,

Esta entrada fue escrita por Mariano Muniesa

15 comentarios

  • Juandie dice:

    Gran resumen por parte de Mariano Muniesa hacia tan histórico álbum a través de sus grandes canciones también como de sus videos en directo. Unos BLACK SABBATH totalmente jodidos tras la huida de Ozzy se supieron reinventar a través de este discazo con la voz de otro ilustre como Ronnie James DIO. Feliz 40 aniversario.

  • Gmoore dice:

    Excelente artículo. Que cantidad de información. Sin duda uno de los mejores discos de nuestro rollo. Dio impresionante , y el resto que decir, obra maestra. La producción de Martin Birch perfecta. Como le echo de menos en Iron Maiden , ya que desde que no está él, el sonido es muy plano.

  • Cris dice:

    Para mi Dio es la tercera mejor voz del rock/metal. Partiendo de esa base solo puedo decirte que FELICIDADES te has salido y mira que haces buenas crónicas. Pero BRAVO

  • Ferrer marcelo dice:

    Felicidades sabbath dio el mejor cantante de hevi metal aguante

  • Luciano dice:

    Sabotage es el mejor trabajo de Sabbath según mi opinión.
    Gran artículo sobre un disco espectacular

  • M . C. dice:

    Definitivamente DIO el mejor cantante de heavy metal hasta el dia de hoy , y HEAVEN AND HELL el mejor disco de BLACK SABBATH y de toda la decada de los 80'as. mucho mas alto de BACK IN BLACK de AC.DC. Muy buena reseña de como se estructuro el disco.
    SALUDOS.

  • Juan García De La Cruz dice:

    Todo un clásico del HEAVY METAL quien no recuerda a verlo comprado en acetato ( vinil ) en los ya lejanos 80s
    En hora buena y feliz cumpleaños # 40
    HEAVEN AND HELL .

  • rockandhell dice:

    A mi juicio, un disco maravilloso. Creo que tiene aura de obra maestra porque canta una de las grandes voces del rock duro y tiene unas cuantas rolas memorables. Pero no lo incluiría en el olimpo, porque no funciona como conjunto. No quiero nombrar las canciones que fallan :)), pero solo hay que observar las veces que las han tocado en directo, para pensar que a lo mejor no estoy diciendo una burrada.

  • Ester dice:

    Ayyyy, Mariano, me dejas KO!!!! Q pasada de artículo, y con mis Sabbath!!!! No se puede añadir nada a lo escrito por ti,si acaso el cambio vital q supuso en mí este disco. Sabbath y Jethro sentaron en mi infancia las bases de mi futuro. Les debo tanto a los dos grupos!!! Pero en la época en Sabbath sacaron este álbum, yo perpetrada el cambio feroz de mi vida : plantar cara a mi familia y abandonar una religión asfixiante, el judaísmo. Se acabó, nunca más seguiría con ese rebaño. Broncas, castigos, encierros, de todo, pero yo ahí con Toni, siempre a mi lado. Cuanto quiero a este señor!!! Oía su música dentro de mi cabeza cuando me quitaron los discos y el tocadiscos, cuando ni siquiera podía oír la radio, quisieron acabar conmigo, pero la pequeña testaruda ganó, una vez más. Gracias Toni, fuiste tú y no las espinacas de Popeye. Más tarde llegarían Metallica tendiendo ante mí una autopista sin retorno, por la que seguiré circulando hasta q me muera. Gracias Mariano

  • Miguel dice:

    Para mi la mejor voz junto con halford uno en agudos y el otro más grave

  • Ricardo Correa dice:

    En Colombia ese álbum pegó duro, fue muy exitoso, diferente a las obras con Ozzy. Me gustó el Artículo. Gracias

  • Javier dice:

    Descubrí este disco hace sólo un par de años y no entiendo cómo no llegó antes a mis manos, porque se trata de una pedazo de obra de arte. Magistral.

  • Javier dice:

    Por cierto, ¿a nadie le parece que el estribillo del "Lick It Up" de Kiss es clavado al de "Walk Away"?

  • Ængel DeLarge dice:

    1980, un año parte aguas en la música, especialmente en el metal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.