whisky caravan
adventus

SOFT MACHINE: LA LOCURA

2 junio, 2011 10:44 am Publicado por  Deja tus comentarios

Sala Clamores (Madrid)

Los llamados  padres del jazz rock progresivo inglés -que llevaban sin pasar por nuestro país desde aquella vez que tocaran en el M&M en 1973- nos dieron una lección magistral de alquimia sonora. Mucho ha cambiado la formación desde 1966, e incluso desde su separación en 1981 y su vuelta en el 2004 solo permanecen John Etheridge y John Marshall.

Su música trasluce una amalgama de estilos muy variada: Pop, jazz, rock, psicodelia, funk, progresivo, minimalismo experimental, americana y un largo etc. Aunque siempre se les has conocido por ser los pioneros del sonido Canterbury, junto a los Caravan. Es indudable que su propuesta bebe de los originales Soft Machine pero es diferente puesto que su estilo va más dirigido hacia territorios roqueros. Hacía cerca de cuarenta años que estos monstruos de la música no pasaban por la capital y eso se notaba también en el público asistente, cercano a la cuarentena. El motivo de su visita no era otro que presentarnos su último disco ‘Live Adventures’, un directo grabado en el 2010 que aúna lo más representativo de su carrera .

Hicieron un show con dos pases de cincuenta minutos. Sin duda un concierto altamente recomendable para todos los amantes de la música en general. Desde el inicio nos sumieron en una viaje sonoro por gran parte de los estilos musicales existentes en el que guitarras, baterías, bajos se alternaban con flautas traveseras, saxos y clarinetes. Música magistralmente interpretada, con pasión y sentimiento, y estilos que metamorfosean apenas sin que te des cuenta por la suavidad y perfección con que lo hacen.

El show comenzó a ritmo de Jazz Rock con “The Steamer “ de su disco ‘Steam’ y “In The Back Room” que sonó realmente potente gracias a las guitarras distorsionadas de John Etheridge. “Has Riff II”invitaba a flotar a los asistentes, gracias al  sonido envolvente de la flauta travesera y los riffs de guitarra progresivos. Como no podía ser de otra manera, llegando el final del concierto interpretaron “Facelift”, sin duda el tema más conocido del grupo, compuesto por Hugh  Hopper que en ese momento era el bajista de la formación. Con la instrumentación improvisada de este temazo dieron por terminado un concierto más que notable, lleno de intensidad y que no flojeó en ningún momento. Los bises vinieron de la mano de “Gesolreut”, sustituyendo los teclados iniciales del tema por riffs de guitarra arrebatadores.

Tal y como pudimos comprobar esa noche, por mucho que hayan pasado los años y por mucho tiempo que estuvieran separados, “el que tuvo, retuvo”.

Puedes leer entrevista con John Etheridge en este enlace.

Texto: Cristina Jimeno

Fotos: Charly Rock and roll

.

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita por Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.