motorhead
keith richards
johnnybzero
songofanhubis
pulse
nuclear chile
cives
evil seeds
luback
retales
el rey salitre

Aviva: La reina de los freaks

18 noviembre, 2020 5:24 pm Publicado por  1 Comentario

Que el mercado discográfico ha cambiado a pasos agigantados lo constatamos con la presencia de nuevas generaciones que ya no creen en los formatos obsoletos de antaño ni en categorías fijas e inmutables. Es la época de la inmediatez y cualquier cosa que no esté en las redes en el menor tiempo posible es casi como si no existiera. Olvidémonos de lo de escuchar un álbum entero de principio a fin, ahora lo que se lleva es lo de pillar una pastillita de aquí, otra de allí y así hasta el infinito, según la lista de reproducción de Spotify (ahí va la última nuestra) de cada cual.

Todo eso y también hacerse un poco el rarito, en consonancia con la filosofía de esta cantante australiana que se autodefine como “reina de los outsiders”, lo cual siempre será mejor que una multitud aborregada plagada de fotocopias. Si las chicas “especiales” de carne y hueso siempre estuvieron en la cúspide de lo más interesante sobre la faz de la tierra, aquellas que siguen esta estela en lo musical no disminuyen en absoluto parte de su atractivo. En este terreno nos acordamos de inmediato de la bizarra canadiense Grimes, con estética impactante y un colosal abanico de influencias que abarca desde Marilyn Manson o Nine Inch Nails hasta Enya y Aphex Twins, por citar simplemente unos pocos de una lista inconmensurable.

Ya de entrada, esta muchacha conocida como Aviva (estilizado como AViVA) reivindica su rareza sin complejos en su último single “Queen Of The Freaks”, no muy alejado en realidad de lo que podría hacer alguna artista contemporánea tipo Billie Eilish. “Wicked” probablemente sea de sus mejores piezas, con un halo de perversidad y a la vez candor que le acerca a Lana del Rey, mientras que “Shattered Pieces Make Me Sharp” adopta un matiz más intimista con un sonido deliberadamente amateur que la sitúa en un registro diferente al que nos tiene acostumbrados.

“Evil” aboga por el electropop más comercial, al igual que los ritmos bailables de “Hypnotized”, aunque en esta última se escore un poco hacia el popular “Smack My Bitch Up” de The Prodigy, antes de uno de esos rotundos y luminosos estribillos marca de la casa. Y “Rules” posee asimismo cierto ambiente industrial que no desentona con su vertiente melódica, todo un alegato hacia el derecho a hacer lo que nos salga de los mismísimos.

Respecto a su único larga duración, ‘Volume I’, que es una recopilación de  sencillos recientes, empieza con el canto a la diferencia de “Grrrls”, que a día de hoy ha superado la cifra de 500 millones de escuchas, ahí es nada. No menos popular en el mundillo juvenil se antoja “Blame It On The Kids”, previamente a subir otro escalafón en “Psycho”, que engancha por su tono melancólico y atmósfera ochentera. “Hushh” adopta un perfil más convencional antes de romper la baraja de los géneros con “Brn”, con bases cercanas al industrial y un rollo inclasificable total. Que cada cual lo categorice a su manera.

“Rabbit Hole” reivindica la voluntad de su autora de no querer encajar en ningún molde preestablecido y se consolida como uno de los momentos más inspirados del conjunto. “Blackout” baja el pistón en un inicio, pero en el estribillo gana bastantes puntos, y no nos termina de convencer la popera “Drown”, pese a su aire lejano a Arctic Monkeys.

Las parrafadas vertiginosas de “Streets” bordean el hip hop, aunque posteriormente vuelve a elevarse con frases de las que se te enganchan de inmediato en el bolo y no te sueltan en lo que resta de jornada. Y “Cemetery” regresa a su vertiente sentimental y delicada, que no se le da mal, del mismo modo que “DGAF”, que cierra el álbum sin demasiado desmelene.

Quizás a un servidor le hagan falta más guitarras, así como una mayor cantidad de ambientes opresivos, siendo consciente en todo momento de lo que estamos escuchando. Pero con este tipo de artistas tan particulares hay que estar preparado para apreciar sus diversas facetas, unas resultarán fascinantes y otras aburridas como un día sin pan. Igual que las chicas freaks de la vida real, es probable que te provoquen algún quebradero de cabeza, pero el que prefiera algo tranquilo y sin sobresaltos, mejor que se vaya a jugar a la petanca. Para amantes del individualismo.

Alfredo Villaescusa
Últimas entradas de Alfredo Villaescusa (ver todo)
Etiquetas: , , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Alfredo Villaescusa

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.