motorhead
Madness Live!
leyendasdelrock
resurrection
farragua
barbarablack
nonno
rivasrock
villadebilbao
interesvariable
agaisntmyself
ciconia

VOLBEAT :Rock N’ Roll Metálico

13 abril, 2009 5:28 pm Publicado por  1 Comentario

Cuentan que en una ocasión le preguntaron a Frank Zappa por el periodismo musical y éste respondió que “escribir sobre rock es como bailar sobre arquitectura”. Y la verdad es que no andaba muy desencaminado el provocador artista al referirse a la dificultad de expresar con palabras algo…

 

VOLBEAT
PÓG MO THÓN

Plateruena, Durango

Cuentan que en una ocasión le preguntaron a Frank Zappa por el periodismo musical y éste respondió que “escribir sobre rock es como bailar sobre arquitectura”. Y la verdad es que no andaba muy desencaminado el provocador artista al referirse a la dificultad de expresar con palabras algo tan abstracto como las sensaciones que trasmite una canción. A veces cuesta encontrar los términos precisos y uno anda a la deriva a la espera de que se encienda la bombilla.

Tales pensamientos nos rondaban por la cabeza después de contemplar cómo en una noche eran capaces de darse un abrazo el pasado y el futuro del rock n’ roll. El ‘fenómeno’ Volbeat tomaba la temperatura por primera vez en nuestro país y puede decirse que las cifras de asistencia resultaron prometedoras para una banda que aunque en Dinamarca (su lugar de origen) sus trabajos se coloquen nada más salir en lo más alto de la lista de ventas, aquí todavía son unos perfectos desconocidos. Un mérito adicional, si tenemos en cuenta la tormenta eléctrica que los australianos AC/DC habían descargado por la zona el día anterior.

Les acompañaban para amenizar la velada PÓG MO THÓN combo de Munguía que tienen ya tres discos en el mercado, uno de ellos masterizado en Nueva York, por cierto. Su peculiar mezcla de rock alternativo y metal sedujo bastante, pese a que los temas se podrían mejorar, así como la interacción con el público, se les vio quizás demasiado fríos y muy a su bola. No obstante, en el aspecto instrumental se lo curraron con mucha dignidad.

Algunos los llaman rockabillys, otros los consideran la versión danesa de Metallica, elucubraciones en torno al estilo de VOLBEAT hay muchas, pero la definición más ajustada sería la de rock n’ roll metálico, que lo mismo bebe del rey Elvis Presley o Buddy Holly que de la tralla punkarra de Misfits e incluso Green Day, con alguna que otra gota de groove metal, para sazonar bien el conglomerado. Con una energía inusitada aparecieron estos hombres de negro mediante “Guitar Gangsters & Cadillac Blood” y la entrañable “Radio Girl”.

El vocalista Michael Poulsen, una mezcla entre Johnny Cash y James Hetfield, demostró su inigualable faceta como animador de masas en cuanto tuvo ocasión. Por ejemplo, nos presentó en plan coña una breve canción de death metal que habían compuesto y consistía en gritos guturales mientras los demás masacraban los instrumentos. Y llamó la atención sobre el hecho de que el guitarrista estuviera allí sentado con la pata chula, de hecho, hizo que el público le gritara idiota al unísono. De buen rollo, claro.

Con la potencia del metal y la actitud del rock descargaron uno de sus temas más conocidos, “Sad Man’s Tongue” antes de que Poulsen sacara un peine del bolsillo para atusarse el pelo igual que un rockabilly de libro. En “Maybellene I Hofteholder” se acordó de las chicas que había por el bolo y preguntó a una de ellas si tenía un novio o un padre con pasta. Ante el silencio y el estupor de la interrogada, bajó del escenario y le entregó ¡20 euros! Si no lo veo, no lo creo.

En ese ambiente de fraternidad que se consigue en torno a las 200 personas, es decir, cuando se puede estar sin agobiarse y se logra la suficiente bulla  para que la cosa no decaiga, el vocalista seguía departiendo de tú a tú con los asistentes. Y de mientras, amagaba con el riff de “Angel of Death” de Slayer o le daba por iniciar “I Disappear” de Metallica, con un parecido increíble a los de San Francisco.

Mención aparte para la pedazo voz de Poulsen. Puede que a algunos les recuerde demasiado a Hetfield, aunque se note también el poso del primigenio rock n’ roll, entre otras influencias. El caso es que, sin ser un virtuoso, llega con poca dificultad a unos tonos (clavados a los del disco) que muchos ya quisieran para sí, hasta me atrevería a decir que el propio James le envidiaría. Alguien dijo que se reconoce a los buenos cantantes cuando exhalan una especie de olor personal e intransferible que los distingue de los demás. He aquí un ejemplo.   

Otro aspecto que hace interesantes a estos daneses es la contundencia sonora que despiden. Da igual que metan dejes rockabilly o country, la forma en que los ensamblan y las arrancadas en plan punk proporcionan un dinamismo en el que no cabe el aburrimiento. Los coros taberneros a lo Misfits tampoco desmerecen en absoluto, pues se los reparten bastante a gusto entre ellos y el respetable con óptimos resultados. Su fama en el directo ha llegado incluso a periódicos generalistas de su tierra como BT, un famoso tabloide fundado en 1914, que les otorgó la máxima puntuación (6/6) por su actuación en el festival de Roskilde de 2006.

Dejaron para el final cortes de su último plástico del estilo de “Mary Ann’s Place” o “Hallelujah Goat”, sin olvidarse de “I Only Want To Be With You”, esa adaptación de Dusty Springfield que se ha convertido en todo un hit suyo. El preludio a los bises trajo una estampa curiosa, pues invitaron a pavas del público a cantar los coros de “We” y menuda la que se montó. Volvieron con “The Human Instrument” antes de que el desfase llevara a Poulsen a intentar un paso del pato.

Lejos del rollo de estrellitas engreídas, los Volbeat acabaron fundiéndose en un abrazo con sus seguidores y prácticamente agradeciendo uno por uno el apoyo mostrado. Un gesto que honra más todavía, si cabe, a esta original banda que ningún aficionado a la música con mayúsculas debería perderse la próxima vez que nos visiten.           

TEXTO Y FOTOS: ALFREDO VILLAESCUSA

Etiquetas:

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita por mariskalrock

1 comentario

  • Alicesnake says:

    Hola Alfredo.
    Nosotros vivimos la Volbeatmanía en Madrid. Increíbles. Espero que no te importe, te copio la crónica de Durango para nuestro foro. Un abrazote a todos los fans de Volbeat y a los demás, que no se les ocurra perderse otro concierto de Volbeat para la próxima. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.