uoho
azkena rock festival
apologia
mr goliath
nurcry sin temer al sol
gran asalto
runa llena
a destajo
oliskull death metal
invisible
ardi beltza
astral warrior
metal paradise
ñu
stratuz

50 años del debut de Blue Öyster Cult: Un clásico oculto del hard rock americano

16 enero, 2022 12:02 pm Publicado por  2 Comentarios

El culto de la ostra azul. Enigmático nombre -aunque muy característico de la época en la que se formaron-para un grupo cuya importancia tal vez no se haya tenido suficientemente en cuenta en la historia del Hard Rock y el Heavy Metal, y que con independencia de que no lograse el mismo éxito comercial de los grandes grupos del rock duro americano de comienzos de los 70, como Grand Funk Railroad o Aerosmith, no dejó de ser una banda que aportó discos muy válidos al género, como en especial este debut homónimo, que ahora cumple medio siglo desde su edición en enero de 1972. Todos los detalles y la historia que rodeó esta ópera prima de los de Long Island es recopilada por Mariano Muniesa con motivo de su medio siglo de vida en este nuevo blog.

Se dice que Clive Davis, el legendario ejecutivo de CBS que fichó a Blue Öyster Cult quería tener en su catálogo unos “Black Sabbath americanos”. Lo eran en parte, pero siempre fue un grupo con una enorme personalidad propia, que poseía muchas más influencias y que ha sido mucho más valorado con el paso del tiempo. Recordemos, a modo orientativo, que su canción "Veteran of the Psychic Wars", cuya letra fue escrita por el famoso escritor de ciencia-ficción y miembro eventual de Hawkwind Michael Moorcock, apareció en la banda sonora de la película ‘Heavy Metal’, una de las grandes obras pioneras del cine de animación de los años 80. El single “Don´t Fear The Ripper”, perteneciente a su álbum de 1976 ‘Agents Of Fortune’ aparece en la BSO de película de culto ‘Halloween’ y en el film para televisión ‘The Stand’ basada en la novela de Stephen King sobre el mismo nombre. Sin olvidar que su clásico “Astronomy” del álbum ‘Secret Treaties’ de 1974 fue versionado por Metallica en su ‘Garage Inc.’ de 1998.

Historias de la historia

El núcleo básico de lo que unos años más tarde sería Blue Öyster Cult fue un grupo cuyo nombre era Soft White Underbelly, creado en 1967 por varios asiduos a una comuna establecida en Stony Brook University, Long Island, Nueva York. En ese grupo tenemos ya a Jeff Kagel -también conocido como Krishna Das- y Les Braunstein como cantantes, Donald Roeser alias “Buck Dharma” en la guitarra, Andrew Winters en el bajo, Albert Bouchard en la batería y Allen Lanier como teclista. Aquel grupo, según testimonio de quienes convivieron cerca de ellos en esos primeros años, eran en todos los sentidos un grupo de rock psicodélico, con mucha influencia musicalmente tanto del rock de la costa oeste –Grateful Dead, Jefferson Airplane- como del blues progresivo ingles de bandas como Cream y su personalidad y actitud era la propia de un grupo de hippies de los muchos que poblaban la América de 1967.

Uno de los mejores amigos de Buck Dharma era un joven pero ya conocido crítico de rock que escribía en la revista neoyorquina Crawdaddy, la publicación pionera de la prensa musical especializada en rock en Estados Unidos, previa incluso a Creem y a Rolling Stone, en la que compartía columnas con firmas del prestigio posterior de Jon Landau o Richard Meltzer. Este periodista era Sandy Pearlman y una noche Dharma le invitó a un concierto de Soft White Underbelly en un club universitario. Pearlman se quedó fascinado con el grupo y esa misma noche se ofreció a trabajar para ellos como mánager, oferta que aceptaron encantados. Con el tiempo, Sandy Pearlman sería mucho más que el manager de Blue Öyster Cult; en realidad se convirtió en un miembro más del grupo, siendo el productor de sus discos, el gestor de su contrato discográfico con la CBS, letrista de alguna de sus canciones, e incluso quien introdujo en su entorno como colaboradora a Patti Smith.

Es más: Sandy Pearlman fue quien les cambió en 1969 el nombre primero a Oaxaca – muy en el carácter de la banda, eligieron el nombre de una localidad mexicana conocida por la abundancia del peyote- tras una mala crítica que una actuación del grupo recibió en algunos medios de prensa, para volver a cambiar brevemente a Stalk-Forrest Group y finalmente en 1970, el que sería su nombre definitivo, Blue Öyster Cult.

Aunque el debut discográfico de B.Ö.C. se produjo en enero de 1972, quizá no sea demasiado conocido el hecho de que, aún llamándose Soft White Underbelly, en 1969 obtuvieron un contrato con Elektra Records y grabaron un primer Lp, pero este disco nunca llegó a ver la luz: el cantante Les Braunstein decidió marcharse del grupo muy poco después de terminada la grabación del disco por desacuerdos musicales con el resto de la banda y la compañía, agarrándose a una interpretación muy discutible del contrato ante la marcha de Les Braunstein, lo rescindió y no sacó el disco, aunque parte de esas grabaciones se recuperaron y se incluyeron como un segundo disco en la reedición que se hizo de este álbum en 2001. Un amigo de Allen Lanier, Eric Bloom, había sido contratado por la banda como su ingeniero de sonido, pero finalmente se convirtió en el cantante principal en lugar de Braunstein. Por aquellos días también el bajista Joe Bouchard, hermano de Albert, entró en el grupo en lugar de Andrew Winters.

Tras un año de conciertos y diferentes intentonas por encontrar una compañía discográfica, finalmente en el verano de 1971 Columbia Records creyó en el grupo y les ofreció un contrato. Entre noviembre y diciembre de 1971 se grabó en los The Warehouse Studios de Nueva York este afamado debut que cumple hoy 50 años, ‘Blue Öyster Cult’.

Un fascinante crossover de estilos

Si tenemos en cuenta que Blue Öyster Cult ya tenía cuatro intensos años de trayectoria más un disco inédito grabado, en un tiempo (1967-1971) en el que pasaron muchísimas cosas en la música y la evolución del rock se diversificó enormemente, se comprende que este disco debut del grupo, aún siendo esencialmente un álbum de hard rock, recoja muchas influencias, sea muy ecléctico y refleje en gran medida la propia evolución de la banda desde sus comienzos más psicodélicos hasta el rock duro de inspiración Sabbath que está presente en muchos de sus temas. Si se escuchan los temas del disco fallido de 1969 al que antes hacía referencia de la edición aniversario de 2001, se constata que la banda pasó un largo tiempo explorando una amplia variedad de estilos antes de decidirse por la fórmula que les proporcionaría el éxito con este álbum, esa singular y atractiva mezcla de blues progresivo y hard rock con psicodelia oscura, guitarras recargadas y unos teclados muy en primer plano.

Tema a tema

Transmaniacon MC: La canción que abría ‘Blue Öyster Cult’ se inicia con un riff de guitarra, una estructura de composición y una sonoridad que indudablemente recuerda a Black Sabbath, sin dejar de ser pegadizo, potente y con un muy sugerente eco a sus comienzos de finales de los 60. Es de las escasas canciones de la historia del rock cuya letra narra el violento y trágico suceso del asesinato de un muchacho de raza negra, Meredith Hunter, a manos de un Hell Angel en el tristemente célebre concierto de los Rolling Stones en Altamont en diciembre de 1969.

I’m On The Land, But I Ain´t Not A Sheep: Rock fuerte y duro, aunque con unas guitarras más cálidas y puestas al servicio de una melodía pegadiza.

Then Came the Last Days of May: Balada con aire blues, que evoluciona hacia un medio tiempo muy sugerente, que recuerda por momentos a Free. La letra relata las aventuras de cuatro chicos - ¿experiencia basada en hecho real? – que están buscando drogas y acaban siendo perseguidos por la Policía Montada del Canadá.

Stairway To The Stars: Es de las piezas más duras del álbum, con unas guitarras y un teclado que por momentos recuerda a Deep Purple. Es una canción potente, heavy, con guitarras muy cañeras en la parte final del tema.

Before The Kiss, A Redcap: Hard rock a medio tiempo, directo y pegadizo, muy estilo Cream. Destaca en el final un in crescendo progresivo con un teclado muy presente.

Screams: Un blues rock a medio tiempo atractivo, con un aire psicodélico muy propio de sus comienzos de mediados-finales de los 60.

She´s Beautiful As A Foot: Cuando hablamos de psicodelia oscura, este tema bien podría resumir la quintaesencia de ese sonido. Aunque da la impresión de no ser un tema bien acabado, demasiado deslavazado en la parte progresiva intermedia.

Cities In Flame Of Rock´n´Roll: Sin lugar a duda, el clásico por definición de este disco debut de Blue Oyster Cult  y de las más proto-heavy metal de esta época inicial del grupo. De nuevo, se abre con un riff de pura inspiración Black Sabbath, que evoluciona hacia un tema denso, sólido, con un solo de guitarra excepcional.

Workship Of The Telescopes: ¿Blue Oyster Cult haciendo rock cósmico? Pues sí, como una mezcla entre Hawkwind y los primeros UFO con pinceladas Pink Floyd en su alucinógeno final, este tema nos trae una pieza de rock duro psicodélico muy original, con un excelente tratamiento de la voz en esa lograda atmósfera espacial.

Reedemed: Con toda seguridad esta debió ser una canción de la época Soft White Underbelly. Es una canción muy West Coast rock, con unas guitarras muy cálidas y una sonoridad muy propia de los años 60.

Single japonés de "Then Came The Last Days Of May", que no se publicó hasta 1975

El misterioso anagrama de Blue Oyster Cult

Siempre llamó la atención ese curioso símbolo que aparecía en los primeros discos del grupo, esa especie de cruz con una parte inferior en forma de signo de interrogación y que la banda adoptó como su emblema. Durante muchos años se ignoró el origen y el significado de este símbolo, aunque hoy se sabe que en mitología se denomina Kronos y representa al planeta Saturno. Por su similitud, hay quien afirma no obstante que era el antiguo símbolo griego del caos.

¿Por qué el grupo eligió este símbolo para convertirlo en su imagen de marca? Bien, una vez más ello fue decisión de Sandy Pearlman. Tal y como explicó el batería Albert Bouchard, este símbolo fue utilizado por Bill Gawlik en su proyecto "Ciudad del futuro", su tesis doctoral en arquitectura en la Universidad de Stony Brook. A Sandy Pearlman le gustó tanto el símbolo cuando lo vio que contrató a Gawlik para que hiciera la portada de los dos primeros álbumes de BÖC y le pidió que incorporara ese símbolo en ambos diseños.

El comienzo de una gran historia

‘Blue Öyster Cult’, aunque no vendió grandes cantidades – entró en el nº172 de la lista de Billboard- sí tuvo una acogida muy favorable en la prensa, hizo al grupo muy popular y sobre todo, les facilito hacer entre 1972 y 1973 numerosas giras, abriendo entre otros para Alice Cooper, Black Sabbath, Uriah Heep y Mott The Hopple. Sus siguientes trabajos, en especial ‘Tyranny And Mutation’ (1973) y ‘Agents Of Fortune’ (1976) obtendrán una respuesta comercial más entusiasta, aunque con el paso del tiempo, ‘Blue Öyster Cult’ será un álbum mucho más reivindicado, y su calidad musical será mucho más puesta en valor.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

2 comentarios

  • Juandie dice:

    Extenso e interesante resumen hacia el 50 aniversario de este debut homónimo por parte de una de las bandas más grandes que dieron los States como fueron los BLUE OYSTER CULT

  • JAVIER dice:

    GRAN GRUPO INFRAVALORADO; PORQUE SON UNOS PIONEROS DEL ROCK Y SU MÚSICA ESPECIAL,
    SICODELICA HARD ROCK Y SOBRE TODO .
    ASTRONÓMICA.
    A REIVINDICAR.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.