whisky caravan
adventus

STATUS QUO EN BRINCADEIRA ROCK IN CAMBRE

17 agosto, 2012 9:56 am Publicado por  4 Comentarios

EN GALICIA, CAMINO DE LA INMORTALIDAD

Este año los festivales de Brincadeira y de Cambre se han unido en uno para reducir costes y albergar, por tanto, el mayor acontecimiento musical en el área de la comarca de las Mariñas (A Coruña). Cuatro días de expansión, ocio, intercambio multicultural, eclecticismo y mucho rocanrol para todos los gustos y para todos los públicos de varias generaciones. Cifras oficiales espectaculares con cerca de 40.000 personas circulando, dos grandes escenarios, dos áreas de música electrónica y varios tenderetes de ropa, artesanía, etc., con más de 16 horas de música ininterrumpida cada día. Poco importa si los más de 80 grupos tenían poco que ver con las estrellas del sábado, ya que lo verdaderamente importante era disfrutar, interrelacionarse, pasarlo lo mejor posible y conocer grupos de muy diferentes pelajes y aprender de todos, de lo bueno y de lo menos bueno. Aunque falta pulir detalles organizativos, este año el Brincadeira ha alcanzado su mayoría de edad trayendo a los sexagenarios STATUS QUO, las leyendas más longevamente vivas y energéticas que te puedas encontrar sobre las tablas. Dieciséis años hacía que no pisaban escenarios gallegos, esta vez se lo tomaron con más calma y sin prisas; volvieron a triunfar, tras los conciertos de Arroyo y Azkena, con unanimidad. Solo les queda hacer el camino de Santiago, pero Francis, Rick, Andy y compañía van camino… de la inmortalidad cuando acaban de cumplir cuarenta y cinco años recorriendo escenarios y estudios como poseídos por la poción mágica de Panoramix, el gran sabio druida galo. En cualquier caso hacer el camino de Santiago por placer, aventura, penitencia o promesa, es una experiencia muy reconfortante que a buen seguro los Status algún día la experimentan y terminan con un concierto en la bella ciudad gallega.

Sorprendente y desafortunadamente los británicos no han formado parte de las ceremonias de inauguración y clausura de los Juegos Olímpicos de Londres (ninguna organización es perfecta), porque sus permanentes giras se lo impiden, pero sí podían haber hecho algún giño de sus múltiples melodías. En cambio, los miles de asistentes a Cambre han dado fe de las mismas.

Los alemanes MAD SIN, con su divertido y directo sonido psychobilly fueron una buena  antesala para los británicos que, puntuales como el big ben, salieron a las 0,10h., muy tarde para sus costumbres como nos decía el teclista Andy Bown en la entrevista que también puedes leer en esta web. Suena y atruena “Caroline”, su himno inicial; su sola presencia llena el escenario, ya no hay melenas al viento, ni coleta, ni carreras juveniles sin parar, pero el espíritu y la veteranía son muchos grados atesorados durante más de cuatro décadas frenéticas. Da igual lo que toquen, no importa la selección y las disertaciones entre los fans más acérrimos de la banda de si esta o la otra, el ritmo y la melodía te transportan, las poses, las miradas entre ellos, los movimientos y muecas al respetable; esas primeras filas repletas de los de siempre y la complicidad mutua con Francis, Rick y Rhino. Un guiño, una frase, un grito: “¡Qué guapo es mi Parfitt!”…..el ritual ha comenzado. Se van sucediendo las canciones y el ritmo frenético que parece increíble que puedan mantener; no podemos evitar “decepcionarnos” cuando al  repertorio habitual, le han quitado “Let’s Rock” del último álbum y “Juniors Wailing”, del bis, las dos cantadas por el rubio Parfitt; síntomas de que, además de los años, el exceso de conciertos a un nivel y ritmos muy elevados hacen mella en sus gargantas, ya que la exigencia vocal es máxima. Rick y, sobre todo, Francis lo acusan, hay momentos en que a Rossi  le falta el aliento; al bajista Rhino se le rompe una cuerda al final, pero no importa, los riffs, los acordes, los punteos siguen fluyendo sin parar hasta el final, “Bye, Bye Johnny” y adiós, hasta la próxima. Algo menos de hora y media repleta de boogie y que dejó más que satisfecho a un público al que todavía le quedaba mucha noche por delante. Insisto que mucha gente que está viendo a los QUO en estos meses, ha quedada alucinada y perpleja por la vigencia permanente del grupo a pesar de sus años. Recomendarte encarecidamente la excelente y completa biografía, publicada el pasado año por editorial Lenoir, titulada “Sobran Acordes” y que ha escrito y desarrollado con una fidelidad y trabajo impagables, Eduard Soronellas. La única  biografía escrita en castellano para que no pierdas detalle de este pedazo de grupo que sigue escribiendo páginas increíbles de la historia del rock.

Texto: Pacorecords

Fotos: Kike Caamaño

Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: , , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

4 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.