Madness Live!
leyendasdelrock
resurrection
farragua
bajacalifornia
interesvariable
landevir2
camorock
evildog
crazydrummersday
vargas2019
saurombarcelona

Por qué ‘Volumen brutal’ es la obra maestra del heavy metal español. 35º aniversario

Blog: Mariano Muniesa

22 febrero, 2017 1:35 pm Publicado por  5 Comentarios

portada-volumen-brutal-reportaje - copia

Cuando celebramos hoy los 35 años de la edición de este segundo disco de Barón Rojo, no estamos conmemorando una efeméride más. No es la primera vez ni mucho menos que he escrito acerca de ‘Volumen brutal‘ y lo que significó en la historia de la música española, y tal vez algunos de los datos que vamos a proporcionar en este artículo sean ya conocidos para algunos de nuestros lectores, pero desde el punto de vista de la historia, es necesario volver a reivindicar la grandeza de un álbum musicalmente perfecto en su género, que se puede decir sin ambages que contiene la quintaesencia del heavy metal español y que sigue siendo uno de los discos más vendidos de nuestro rock duro estatal.


 Los años de la post-transicion: el rock incendia las calles

Febrero de 1982: Por aquel entonces, España vivía un momento sumamente singular a todos los niveles. Políticamente, era un tiempo de una elevada conciencia social y política en toda la sociedad, que se reflejaba en las constantes y numerosísimas movilizaciones en contra de la decisión del gobierno de Calvo Sotelo de que España se incorporase a la OTAN, las manifestaciones en solidaridad con los afectados por el envenenamiento masivo por consumo de aceite de colza adulterado o las movilizaciones obreras que lograron que la patronal y el gobierno se sentaran a firmar con las centrales sindicales los Acuerdos Nacionales sobre Empleo (ANE) que supusieron un gran avance en los derechos de los trabajadores en aquellas circunstancias. El Guernica de Picasso había vuelto a España meses antes, los militares golpistas implicados en la aventura del 23-F se sentaban en el banquillo y en todo el país se sentía, se tenía la convicción que habría elecciones generales antes del final del año y que la izquierda, más concretamente el PSOE iba a obtener un triunfo histórico, como efectivamente sucedió en los comicios del 28 de octubre. Y hasta había algunos que ingenuamente creían que la selección española podría ganar el campeonato mundial de fútbol que se celebró aquel verano en nuestro país -el mundial de Naranjito–  y que se llevó aquella mítica Italia de los Zoff, Altobelli, Tardelli y Rossi.

Barón-Rojo-formación-1982-promocional - copia

Barón Rojo (1982)

En toda esa efervescencia social, política y también cultural, se forjó en esos años, muy especialmente en 1982 el gran movimiento del heavy metal español, que por un lado, consagraba a muchos de los músicos que desde los 70 a través de formaciones como Asfalto, Coz, Ñu, Leño, Obús y por supuesto, Barón Rojo, venían aportando la influencia del rock más fuerte, del hard rock clásico, con una actitud reflejo de lo que pasaba en la calle, con un mensaje de lucha, de contestación, de cambio, frente a los grupos de la llamada “movida madrileña”, cuyos referentes musicales y estéticos eran completamente distintos.

Por otro lado, entre 1980 y 1981 en Inglaterra se había producido el fenómeno de la New Wave Of British Heavy Metal, que se extendió a todo el mundo con una fuerza tremenda y que en España no tardó en tener legiones de adeptos, y que fue un espejo en el que muchos de los músicos de rock madrileño se fijaron para actualizar su propuesta y evolucionar hacia un sonido más consonancia con ese modelo que triunfaba con una innegable fuerza a nivel internacional. Si a todo ello le sumamos que ya en Madrid, que ejercía en cierta manera como caja de resonancia de lo que sucedía en todo el estado español, ya existían programas de radio como los de Mariskal Romero en Radio Centro“El Búho Musical” de Paco Pérez Bryan en Radio Juventud de Madrid que eran un potentísimo amplificador de esa realidad y un sello discográfico como Chapa Discos que nació con la decidida vocación de difundir todo ese movimiento y ser el sello que aglutinase a todas las bandas que hacían rock duro a nivel estatal, tenemos todos los elementos que crearon la atmósfera, el clima ambiental para que ese movimiento, ese fermento, esa nueva cultura urbana expresada a través de la fuerza del rock duro, encontrase un referente, un disco de cabecera, una obra maestra que reflejase el sentir de esa generación y quedase para la posteridad como el disco que encarnase aquel momento histórico. Y ese disco fue ‘Volumen brutal’.


Del barrio de Tetuán a Tottenham Court Road

Barón-Rojo-Kingsway-Recording-Studios - copia

El grupo en las oficinas de Kingsway Recording Studios

Cuando Barón Rojo ficharon por Chapa Discos en 1980 a iniciativa del Mariskal Romero, éste tenía meridianamente claro que ese grupo iba a ser el que realmente liderase ese nuevo movimiento heavy que poco a poco se iba creando en España. Tras la primera intentona plasmada en ‘Larga vida al Rock´N´Roll’, un excelente trabajo pero que se grabó en condiciones bastante precarias y con un presupuesto muy reducido, por la energía que la banda desprendía en directo y por el creciente número de fans que abarrotaban todas y cada una de sus actuaciones, Mariskal Romero, avalado por los estimulantes resultados comerciales que obtuvo ese primer LP, se lo jugó todo ante la directiva de Zafiro para que el sello hiciera el máximo esfuerzo para que el segundo disco de la banda fuera el de su definitiva consagración.

Consciente, tanto él como el grupo, de que en España aún no existían ni estudios debidamente equipados ni ingenieros de sonido cualificados como para grabar heavy metal a un nivel que pudiera competir con lo que se hacía en el mundo anglosajón, logró que Barón Rojo pudieran grabar en los Kingsway Recording Studios de Londres, gestión que Mariskal logró a través del contacto que Ian Gillan le proporcionó cuando le entrevistó en Radio Centro en el otoño de 1980. Gillan era uno de los socios de la empresa que dirigía el estudio y fue quien facilitó más que el grupo pudiera grabar en unas condiciones sumamente profesionales y que obviamente, fueron decisivas para que el resultado final de aquella grabación fuera un disco de leyenda.

El 5 de noviembre de 1981 el grupo voló de Madrid a Londres para pasar dos semanas totalmente enfrascados en la grabación de este disco, cuya preparación se venía gestando desde meses antes. A pesar de que el verano de 1981 había sido buenísimo en lo que a contratación se refiere, y el teléfono de la agencia de management Centro Rock no dejaba de sonar con constantes peticiones de fechas para el grupo, se decidió desde finales de septiembre no hacer más actuaciones y concentrarse todo el mes de octubre en una serie de intensos y maratonianos ensayos, de lunes a domingo incluidos, para tener todo a punto para grabar.

Barón-Rojo-Candem-Town - copia

Los Barones en el mercado de Camden Town en Londres

El ingeniero de sonido fue Bob Broglia, un técnico de primerísima categoría en cuyo currículum encontramos nombres como los de Jeff Beck, Wishbone Ash, Uriah Heep o Ian Gillan y se contó con algunas colaboraciones auténtico lujo, caso de Colin Towns, teclista de la banda del propio Ian Gillan y que fue el teclista de “Concierto para ellos” y muy especialmente de Mel Collins, prestigioso músico experto en instrumentos de viento -su saxo puede oirse en el “Miss You” de los Rolling Stones o en el famoso “Baker Street” de Gerry Rafferty – que había trabajado con gente de la categoría de Alexis Korner, Eric Clapton, Bad Company, King Crimson, Camel o el The Alan Parsons Project. Su contribución a esta grabación se hizo en “Son como hormigas”, en donde introdujo un saxo que le dio a la canción un toque de sofisticación muy especial.

Se intentó que Jon Lord, teclista por aquel entonces de Whitesnake, pudiera colaborar en la grabación del disco, pero éste declinó la invitación al estar totalmente inmerso en la grabación de un disco en solitario que se editó meses después, ‘Before I Forget‘. John Sloman, ex – cantante de Uriah Heep, fue invitado a visitar al grupo en el estudio por Howard Johnson, periodista de Kerrang!, pero su visita no se terminó de concretar en nada que quedase grabado, aun cuando Sloman estuvo ensayando con ellos una versión de “Crossroads” de Cream.


El barón volando sobre Inglaterra… con Iron Maiden y Michael Schenker

Barón-Rojo-Ensayando-con-Bruce-Dickinson - copia

Bruce Dickinson (Iron Maiden) ensayando con Barón Rojo

Aquellos días de noviembre que Barón Rojo pasó en Londres no se dedicaron en exclusiva a la grabación del disco. Mariskal Romero desarrolló toda una estrategia de promoción desde Madrid para que la llegada de Barón Rojo a Londres fuera en cierta medida un suceso en la propia Gran Bretaña y el paso por la capital del grupo generase noticias, interés, actualidad. Merced a la ayuda del periodista Richard González y del promotor de conciertos Robert Mills, ambos ingleses pero con vínculos familiares con España, por un lado varios medios de información ingleses entrevistaron al grupo en el estudio, la BBC entre ellos, cuyo diskjockey estrella Alan Freeman estrenó en su programa en primicia ‘Volumen brutal’ y en especial la revista Kerrang!, cuyos redactores Dante Bonutto y Howard Johnson les dedicaron un amplísimo reportaje que fue portada de la revista pocas semanas después. Por su parte, Robert Mills se ocupó de organizar algunas actuaciones para la banda, que pudo hacer tres conciertos el 20 de noviembre en el London College Of Printing, el 21 de noviembre en el Greyhound y el 22 de noviembre en el Marquee Club como teloneros de Hanoi Rocks.

En el concierto del Greyhound, tuvieron la oportunidad de conocer en persona a Bruce Dickinson, quien les invitó unos días después a uno de los primeros conciertos que hizo con Iron Maiden y a Michael Schenker, quien después invitó a Sherpa a colaborar en su disco de 1983 ‘Built To Destroy’ con un tema llamado “Red Sky“. Dickinson también hizo muy buenas migas con el grupo, en especial con Sherpa y su mujer Carolina Cortés, quien le regaló una de las muñequeras de tachas que artesanalmente confeccionaba. Por su parte, el vocalista de Iron Maiden, que se unió al grupo en una improvisada jam-session en su concierto del Marquee, ayudó personalmente a la banda a hacer las letras en inglés de las canciones del disco, puesto que se negoció que la compañía discográfica Kamflage Records editase para el mercado anglosajón una versión inglesa del álbum.


Sentando cátedra con un satánico plan…

baron-rojo-gira-inglesa-1982 - copia

En directo en una de las actuaciones de su gira inglesa de 1982

Cuando en febrero de 1982 se puso el disco a la venta, el impacto que produjo la edición de este disco superó con mucho todas las expectativas, ya de por sí muy altas, que se habían creado en torno a él. Todos los nuevos heavymetaleros en nuestro país, todos los chavales que ya eran fans totales de bandas como Judas Priest, Saxon, Scorpions, Iron Maiden o Motörhead, ahora tenían un grupo que tenía esa misma fuerza, que sonaba con esa contundencia y esa potencia de las bandas de la New Wave Of British Heavy Metal, pero además con canciones en su idioma, con letras e historias que podían hacer suyas, que entendían y que sentían como propias.

Musicalmente, cada canción era un auténtico himno, y creo que cabe afirmar que cada una de las canciones de ‘Volumen brutal’ es hoy por hoy un verdadero clásico del rock español. En su conjunto, ‘Volumen brutal’ es un álbum de puro y duro heavy metal de los 80, es, entiendo, el álbum de heavy metal español de los 80 por definición, con temas basados en riffs de guitarra muy sólidos, una base de ritmo igualmente sólida, densa, verdaderamente pétrea y tanto en los temas cantados por Carlos de Castro como los cantados por Sherpa, voces cargadas de sentimiento, de rabia y agresividad, como lo pedían las letras de aquellas canciones.

“Incomunicación”, “Los rockeros van al infierno”, “Resistiré”, “Son como hormigas”, “Las flores del mal”, “Concierto para ellos”… temas que a base de ser pinchados en los programas de rock en la radio de aquellos años se convirtieron en himnos absolutos de la generación heavy de los 80. Asimismo, conforme fueron siendo conocidos en cada concierto de la larguísima gira que les tuvo en la carretera en la práctica totalidad del año 1982, en la que no solamente recorrieron España entera, sino que llegaron, tras una historia verdaderamente rocambolesca a tocar en la Meca del heavy metal de aquel momento, el festival de Reading -mmmm… estoy pensando en voz alta… ¿un blog específico sobre aquella aventura para el verano, chicos?- en agosto de 1982, su leyenda creció y creció de manera incuestionable.  El increíble éxito de ‘Volumen brutal’ hizo posible además de los conciertos en España una gira por Inglaterra en el otoño, amén de sus primeras actuaciones en América latina, concretamente en Venezuela en diciembre de ese emblemático año.

heavy rock numero 2 barón rojo - copia

Portada del Nº2 de La Heavy con Barón Rojo en Portada

‘Volumen brutal’, que superó las 200.000 copias vendidas y fue durante muchísimos años en disco de rock más vendido de la historia del rock español, fue editado casi al mismo tiempo que álbumes como ‘The Number Of The Beast’ de Iron Maiden, ‘Blackout’ de Scorpions o ‘Straight Between The Eyes’ de Rainbow, y superó ampliamente en listas de ventas a todos aquellos discos hoy considerados clásicos históricos en el mercado español. Sin lugar a la menor sombra de duda, fue un disco que marcó una tendencia, fue el modelo, la referencia natural a todo grupo que quisiera hacer heavy metal en España durante prácticamente toda la década y con la perspectiva del tiempo, fue una obra que sus propios creadores – quizá con la duda razonable de ‘Metalmorfosis’– no llegaron nunca a superar.

Paradójicamente, esta obra maestra, que mostraba a un grupo compacto, sólido, formidable, se desarrolló en uno de los momentos de mayor distanciamiento, conflictos e incluso enfrentamiento personal entre sus miembros. Sherpa llegó a confesar en varias de las entrevistas que hizo con motivo de la fallida gira de “reunión” de 2010 que en las giras de 1982 hubo momentos en los que los hermanos de Castro y él ni siquiera se hablaban y que según terminaban los conciertos, cada cual se iba a su camerino -tenían camerinos separados- y no volvían a verse hasta el siguiente show. Esto fue una constante casi desde la creación de la banda, pero aunque sus relaciones personales fueran tormentosas y conflictivas, tal y como sucedió con muchos de los grandes grupos de rock de la historia, caso de Led Zeppelin o los Beatles, por solo poner dos ejemplos, la magia que eran capaces de crear y la química musical tan especialísima que se creó entre ellos superó la falta de conexión personal y nos dejó una carrera sensacional, unos conciertos que nadie de los que los pudo ver en los años 80 podrá olvidar nunca, unas canciones sencillamente maravillosas y sobre todo, un disco que sentó las bases del heavy metal español desde entonces y ya para siempre. Esa gran obra que se llama ‘Volumen brutal’ y que hoy celebra un más que feliz cumpleaños.

1982… el año en el que Miguel Ríos hizo los míticos conciertos y la gira del ‘Rock & Ríos’, el verano en el que los Rolling Stones llenaron Madrid en su primera visita a la capital de lluvia, emoción y rock a mil pulsaciones, la noche de octubre en la que diez millones de votos nos hicieron creer, ingenuamente, pero nos hicieron creer que este país de verdad iba a cambiar… y el año en el que vivimos el punto culminante, el punto álgido de la explosión de un movimiento que hoy sigue vivo en los corazones de todo aquel seguidor del heavy metal que vibra cada vez que escucha los tambores de Hermes en la intro de “Resistiré” o el riff de Armando de Castro en “Incomunicación”.

Mariano Muniesa

Mariano Muniesa
Sígueme

Mariano Muniesa

Periodista Musical at Mariskal Rock & La Heavy
Mariano Muniesa acumula una larga trayectoria en el periodismo musical tanto en prensa escrita como en radio y TV. Ha dirigido programas en las principales cadenas de radio del pais (Cadena 100-COPE, Onda Cero, SER-40 Principales) en 40TV-Canal Plus y Onda 6 TV y es autor de numerosos libros biográficos y ensayos sobre el mundo del rock: Rolling Stones, Jimi Hendrix, Janis Joplin, Metallica, Barón Rojo, AC/DC y un largo etcétera.

Descubre su blog La Comuna: http://marianomuniesa.blogspot.com.es/
Mariano Muniesa
Sígueme
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Categorizado en: , , , , ,

Esta entrada fue escrita por Mariano Muniesa

5 comentarios

  • Luis Fernando Villace De Lamo says:

    Qué recuerdos y que nivelazo de disco. Aún recuerdo cuando en las votaciones al mejor grupo del año “El Pirata” tenía que aclara que a Baron Rojo se le tenía que votar en el apartado de “Grupo Nacional” por muy buenos que fuesen, porque el año anterior creo que había ganado el de mejor grupo internacional.

    Como muchos otros, me metí en este mundillo gracias a su música y he de reconocer que a pesar de todos los problemas que cuentan que hubo en la reunión del “30 aniversario”, lloré al verlos las dos veces que actuaron en Madrid.

    Por diversas circunstancias que ya se han contado en multitud de ocasiones (sobre todo por parte de Sherpa), se les frenó la carrera en uno de sus mejores momentos (Después de En un Lugar de la Marcha, que para mí está casi al mismo nivel que Volumen Brutal). Si no hubiese sido así seguramente estarían al mismo nivel que los “Dinosaurios” como Maiden, Judas, ACCEPT,, Helloween, Saxon, …

    Parece casi imposible, pero si se llegasen a reunir otra vez seguramente me harían llorar de nuevo. Eso sí, REUNIDOS, porque la última vez que les vi en el RockFest casi lloro, …. pero por lo contrario.

    Larga Vida a Barón |||||||||

  • insane_kreator says:

    pues unos monstruos, unos reyes….los mejores. Ni Barricada, ni Extremoduro ni Leño ni nada…..los dioses !!!!!

  • Pablo Go says:

    Aunque soy más de Obús, este disco es genial, en efecto. Ahora bien, sus creadores se han ido retratando en los últimos lustros como personajes bastante siniestros en general

  • Santy says:

    Me recuerda al álbum d David Lee Roth que hacer en español…sonrisa salvaje, noche de ronda en la ciudad.. Etc. En el caso d Barón Rojo les quedó brutal. Nunca mejor dicho. Con razón el mejor álbum de rock español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.