parabellum
color mendigo
dinky dau
nurcry sin temer al sol
devil\\\
serafin mendoza
proyectoplasma
comeback studios
dirty honey

Barón Rojo: 40 años de "Volumen brutal", el disco más importante de nuestro heavy metal

22 febrero, 2022 11:58 am Publicado por  7 Comentarios

Un día como hoy hace 40 años, el Heavy se hizo mayor en España. Había nacido apenas un año antes con la publicación de la ópera prima de Barón Rojo, predecesora del objeto de esta columna, ‘Larga vida al rock and roll’. Y digo que había nacido, porque si bien en España teníamos buenos grupos de rock and roll, o de ese género tan exclusivo nuestro como es el rock urbano, el tema del heavy era casi tabú, de hecho no eran pocos los que abiertamente renegaban del término, y heavy, lo que se dice heavy, no había nada editado. Y como digo, nació con el ‘Larga vida’, pero se hizo adulto con el pedazo de disco que hoy cumple años, hablamos de ‘Volumen brutal’, no sé si será el mejor disco de la historia del heavy español, pero lo que sí que tengo clarísimo es que es el más importante.

Vaya por delante que yo no soy un gran fan de Barón Rojo, al menos no lo he sido en los últimos 35 años, pero ‘Volumen Brutal’ fue el segundo disco que me compré (casete para ser precisos), sólo se le adelantó el ‘Killers’ de Maiden, y entre 1982 y 1983 debí escucharlo cerca de quinientas veces. Y es que todo el mundo lo tenía, todo el mundo se sabía de memoria las canciones, y cuando estabas con los colegas raro era el día que no oías a alguien tarareando alguno de sus cortes. No me gustó mucho lo que vino después, desconecté rápido y les perdí la pista. En 2005 los vi teloneando a los Judas en Vistalegre, y fue triste escuchar una ecualización que les hacía sonar mejor en el baño o en los pasillos que rodean la plaza de toros que en las gradas. Pese a todo, ‘Volumen Brutal’ es parte de mi vida, de mis comienzos en el heavy, y eso no lo cambia de ninguna manera lo que vino después, por poco que me gustara.

La banda en los estudios Kingsway, propiedad de Gillan, donde se grabó el disco

Los entresijos de la grabación del disco, así como un montón de detalles de prácticamente toda la vida del grupo durante el año 82, los podéis leer en el fantástico trabajo de Mariano Muniesa que publicamos en su día. La grabación del disco se llevó a cabo en los estudios Kingsway de Londres, propiedad de Ian Gillan (Deep Purple), por la formación clásica de la banda, esto es: los hermanos Armando y Carlos de Castro en las guitarras y voces, José Luís Campuzano “Sherpa” al bajo y voz, y Hermes Calabria a la batería.

La cosa ya empezaba de manera contundente con la portada. La obra del fotógrafo español José Luís Botella muestra una impactante imagen de un puño reforzado con remaches rompiendo no se sabe muy bien qué, pero rompiéndolo como rompió moldes la música del interior. Desde luego llamaba la atención desde los escaparates de las añoradas tiendas de discos.

La versión original comenzaba con “Incomunicación”, un tema contundente para abrir boca, con un Carlos de Castro cantando más que aceptablemente. Riff vertiginoso, mucho guitarreo y una letra, como casi todas las del disco, que describe un momento de la historia difícil de entender para quien no lo vivió. Sin móviles, sin internet, con dos cadenas de televisión, si para nosotros era el reino de la incomunicación, para las generaciones de hoy en día sería como el mundo post apocalíptico de las películas de Mad Max.

Unas guitarras casi de peli del oeste, culminadas magistralmente por los tambores de Hermes, dan pie al contundente riff de “Los rockeros van al infierno”, otro temazo. Un punto más lento que el anterior, pero igual de contundente y con otra letra cargada de historia, la firma esta vez la factoría Sherpa/Carolina Cortés. Aquí la cosa va de los estereotipos que nos acompañaban cuando nuestro rollo eclosionó aquí en casa. Melenudos, alborotadores, desobedientes natos, y demás paridas que se le ocurrían a un ignorante en aquellos días cuando se cruzaba con uno de los nuestros. "Qué risa me da es falsa humanidad…" Magistrales las guitarras.

El tercer tema era “Dame la oportunidad”, una especie de balada, al menos en lo que a la letra toca, que no queda tan claro en lo que al ritmo se refiere, más contundente que el de la típica balada ochentera y con continuos fraseos de guitarra. De nuevo Carlos en su mejor momento como vocalista.

A continuación venía “Son como hormigas”, costumbrismo por un tubo, cierro los ojos y todavía puedo recordar aquellos tiempos sólo con oír la voz de Sherpa. Una perla que comienza con una contundente combinación de las guitarras con la sección rítmica, que se lo deja a huevo a Sherpa para comenzar la diatriba sobre ese maravilloso riff. Y la letra, lo que os decía, fiel relato de la vida en aquellos días de la era pre-riesgos laborales, me acuerdo ahora de aquellos currelas sin protección de oídos, ni guantes, ni nada de nada, dándole a los martillos eléctricos, que estarán ahora todos sordos y con párkinson. Y por supuesto me acuerdo de las multas a destajo, la barra libre de impuestos en cascada, y cómo no, de los gobernantes. Para redondear el tema, en el  saxofón tenemos ni más ni menos que al mítico Mel Collins.

“Las flores del mal” cerraba la cara A. Estamos ante un tema gobernado por un gran riff de guitarra, adornado por una letra con un cierto aire sombrío que la melodía va atenuando hasta el estribillo, buenísimo por cierto. Espectacular trabajo de las guitarras, bien secundado por la sección rítmica. Parece increíble que ya se llevaran mal por aquellos tiempos con la música que eran capaces de crear juntos.

La cara B comenzaba con “Resistiré”, dinamita de la buena, aunque con el comienzo previo al estallido de las guitarras pudiera parecer otra cosa. Magistral la voz de Sherpa, que por momentos se convierte en la tercera guitarra del grupo, disparando las líneas de la letra como si fueran balas. Con una letra agresiva donde las haya, una sección rítmica contundente y unas guitarras demoledoras, en un abrir y cerrar de ojos se convirtió por méritos propios en uno de los himnos más importantes del heavy nacional. No hace falta decir que este era el “Resistiré” que el menda escuchaba durante las primeras olas de la pandemia.

Barón en el Marquee de Londres

“Satánico plan (Volumen brutal)” es el enésimo clásico de este discazo. Construido una vez más sobre un gran riff y una letra muy pegadiza con claros tintes autobiográficos que reflejan el sentir del grupo, culmina en un gran estribillo de esos que cantas aunque no quieras. Y musicalmente un trabajo impecable por parte de los cuatro componentes.

Las teclas de Colin Towns (Gillan) nos introducen al momento emotivo del disco, hablamos de “Concierto para ellos”, en opinión de quien escribe, el mejor homenaje que se haya hecho jamás a los grandes de nuestro rollo. De los que por aquella época nos habían dejado no falta ni uno. Algo que se podía hacer en aquellos años pero que hoy desgraciadamente necesitaríamos casi un álbum completo. Esta vez la letra no es buena, es una obra maestra. Si este tema lo hubieran concebido Iron Maiden o Scorpions, por citar dos, sería una himno universal imperecedero, pero como lo crearon los Barones, pues sólo lo es a nivel nacional. Los guiris se lo pierden. "Las sirenas lloran, cuídate, no te dejes atrapar".

“Hermano del Rock & Roll” es el tema que se canta Armando. En mi modesta opinión es el tema más flojo del disco junto con “Dame la oportunidad”, sin que eso quiera decir que sean malos, pero es que están rodeados de tralla de mucho nivel. Obviamente Armando no está al nivel ni de Carlos ni de Sherpa, y creo que con la voz de cualquiera de ellos hubiera sido mejor, pero el tema lo firma Armando en solitario y entiendo que lo quisiera cantar.

El disco se cerraba con “El Barón vuela sobre Inglaterra”, una instrumental cortita y bastante buena. A mí al menos, el riff me recuerda muchísimo al sonido de los dos primeros discos de Iron Maiden, y tres cuartas de lo mismo con la batería de Hermes y la del llorado Clive Burr. El tema termina con la melodía de “Barón Rojo” dándole un puntillo extra al tema. Un digno final para un disco enorme.

Otro gran hito para el grupo fue el llenar, por primera vez, el Pabellón

Como es bien sabido, ‘Volumen brutal’ fue editado también en inglés, también lo tuve y tengo que reconocer que me gustaba lo suficiente para oírlo de vez en cuando, pero si os he de ser sincero, no creo que los guiris les pillasen el sentido a bastantes temas, por aquello que os comentaba del costumbrismo que se encierra en muchos de ellos, herencia clara del rock urbano. Y lo de “I Stand Up” disculpadme pero está a años luz del “Resistiré” en la lengua de Cervantes.

En lo que a ventas se refiere, tiene la certificación de disco de platino en nuestro país al haber superado las 100.000 copias certificadas, sin embargo, he podido comprobar que en numerosos sitios se le atribuyen más de dos millones de copias vendidas en todo el mundo. Respecto a la crítica, ‘Volumen brutal’ fue acogido con los brazos abiertos por la prensa especializada, apoyado a muerte desde los programas de radio de nuestro rollo existentes en la época, e incluso tuvieron alguna presentación en los programas de música de TVE, en aquellos tiempos la mejor televisión de España.

En definitiva, ‘Volumen brutal’ es sin duda alguna una obra maestra del heavy nacional, y uno de los pilares sobre los que se asienta. Creado por una banda pionera, que en aquellos días no tenía nada que envidiar a nivel instrumental, de composición, virtuosismo o en directo, a grupos que hoy son dinosaurios del rock por derecho propio, y con muchos de los cuales llegaron a tener trato e incluso a colaborar. Desgraciadamente, las cosas se torcieron y el asunto no llegó nunca a donde apuntaba hoy hace 40 años, pero… ¡Qué coño! Que nos quiten lo bailado.

F.J. Villasante

Redacción
Etiquetas: , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

7 comentarios

  • Juandie dice:

    Pedazo de resumen hacia el 40 aniversario de uno de los mejores y más miticos álbum de nuestro Heavy Rock como es VOLUMEN BRUTAL de los históricos BARON ROJO el cual les dio el reconocimiento suficiente para salir de nuestro pais y descargar en su segunda casa como fue Inglaterra. Por mi parte solo puedo decir que es un honor tener desde hace muchisimos años este discazo y todo un orgullo tener en mi habitación a el mitico Armando de Castro en posters a través de su histórica actuación en Reading 82.

  • Awañak dice:

    No sólo a nivel España fue muy bien acogido. A nivel internacional también lo fue. Tanto MetalStorm como The BNR Metal Pages lo sitúan entre los 20 mejores discos de 1982. Y en Metal-Archives tiene una puntuación del 95%. Se podría decir que probablemente, sea el mejor disco de heavy en español

  • Ángel dice:

    Si este disco lo hubieran grabado AC/DC, IRON MAIDEN, o algún otro grupo de los históricos, hubiera sido uno de los grandes discos de la historia del rock.

  • ALAN dice:

    LA MEJOR BANDA DE HABLA HISPANA DE TODA LA HISTORIA DEL METALROCK. PUNTO.

  • Jose Lopez Camba dice:

    Es de los mejores, eso seguro !!!
    Pero el "Toca Madera" de Panzer no se keda muy atras ...
    Nosotros aki tenemos un monton de albumes cojonudos de esos años '80, no hace falta salir del pais para escuchar heavy metal puro y duro ...
    Y ke siga asi por mucho tiempo mas, apoyemos a muerte a nuestro rock haevy metal !!!

  • Tere Gálvez dice:

    Yo, que también soy "dinosauria del rock" formo parte del grupo "Baronesas y los Vándalos" desde Zaragoza, visibilizando a las mujeres en el rock, y poniendo en voz de mujer lo que se cantaba y contaba en el rock en castellano; con un reconocimiento al papel de Carolina Cortés, "la Baronesa" por excelencia, y por la que adoptamos ese nombre. No queremos olvidar lo que significó para nosotras ese Volumen Brutal de Barón Rojo, y aunque algunos temas pueden parecer un poco trasnochados, creemos que hay cuestiones que siguen actuales "disfrazadas" de normalidad; sólo ver la comunicación virtual y la soledad real en mundo impersonal. "Incomunicación" al fin y al cabo. Y así con muchos temas más.
    Brrravo Mariscal Rock, brrravo Barón Rojo y brrravo Carolina, ahí detrás, un poco más en la sombra, como lo estuvimos nosotras.

  • Rosendo dice:

    Nunca se harà algo parecido en este paìs

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.