magictostadora

Accept: 40º aniversario de “I’m A Rebel”, el disco de la canción que no quiso AC/DC

1 junio, 2020 10:59 pm Publicado por  7 Comentarios

‘I’m A Rebel’ de los alemanes Accept es otro disco que cumple cuarenta años estos días, en concreto el 2 de junio. Claramente es un álbum bastante menos conocido y, si me lo permitís, exitoso, que otros discos de los que he tenido oportunidad de hablar últimamente, pero no por ello deja de tener cierta importancia en la carrera de los chicos de Solingen.

La portada alemana.

De modo que hoy no hablaremos de puestos en el Billboard, ni de discos de oro, ni de la crítica especializada de la época. ‘I’m A Rebel’ es el segundo larga duración de los alemanes y fue grabado en los estudios Delta-Studio de Wilster, Alemania. La producción corrió a cargo de Dirk Steffens, quien ya había producido su álbum debut, el homónimo ‘Accept’. En aquellos momentos la banda estaba formada por Udo Dirkschneider (vocalista), Wolf Hoffmann (guitarra), Peter Baltes (bajo), Jörg Fischer (guitarra) y Stefan Kaufmann (batería). Fischer y Kaufmann sustituían a Gerhard Wahl y Frank Friedrich, respectivamente, que habían grabado el primer disco del grupo.

La portada internacional.

Este es un álbum curioso en algunos aspectos. Para empezar fue el primero de la banda en ser editado fuera de Alemania, concretamente en EE.UU. y el Reino Unido, y esto tuvo consecuencias tanto en el título del disco como en la portada. Respecto al título, la versión publicada en EE.UU. fue simplemente titulada ‘Accept’, ya que su anterior álbum, que ya se llamaba así, no había sido editado en América. Por otra parte, la portada también fue cambiada en las ediciones internacionales respecto de la edición alemana, con la intención de darle  una imagen más heavy metal. La original mostraba una calle de ciudad, con una gran cantidad de gente que circulaba vestida con traje y corbata, mientras en el centro se podía ver a los miembros del grupo, sin trajes y con sus melenas (la de Udo choca y todo), metidos en una especie de cabina telefónica que está boca abajo. Sin embargo, en la versión internacional, que es la portada que hoy en día casi todos identificamos con el disco, se veía una gran espada envuelta en un aura amarilla con un fondo negro.

En lo que a la música propiamente dicho se refiere, ‘I’m A Rebel’ es un disco corto, solamente ocho canciones que no alcanzan 34 minutos entre todas, pero no olvidemos que este no era un detalle demasiado extraño en aquellos días.

Abría la cara A la canción que da título al disco, “I’m A Rebel”, todo un clásico en la discografía de la banda. Todavía recuerdo que fue uno de los temas más celebrados del primer concierto de Dirkschneider en Madrid hace cuatro años, literalmente puso La Riviera patas arriba. La historia del tema no deja de ser curiosa, ya que fue compuesto por Alex Young (que realmente lo firma bajo el seudónimo George Alexander), hermano de Angus y Malcolm Young; no confundir con George Young, que junto a Harry Vanda produjo los primeros discos de los australianos. Según Hoffmann en entrevista para Mariskal Romero (ver el comienzo del vídeo tras este párrafo), Angus y compañía llegaron a grabar el tema con Bon Scott, pero nunca lo editaron. En otra entrevista de la que se hicieron eco un buen número de plataformas online -aunque no pude encontrar el original- he leído la explicación adicional que según dichos medios contó el propio Wolf: “Alex se involucró con Accept a través del productor. Después del primer disco todo el mundo decía que necesitábamos tener un hit radiofónico. Nos dijo “Chicos, necesitáis un éxito radiofónico y nosotros tenemos la canción adecuada para vosotros. ¿Por qué no la probáis?”. No fue un éxito radiofónico, pero es un temazo.

La segunda canción de la cara A es “Save Us”. En mi opinión es un tema que podría haber sido mucho mejor con una mejor producción, se nota que la voz de Udo no suena como debería y no acaba de convencerme el bajo de Peter Baltes. Pese a todo tiene partes muy buenas, como por ejemplo el estribillo, que se aproxima a la música disco de finales de los 70.

Le sigue “No Time To Lose”, una de las dos baladas del disco. Lo primero que te llama la atención es la voz, ¿está cantando Udo? No, para nada, es Peter Baltes quien se encarga de las cuerdas vocales, y no lo hace nada mal. El tema en sí está bastante bien, entre otros motivos porque la producción es bastante mejor que la del tema anterior. Para mí destacan por encima del resto los fraseos de guitarra de Wolf Hoffmann.

La cara A llega a su fin con “Thunder and Lightning”. Empieza con un efecto de tormenta hasta que la voz de Udo irrumpe como un torbellino. Desde luego se le nota bastante más cómodo cantando que en “Save Us”. Con el añadido de buenas guitarras y un ritmo bastante guapo, en ella ya se dejaban entrever detalles de lo que nos depararía el futuro.

La cara B empieza con “China Lady”, y la canción comenzaba con un gran fraseo de guitarra de Wolf Hoffmann, al que seguía la potente voz de Udo, de nuevo bastante inspirado a lo largo de todo el tema. Es cañero donde los haya, con incluso algún toque de estridencia, en una época en la que los senderos de muchos de los subtipos de heavy empezaban a pergeñarse.

De izda. a dcha: Baltes, Dirkschneider, Hoffmann, Kaufmann y Fischer.

A continuación viene “I Wanna Be No Hero”, que desde la batería del comienzo tiene un aire bastante más comercial que el resto de los temas del disco. Guitarreos esporádicos, tanto por parte de la guitarra solista como de la rítmica, junto con algún que otro gritito de Udo, intentan conferirle algo más de dureza, pero tarde o temprano acaba llegando el estribillo y con él ese aire comercial que os comento que hace que el nivel de la canción baje un puntito.

Acto seguido, Peter Baltes coge de nuevo el micro para encarar “The King”, la otra balada del disco. Al igual que en “No Time To Lose”, lo hace bastante bien, yo diría que salva con bastante buena nota sus dos aportaciones como cantante. El problema no es ese, para mí el problema es que dos canciones de un total de ocho son muchas para un grupo que ya cuenta con un cantante, aunque también tengo que reconocer que aun siendo uno de mis favoritos, la voz del gran Udo Dirkschneider no parece la mejor para ese tipo de canciones. Volviendo al tema en sí, empieza con una guitarra acústica bastante bien cuadrada a la que primero se une la voz de Baltes haciendo un dueto bastante curioso. Al poco se unen el resto de los instrumentos para conducir el tema hasta un estribillo bastante pegadizo que es el otro gol de la canción. Después del estribillo el tema se repite simétricamente hasta el punto de que termina como empieza, con esa preciosa guitarra acústica.

El disco acaba con “Do It”. Nada más empezar piensas que es algún tema de los Judas Priest que te has perdido, pero en cuanto entra la voz se te quita el mosqueo. Desde luego tanto el riff como los punteos a mí me parece que suenan a Judas que te pasas, y la batería no sé por qué me recuerda mucho a la forma de tocar que tenía Dave Holland. Luego el estribillo ya no se parece en nada a los chicos de Halford, vamos, que tiene identidad propia. Ya sé que no es ningún pecado ni nada malo intentar parecerse a Priest, pero sí que se hace un poco chocante la primera vez que lo oyes, y más teniendo en cuenta que Accept siempre han tenido un sonido característico.

Estamos en definitiva ante un disco que merece la pena escuchar. No, no es el mejor de los teutones, ni siquiera está entre los cinco mejores, pero es un buen disco y una parte importante de la evolución de Accept, buscando su propia identidad. De hecho, ellos mismos han sido lo suficientemente humildes para reconocer que podrían haberlo hecho mejor, el propio Udo declaraba en 1998 a Heavy Metal Magazine que “El segundo álbum, ‘I'm A Rebel’, no estuvo muy inspirado. Creo que debido a algunos experimentos fallidos, la banda no era demasiado sólida y no había descubierto aún su identidad, sin embargo, no estoy de acuerdo con la opinión de que ‘I’m A Rebel’ es peor disco Accept”. No obstante, en 2005 en unas declaraciones a Tim Henderson de la revista canadiense Brave Words and Bloody Knuckles se justificaba un poco. “Cuando recuerdo el desarrollo de ‘I'm A Rebel’, solo se me ocurre un pensamiento: había demasiadas personas involucradas tratando de manipular a la banda, igual que en el primer álbum”. Pese a todo lo dicho, es un álbum que forma parte de la historia del Heavy Metal por derecho propio y, sin el cual, probablemente, los siguientes discos del grupo no hubieran sido tan buenos.

F.J. Villasante

¿Te enteraste de que ahora Accept tiene tres guitarristas?

Redacción
Etiquetas: , , , , , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

7 comentarios

  • Cento Grindcore dice:

    Uno no tiene tiempo ni para escuchar los 5 mejores, lo vasmos a perder con uno de menor calidad...

  • Anónimo dice:

    La canción está muy bien me gustaría oírla con el estilo AC / DC

  • Anónimo dice:

    Buen disco, pero con Breaker dieron un salto de calidad hacia la época más creativa de Accept

  • Jose dice:

    Personalmente sí que me gusta el album,venía a ser en
    cierto modo,un pequeño compendio aún sin pulir de lo
    que estallaría de manera más contundente en el siguiente album,"Breaker"...Todo lo de Accept me gusta,incluso el
    primer album dbut,con temas como "Lady Lou",o "Tired
    of me",ya apuntaban maneras,sin ser la fuerza Heavymetalera que estallaría definitivamente a partir
    del tercer trabajo.Volviendo a I´m a Rebel,el propio
    tema título,"Save Us","No time to lose",tiene su punto
    si lo miras desde el modo "romántico",(a mi me recordaba a una chica añorada a la que la distancia nos separaba más de 500 km...)...La potente "China Lady",
    y la preciosa "The King",en mi opinión,este tema es una de las pequeñas "joyas"de Accept,decía Peter que la
    inscribió inspirado en el "jefe"de una banda de gangsters,siempre me pareció un tema muy especial,
    por el tratamiento de guitarras,las lineas de bajo y el
    especial sentimiento en la voz,incluso la llegaron a
    recuperar en algunos conciertos de la gira de "Objection
    Overruled"en 1993,con el propio bajista en el micro,lógicamente,Do it también tiene su encanto especial,creo que es un tema que transmite todo ese ímpetu que estaba aún por explotar en Accept...El
    propio tema título,I´m a Rebel,sería recuperado por el
    propio Udo Dirkschneider en el estudio para su album "No Limits"de 1998,otorgándole un aspecto mucho
    más Heavymetalero en el tratamiento de las guitarras,
    de hecho,curiosamente los propios Accept lo recuperarían para el directo siguiendo esa misma tónica
    se vé que "tomaron nota"de la idea de U.D.O...A día de
    hoy,ni,desde años atrás,nunca falta en los repertorios
    tanto de U.D.O.,como Dirkschneider,o Accept..."A very,very old song2,como la suele presentar el propio Udo en los conciertos...La portada de la edición europea,esas letras metálicas y el león,creo que son
    también unas de las señas de identidad más entrañables en cualquier logo que recuerde al grupo de puro acero alemán.La curiosa portada alemana creo que también ha aparecido en reediciones en cd.Curioso ver la imagen del grupo en aquel entonces,Udo aún conservó el pelo largo hasta "Breaker",pero,ya entonces el grupo mostraba una imagen más de cuero y tachas...El productor Dirk Steffens tendría la oportunidad de
    trabajar 6 años después con los propios Helloween en
    el E.P "Judas",o en alguno de los primeros albumes de Running Wild...¡Muchas gracias por este viaje a la nostalgia y buenos recuerdos!...

  • Juandie dice:

    Estupendo resumen hacia uno de los álbumes mas míticos de los germanos ACCEPT en su 40 aniversario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.