bones factory 2
magictostadora
dragonfly
swimming in a pan
lady tattoo
zalez
soul teller
grimner
beyond dystopia
haches
javier rodriguez jimenez

Accept: 40 años de "Restless & Wild", la dentellada definitiva del metal alemán

3 octubre, 2022 5:22 pm Publicado por  6 Comentarios

El 2 de octubre de 1982, los chicos de Solingen, Accept, tiraban abajo de una patada la puerta que conducía al éxito. Ese día llegaba a las estanterías de las tiendas de discos ‘Restless & Wild’, su cuarto álbum de estudio y, para no pocos, probablemente el mejor, disputa que mantiene desde hace casi cuatro décadas con ‘Balls to the Wall’, su sucesor.

‘Restless & Wild’ fue grabado en los estudios Dierks de Stommeln, un pueblo cercano a Colonia, propiedad de Dieter Dierks, donde grababan los Scorpions. De este modo, Accept abandonaban los estudios Delta, en los que habían grabado sus tres primeros discos. Las labores de grabación y mezcla corrieron a cargo de Michael Wagener, que ya había llevado a cabo tales tareas en ‘Breaker’, mientras que las tareas de producción las llevó a cabo la propia banda.

La formación que grabó el disco fue Udo Dirkschneider a la voz, que por primera vez cantaría todos los temas del disco; Wolf Hoffmann en las guitarras, Peter Baltes en el bajo, y Stefan Kaufmann a la batería, pese a que mucha gente sólo le conoce como guitarrista. En el disco aparece también acreditado como guitarrista Herman Frank, quien se había unido a la banda por la época en que el disco fue lanzado, pese a que no participó en la grabación de este.

En la portada de la edición original alemana, podemos ver dos guitarras Flying V blancas ardiendo sobre un fondo negro, porque un rayo ha impactado sobre ellas. Sin embargo, el resto de las ediciones tenía una portada completamente diferente, con una imagen de la banda en un concierto. El diseño y la fotografía de la primera fueron obra del diseñador alemán Stefan Bohle, mientras que la segunda corrió a cargo del fotógrafo, también alemán, Erhard Schulz.

Vamos con la música. Abría la cara A de este cañonazo “Fast as a Shark”, una bomba de neutrones. Yo no sé si, como dice Wikipedia, el doble bombo de Stefan Kaufmann se considera un precursor del thrash metal, lo que sí que tengo clarísimo es que el mundo del metal cambió irreversiblemente. Lo sé porque lo viví. A España llegó casi por navidades, y aquello fue una locura, con ese principio con la melodía tradicional alemana titulada "Ein Heller und ein Batzen" y la aguja rayando el disco. Y es que nosotros no habíamos oído todavía nada parecido a la combinación de ese grito de Udo, la guitarra de Wolf y el doble bombo de Stefan estallando todo a la vez.

La velocidad de las guitarras en el riff era la caña, y la voz de Udo, que primero parece Lemmy, eran cosas novedosas no, lo siguiente. Ráfagas de guitarra acompañan a Udo mientras canta y todo ello se precipita en el estribillo, veloz, gritón y, sobre todo, diferente. Mediado el tema un guitarreo sirve de introducción al vertiginoso solo, con ese sonido final como colofón al mismo que no habíamos oído nada más que a Ritchie Blackmore, solo que ahora sonaba en un tema de heavy metal de libro, interpretado por unos tíos que no renunciaban a la “etiqueta”. Una locura para cualquier chaval de quince años.

Después venía “Restless & Wild”, el otro sencillo que se extrajo del disco. Entra directamente con el riff, guitarrero a más no poder. Seguidamente entra Udo, primero con tono grave y poco después con sus famosos agudos, conduciéndonos a través del tema hasta el estribillo, pegadizo y con buenos coros. El tema prosigue a través del riff con un Udo magistral, repitiendo la estructura salvo por el solo, breve y sobrio, que lo tenemos justo antes del estribillo final con el que acaba el tema.

“Ahead of the Pack” empieza con una guitarra que a mí me recuerda a un motor sin batería queriendo arrancar. Después entra toda la sección instrumental con el riff, aunque lo gobierna claramente la guitarra, y finalmente Udo, con toda su contundencia. Buen trabajo de Kaufmann con los tambores marcando el tempo previo al estribillo, sencillo pero bien desarrollado. Después de la segunda pasada por este, Wolf hace unos guitarreos para introducir un buen solo, rápido y bien adornado. Una última pasada por el estribillo cierra el tema.

Arriba: Udo Dirkschneider y Wolf Hoffmann. En el centro: Peter Balles. Abajo: Hermann Frank Jr. y Stefan Kaufmann

Seguimos con “Shake Your Heads”, que empieza con un riff de guitarras pesado, primero entra una y, al poco, la otra. Se unen bajo y batería y aquello se convierte en el entorno perfecto para que Udo entre con los agudos a destajo. En la línea del tema tenemos el estribillo, puro metal pesado, y diseñado para que el público lo reviente en vivo. El solo esta vez es bastante más lento que los anteriores, sin embargo, eso no le quita un ápice de calidad, porque le queda dabuten. Volvemos al estribillo, que se alarga un montón, y así termina el tema.

La cara A la cerraba “Neon Nights”. Empieza con una preciosa guitarra que después da pie a otra guitarra más agresiva y con una buena dosis de distorsión. Un golpe de timbal acaba con eso y da pie al riff, lento, pesado y maravilloso. Udo tira de graves para “relatar” más que cantar la letra. En las cercanías del estribillo la velocidad sube un punto y se mantiene durante este. Volvemos al riff y bajamos de nuevo un punto la velocidad. La estructura se mantiene y repite, con adornos ocasionales de Kaufmann hasta que llegamos al solo que, en la línea del tema, es lento y bien escoltado por bajo y batería. Y llegamos al final donde todo se despendola, empieza a acelerarse según marcan los timbales y ya es un no parar, de modo que el último estribillo se parece a los anteriores como un huevo a una castaña, pero desde luego es un final guapísimo.

Los timbales de Kaufmann abren la cara B, hablamos de “Get Ready”. Las guitarras y el bajo no tardan en aparecer y ya tenemos el riff dibujado. Udo entra el último, pero lo hace a destajo, cantando con tanta fuerza que parece que se va a desgañitar, eso sí acompañado por unos coros esporádicos, que se hacen más evidentes en el estribillo, breve y potente Después de su segunda entrega tenemos el solo de Hoffmann, limpio pero contundente y trabajado. Tras él, una nueva pasada al riff y estribillo cierran el tema.

“Demon's Night” tiene un comienzo raro, como una grabación de tambores con viento de fondo, o algo así. Pero lo importante es que en seguida tenemos desplegado el riff con las guitarras, y poco después a Udo cantando y el tempo subiendo un poco. El estribillo fácil de cantar y secundado por las guitarras, aunque el solo, en mi opinión, es de los más flojos de Hoffmann.

“Flash Rockin' Man” es un señor temazo. La entrada de guitarra dibujando el riff, contestada magistralmente por toda la sección rítmica ya lo deja entrever. Y en pleno festival de guitarra se une a la fiesta Mr. Dirkschneider tirando lo que haga falta de agudos. En la primera pasada se saltan el estribillo, lo que hace que en la siguiente entre con más fuerza, porque se le espera con hambre después del amago. Y el estribillo no decepciona, por eso es legendario. La cosa continua con Udo cantando en plan disfrutón, genuinamente escoltado por el resto de los instrumentos. Después del segundo estribillo, una descarga de guitarra rítmica parece allanar el camino para el solo, pero que va, nos quedamos con las ganas porque el que entra es Udo, que se canta unas estrofas para ahora sí, dar entrada al solo de Wolf. Este, más breve de lo esperado, da en seguida paso al estribillo con el que termina el tema.

Las guitarras nuevamente copan el protagonismo en la entrada de “Don't Go Stealing My Soul Away”, posiblemente el tema más melódico del disco, y eso que Udo canta a gritos. Estribillo de calidad en otro tema histórico construido sobre un gran riff de guitarra. Y hablando de guitarras, el solo está de lujo, lo que pasa es que, lo mires por donde lo mires, en este tema el protagonismo absoluto es del gran Udo.

El disco terminaba con una obra maestra imperecedera del género “Princess of the Dawn”, palabras mayores. En una entrevista en 2007 para Metallian.com, Udo decía a respecto de la letra que “es una historia de Cenicienta. No tiene un significado profundo. Es como una fantasía de ‘El señor de los anillos’. No está relacionado con ninguna leyenda como el ‘Rey Arturo' y no se inspiró en ningún libro o historia en particular”.

El tema es de culto desde el principio, con esa entrada de guitarra maravillosa. Udo empieza cantando en tonos bajos, como susurrando, pero a no mucho tardar sube el tono y con él llega al estribillo: legendario y de los que se te mete dentro y se te queda para toda la vida. Después del segundo estribillo tenemos unos fraseos de guitarra vacilones, pero que lejos de abrir el solo le devuelven la bola al cantante. Este se pega una nueva pasada riff-estribillo que, esta vez sí, desemboca en el solo, currado y de calidad, y que Wolf alarga muchísimo porque la ocasión lo pide.

Una última pasada por el estribillo y llegamos al famoso sonido “tipo mandolina” con el que concluye el tema. Sobre este sonido Hoffmann declaró a Metallian.com en 2002 que “en realidad es una guitarra normal, pero se graba a la mitad de la velocidad y se reproduce. Después ralentizamos la cinta y la reproducimos una octava más alta y obtienes ese sonido de mandolina de Mickey Mouse”. Sí, sí, lo que tú quieras tronch, pero menuda maravilla de efecto y de tema.

En cuanto a la recepción, ‘Restless & Wild’ ha sido siempre, en líneas generales, un disco bien acogido por la prensa especializada. El prestigioso Martin Popoff le da una puntuación de 10 sobre 10 en suThe Collector's Guide to Heavy Metal: Volume 2: The Eighties. Mientras que Fernando Alves de Sputnikmusic.com considera que “'Balls To The Wall' puede ser su álbum más conocido y de mayor venta, pero 'Restless & Wild' fue definitivamente más influyente”.

Sin embargo, en lo que se refiere a las listas de discos, nunca llegó a tener un reconocimiento a la altura de su importancia, ya que no consiguió entrar en el Billboard 200, y aunque fue el primer disco de la banda en entrar en las listas británicas (98), suecas (27) u holandesas (47), no consiguió hacerlo en puestos de relevancia. A nivel de ventas, tampoco ha conseguido ninguna certificación en ningún país, ni tan siquiera de plata, lo cual no deja de ser paradójico, siendo un disco tan bien valorado por la prensa y por los fans, pero así eran las cosas en aquellos tiempos, uno se compraba el disco y cien se lo grababan, porque lo que sí que os puedo asegurar es que tenerlo, lo tenía todo Dios. Por algo sería. Que lo disfrutéis.

F. J. Villasante

PARA LEER MÁS:

Etiquetas: , , , , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

6 comentarios

  • Juandie dice:

    Gran como extenso resumen hacia uno de los mejores álbumes de las primera bandas pioneras del Heavy Metal teutón como fueron ACCEPT en este 40 aniversario de tan mitico álbum.

  • Vic dice:

    Has hecho una reseña, y así como fue el efecto en ese tiempo cuando repetía y repetía el intro de Fast as as a Shark en mi, así he quedado con este análisis tan detallado de cada rola, en verdad creo que cada que sale un álbum nuevo de Metal, siempre queremos, por lo menos en mi caso, que nos sorprenda y emocione como lo hizo este trabajo de Accept. Y definitivamente si es el inicio de mucho de lo que hay ahora. Quienes estén jóvenes y les guste el Metal es "obligado" disfrutarlo.

  • Anónimo dice:

    Para a mi sin duda "Restless and wild" es el mejor álbum de Accept, al igual que el que el que viene posteriormente "Balls to the wall"

  • Jose dice:

    Mi más sincera y agradecida felicitación
    por este formidable repaso a la historia y detalles de este inolvidable album,¿que más podría decirse?,dureza metálica en su
    máxima expresión,condensada con sentimiento,genialidad y autenticidad por
    todos y cada uno de los minutos de sus surcos...La portada de origen es todo un símbolo,esas dos Flying V "marca de la casa",aunque,quizá personálmente siempre me gustó más la foto del grupo en vivo,no obstante,ambas resumen a la perfección lo que vas a escuchar...El trallazo inicial Fast a a Shark,el auténtico tema título,siempre me gustaron sobremanera los solos de guitarra de "Ahead of the Pack",con mucho sentimiento culminados con esa "triunfal"melodía, y la dureza máxima del guitarreo y coros,"Shake your Heads",otro himno con sentida letra,ambiente auténtico y candente y sólido como el puro Metal...El ambiente de "Neon Nights",con ese inigualable sonar de las guitarras,la voz de Udo transmitiendo esa sensación de "amargura"nostálgica y desahogo de ambiente nocturno que la música transmite a la perfección,¡cuantas veces habré escuchado este tema con unas cervezas para "olvidar"penas y frustraciones "amorosas"!...Un grito de fondo (supongo de Stefan) da paso a la enérgica "Get Ready",con unos coros que te levantan del sofá y transmiten positividad y buen rollo,"Demon´s Night",a pesar de su ambiente candente es un nuevo ejercicio de dureza y contundencia musical,con ese riff "mareante" y "machacante",y la crudeza de voz y coros,"Flash Rockin´Man",otro himno tan auténtico y definitorio,impagable esa parte intermedia con las guitarras transmitiendo tanta contundencia capaz de derribar el muro más solido,"Don´t go stealing my soul away",un poco más "festiva",quizá letra y música puede recordar un poco a "Midnight Highway"de su anterior album,es un tema que me encanta escuchar,su letra,también acompañado de unas cervezas...y la imprescindible "Princess of the Dawn",con sus juegos "imposibles"de guitarras,las totalidades únicas de Udo y todo ese ambiente de fantasia...Su anterior album,"Breaker",dejó el listón muy alto,desprendía magia por todos sus surcos,y con "Restless and Wild",se mantuvieron los ingredientes potenciándolos al máximo,"Balls to the Wall"es otra obra al mismo nivel,ya,para gustos,"Metal Heart",o "Russian Roulette"también mantuvieron un buen nivel...Todo en "Restless and Wild"es mágico e irrepetible,las portadas,las mismas fotos de los músicos,¿que puedo decir?,¡crecí con ello!,es quizá mi grupo preferido...Autenticidad,dureza,actitud,sentimiento,y,ante todo,música y músicos magristrales...Mi agradecimiento y felicitación por tu magnífica reseña,y discúlpame por la extensión del comentario,¡estaría dias hablando y extrayendo detalles del album y Accept!...

    • Isaac Molina 81 dice:

      Para mí el Restless & Wild es de los mejores Albumes y un Clásico de Accept..también Crecí con Ellos pero ya entrando el 1987..con el Animal House de UDO..era mi Grupo Favorito en su Época y los sigo Admirando mucho con Mark Tornillo..aunque ya no son como antes con Udo Dirkschneider y el Balls to the Wall o Metal Heart..a mí me gustan todos sus Albumes unos más que otros..los peores serían Death Row & Predator.'' Del Disco Restless & Wild me Apasiona la Canción de Fast as a Shark (de peqeño se me ponian los pelos de punta y los solos de guitarra eran algo Sensacional :)..Restless & Wild..Neon Night..Flash Rocking Man y Princess of the Dawn..de mis Favoritas!

    • F. J. Villasante dice:

      Gracias a ti

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *