Madness 2
gusylosimpostores
dobleesfera
omniatransit
reinodehades
mrgoliath
emgrace
azrael
bronco
marionettes
puenterock
noctambul
kingaspo
rulo
strangers
graspop

Entrevistas |Jeff Waters (Annihilator)

«Siempre he querido sonar tan agresivo como Pantera o Slayer, pero nunca he podido porque nunca he tenido ese nivel de enfado»

Por: Ñako Martínez

Jeff Waters frente al espectacular panel de control de los Watersound studios, el estudio que ha montado en Durham

Ñako Martínez acompañó la llegada de Annihilator a Londres días antes de que la banda de Jeff Waters llegue a España con casi todo vendido.

“El 31 de diciembre hago 20 años desde que bebí por última vez”, comenta Jeff Waters mientras me ofrece un Gin & Tonic en el autocar de gira aparcado en la parte de atrás de la metalera sala Underworld, donde he visto tocar artistas de todos los palos, desde Sodom hasta Mägo de Oz. Jeff está pletórico. Como nos comentaba en el anterior número de La Heavy desde su nueva residencia en Durham, se ha vuelto a enamorar. Y gracias a ello se ha instalado cerca de Newcastle: “Viví en Vancouver hasta 2003, luego en Otawa hasta 2017, y ahora en Durham. Conocía a una mujer, que ahora es mi mujer y es de allí, y la única opción era que o bien ella venía a Canadá o yo venía a Durham,y ella tiene dos hijos así que me vine yo para acá. Acabas de conocer a uno, Charly (ndr: me abrió la puerta del autocar), tiene 15 años”.

Le gusta el metal.

“La pequeña, Ruby, está más en cosas como Ariana Grande, pero ahora empieza a escuchar la música de Charly, a quien le encanta el thrash metal”.

¿Le gustaba antes de que te casaras con su madre?

“Sí, no fue mi culpa (risas), fue su madre, que era fan ya de antes”.

Llevas dos semanas de tour, ¿cómo están yendo las cosas?

“Va muy rápido. La semana pasada fue Bélgica, hoy Londres, París y luego España. ¿Sabes cómo van los tickets? Oh, casi sold out, ¡genial! Estamos viajando sin parar. Terminamos un show, nos duchamos, conseguimos algo de comida rica, nos venimos al bus de gira y nos vamos a otro lugar”.

Se puede considerar este como el tour de celebración de vuestro primer disco ‘Alice In Hell’. Es del que más canciones tocáis.

“Nuestro cantante del disco, Randy Rampage, murió el año pasado, así que tenemos siempre preparadas cada noche cuatro o cinco canciones como tributo a él”.

De ‘Never Neverland’ no tocáis mucho.

“No en este tour, porque el año que viene se cumplen 30 años de ese disco, que es mi favorito de todos los que he hecho, y estamos preparando shows especiales de celebración. Yo no cantaré, lo hará el cantante oficial de ese álbum (Coburn Pharr), ahora tenemos el Sweden Festival que todavía no hemos anunciado, pero creo que cuando anunciemos este show otros festivales querrán tener también el mismo show en sus carteles”.

¿Hay posibilidades entonces de que eso termine en una gira tocando el álbum al completo?

“Sí, es posible que termine pasando, solo por diversión. Mucha de la gente de la vieja escuela va a estar feliz de vernos tocar el ‘Never Neverland’ al completo, y yo estaré contento”.

Ya está bastante avanzado entonces.

“Sí, ya he hablado con el cantante, y está con nosotros”.

¿Es la de esta gira la banda más joven que has tenido?

“Sí que podría ser. El batería lleva con nosotros tres años, el bajista cuatro y el guitarra cinco. Creo que es la banda perfecta, son gente joven con mucha energía y apasionados del thrash y heavy metal. Para mí es fácil, así no tengo que seguir cambiando de músicos todo el rato”.

Cuando empezaste tú también eras muy joven.

“Sí, el mundo del metal underworld empezó a oír hablar de mí con las demos de ‘Alice in Hell’ en el ´85, ´86. Por aquel entonces las demos en casete eran muy populares en nuestro circuito. Mucha gente conocía ya algunas de mis canciones cuatro años antes de que salieran en disco. Joder, era joven, tengo ahora 53 años”.

Jeff nos muestra las páginas del número 416 de La Heavy con el reportaje realizado por Mariano Muniesa

¿Qué destacarías de Rich, el bajista?

“Yo toco el bajo en los discos de Annihilator, así que Rich está en el grupo por otras razones. Puedo confiar en él, es callado, es un pensador, cuando hay problemas siempre esperamos a ver qué dice Rich, y eso es importante cuando estás de gira con una banda. También tiene experiencia en el estudio de grabación, lo que me ayuda cuando estoy grabando mis discos porque puedo traerle y que se involucre”.

¿Aaron, el guitarrista?

“Aaron me puede seguir a la guitarra, y eso, créeme, no es fácil. Hay muchos guitarras a los que yo no puedo seguir, como Eddie Van Halen. Incluso algunos guitarristas que parecen más sencillos, como Angus Young con sus solos de guitarra, mucha gente piensa que puede tocarlos, pero cuando lo hacen se dan cuenta de que no es lo mismo. Aaron puede tocar el estilo que yo toco y puede seguirme, y no hay mucha gente que lo pueda hacer”.

¿Fabio, el batería?

Ese es el más difícil, porque los baterías suelen tener su propio estilo, y estoy pidiéndole a un batería que venga y toque estilos de muy diferentes baterías que hemos tenido en nuestra banda. Partes más thrash a lo Dave Lombardo, otras más punk… tenemos rock a estilo Tommy Aldridge o Castronovo. En la música de Annihilator lo más difícil parece que son las partes en las que paramos de tocar la batería y volvemos a arrancar muy rápido. Está ok tocar rápido, pero muchas veces en nuestras canciones estamos tocando muy rápido y de repente paramos en seco y volvemos en menos de un segundo a tocar otro ritmo diferente también muy rápido. Ese comienzo es la parte difícil para muchos baterías que he probado. Si tengo que buscar un batería siempre quiero que sean fans de Mike Mangini, Lombardo… baterías con precisión y esa inyección para arrancar rápido de la nada. Me encanta el nuevo batería de Lamb of God, le estaba viendo el otro día en vídeo y dije, wow, ¡este tío es una máquina!”.

Hablando rápido del nuevo álbum, nos comentaste en La Heavy que va a ser un disco con muchas influencias thrash al estilo Pantera y con mucho heavy metal también.

“Nah, ¡eran todo mentiras! ¡Lo he cambiado todo! Tiene ese toque, no diría Pantera, mas rollo Slayer, que siempre he tenido. Siempre he querido sonar tan agresivo como Pantera o Slayer, pero nunca he podido porque nunca he tenido ese nivel de enfado en mi vida. He tenido buenos padres y buena infancia, pero me encanta ese estilo tan agresivo, pero nunca he podido conseguirlo. Sin embargo por cosas que pasaron alrededor de gente que quiero en el último año y medio empecé a sentirme muy enfadado…”

Como qué, si puedo preguntar.

“Es algo personal sobre mi nueva familia, así que me tuve que volver como el defensor, el protector de la familia. Hubo policía involucrada, y un juicio, así que estaba muy enfadado con alguien. Ese enfado me dio ese tipo de actitud “Que te jodan”, a lo Pantera, por eso este álbum es definitivamente más duro”.

Se puede notar en el primer adelanto, “I’m Warfare”.

“¿Sabes? Saqué esa canción la primera y algunas personas me han dicho que tal vez fue un error, hay otros temas como uno que se llama “Psycho Ward” que representan más el estilo ‘Never Neverland’ de la vieja escuela. Lo saqué como un lyric-video, pero en breve vamos a sacar un par de vídeos de otras dos nuevas canciones que van a representar mejor lo que queremos hacer, recuperar el sonido de nuestros primeros dos discos. Fueron dos discos clásicos y no he podido jamás recuperar el nivel de composición de esos dos discos, pero creo que ahora estoy más cerca que nunca”.

¿Cuántas copias vendiste de ‘Never Neverland’?

“Más que de ‘Alice in Hell’, es el disco del que más he vendido. Tengo reportes de venta, pero sabes que a veces no son de fiar. En aquella época te decían que habían vendido quinientas mil copias del disco y en realidad habían vendido un millón y medio de copias. El millón desaparece de la nada. No digo que pasara con nosotros, pero creo que pasamos el millón de copias con ‘Never Neverland’”.

No toda tu discografía está en spotify.

“Mucho de mi material está fuera de mi control. A veces tengo los derechos sobre mis discos y las licencias y dejo que las discográficas lo pongan en plataformas. Cuando grabas un disco en estudio con el contrato básicamente se lo estás vendiendo a la compañía, son los propietarios. Sobre todo en el pasado, que el músico no tenía control. No soy propietarios de mis tres primeros masters de discos, son de Roadrunner. Creo que ha salido una nueva ley donde los puedes recuperar 35 años después de sacarlos, eso será en 2024 para ‘Alice In Hell’. Tendré 61 años cuando sea dueño de mis tres primeros discos, ¡así que podré retirarme para entonces!”.

Annihilator. Sala Underworld, Camden, Londres

Entrada de la sala Underworld, certificando el Sold Out registrado en Londres

Empieza a jugar de manera inteligente Jeff Waters. Conocedor de las limitaciones que te puede acarrear la edad si tocas thrash metal, en un marco de apenas cuatro años ha montado una banda joven perfecta para acompañarle en directo y estudio, con la garra, furia y hambre que pueden tener tres chavales jóvenes con ganas de comerse el mundo.

Se ha sabido rodear de ese equipo juvenil que en el escenario le arropan en todo momento, como pequeños cachorros paseando por la sabana alrededor de su progenitor. Cuando éste les deja, se sueltan, más entrado el show hacia el ecuador, y apoyan con mucho headbanging y cambiándose posiciones.

El guitarrista Aaron vuelve a presentar a Jeff cuando éste desaparece después de la pertinente sesión de solos. Fabio, el batería, es sencillamente una máquina perfecta, una de esas apisonadoras precisas que hace que temas del último disco de estudio (‘For The Demented’, 2017) como “Twisted Lobotomy” o “One To Kill” cobren en directo una dimensión superior.

Jeff en lo técnico sigue siendo impecable. Su realización como vocalista no le influye en el nivel a las seis cuerdas y lleva la comunicación perfecta con el público.

Vienen en la gira con un setlist valiente, muy volcado en su primer disco para cerrar el homenaje y con bastantes temas de las últimas referencias.

El sold out en Londres era esperado y la banda estuvo a la altura. Mucho calor en una sala, el Underworld, acostumbrada a recibir a bandas de este calibre.

Cuando me despedía de Jeff en el autocar me comentaba que tocó por primera y última vez en el Underworld en 1993. Parece que vuelve a sentirse joven.

Cuando llega “Phantasmagoria” la sala se cae. Annihilator sigue invencible.

Setlits Londres:
“Betrayed”
“King Of The Kill”
“No Way Out”
“One To Kill”
“Set The World On Fire”
“Ultraparanoia”
“The Trend”
“Schizos Part I & II)
“Knight Jumps Queen”
“Twisted Lobotomy”
“Psycho Ward”
“Tricks And Traps”
“Phantasmagoria”
“Burns Like A Buzzsawblade”
“Alison Hell”

Ñako Martínez

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Categorizado en: , , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.