64 nudos
icaro
motores
psychic equalizer
jax diaries
gallos
romeo

SLAYER: FANTASMAS DE GUERRA

1 julio, 2011 12:05 pm Publicado por  3 Comentarios

Palacio de los Deportes, Ciudad de México

Pero qué grandes son, Slayer dejó bien claro que son los reyes del thrash metal, fuimos testigos de una fabulosa actuación. En casi dos horas y frente a diez mil aficionados reunidos en el Palacio de los Deportes azteca, pulverizaron todo a su paso, dejando en el olvido su actuación de hace cinco años en el Salón 21 Vive Cuervo, en la que igual que hoy demostraron su poderío, pero teniendo en él a su peor enemigo.

Afortunadamente hoy, las cuentas fueron saldadas, porque el sonido le hizo justicia a la poderosa descarga musical de Slayer, un conciertazo al cual no le faltó nada, ni la ausencia de Jeff se sintió, ni el hecho de que Araya ya no matea (sacudir la cabeza), nada detuvo al grupo para conseguir realizar una inmensa obra de destrucción masiva. Y mucho tuvo que ver Gary Hold, sí, el hacha de Exodus sustituyendo a Jeff, lo hizo de magistral manera, sus solos a lo largo de la noche fueron espléndidos, limpios, y cuando tuvo que emprender batalla directa junto a King, también lo hizo de manera sensacional. Lombardo sigue siendo uno de los mejores baterías del mundo; Kerry, qué podemos decir de él, un ente maligno por su aspecto, y ante un Araya disminuido, es el más Slayer de todos, imagen, actitud, fiereza y aporte.

El grupo saltó al escenario casi diez minutos antes de lo programado, el escenario era amplio, una bellísima y enorme manta con el famoso logo de la banda adornada toda la parte trasera del escenario.

Araya da la voz de alerta y el infierno se desata, World Painted Blood se nos viene encima como una pesada losa, el sonido nos revienta los oídos, las guitarras realizan un trabajo letal y la batería de Lombardo se nos incrusta en el pecho. Slayer en plenitud, yeahhhhh.

Araya habla en español: “Bienvenidos, quiero agradecer a todos por venir, esta noche escucharán mucha música del diablo”. Y lo que siguió fue  un recital de antología, de Hate Worldwide brincábamos a War Ensemble, de ésta y ante la locura generalizada saltábamos a la enorme Postmortem. Desde ya éramos conscientes de que esta noche Slayer venía a matar. Su set list acumulaba temas como el espectacular Temptation, Dittohead de su disco ‘Divine Intervention’, Stain of Mind o Snuff (último antes del encoré) que si bien es cierto no son considerados clásicos, lograron mantener la temperatura bien arriba. La ejecución de Slayer fue brutal en todo momento.

Llegarían juntos Disciple y Bloodline, de su disco ‘God Hates Us All’. Enseguida aparecería uno de los más esperados, el espeluznante Dead Skin Mask, con su sonido de guitarra al inicio terroríficamente hermoso, un tema que te golpea, que te sacude, que te hace bendecir la música que escuchas. Pedazo de ejecución, un Slayer inconmensurable.

Y enseguida dos himnos más: Hallowed Point y The Antichrist, que pusieron el local de cabeza, para meternos en el cerebro la avasalladora sección de ritmo que brilla en todo lo alto en Americon, de lo mejor de Slayer en años y en vivo es doblemente efectiva. Lombardo y Araya trituran el mismo aire.

Por supuesto que Mandatory Suicide y Chemical Warfare no podían faltar a la cita mexicana, reforzando con su grandeza la histórica descarga de Slayer, que antes de retirarse todavía nos pateó la cara con Payback, Ghosts of War, y cerrando a toda máquina con otro tema que por sí solo vale el boleto: Seasons in the Abyss. ¡Geniales!

Aquí ya nos podíamos haber ido y felices, pero faltaba un encore que quita la respiración, arrancando con South of Heaven, y de nueva cuenta el sonido inicial del tema, estremecedor, demoledor. Slayer nos lo refriega con toda la fuerza que son capaces y nos zarandea con Raining Blood, todo un clásico del metal. Bestial ejecución, para estas alturas, sientes que los tímpanos te sangran, pero de orgullo, de alegría, de satisfacción de estar viendo a una de tus bandas favoritas y realizando tan mortal concierto.

Black Magic nos transporta a 1983, un prehistórico tema que todavía contiene mucha magia. Araya aún logra chillar como animal herido, otro temazo que nos supo a gloria. Y como gran final a un formidable concierto, Angel of Death, cerrando de manera majestuosa una actuación memorable, con toda seguridad, el soundtrack del juicio final.

Texto: Juan Carlos Castillo

Fotos: OCESA / Fernando Aceves

SET LIST:

World Painted Blood

Hate Worldwide

War Ensemble

Postmortem

Temptation

Dittihead

Stain of Mind

Disciple

Bloodline

Dead Skin Mask

Hallowed Point

The Antichrist

Americon

Payback

Mandatory Suicide

Chemical Warfare

Ghosts of War

Season in the Abyss

Snuff

South of Heaven

Raining Blood

Black Magic

Angel of Death

Etiquetas: , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

3 comentarios

  • rolo riva dice:

    son los reyes…lo maximo, sin duda alguna! the hell in the earth!!

  • rolo riva dice:

    tuve la ocasiòn de verlos en en el monster de Sao Paulo, brasil…eran unas bestias diabolicas!! gracias, desde asuncion del paraguay!!

  • jorge dice:

    Estuve en el salón 21 y fue un concierto no muy agradable,en este concierto del palacio de los deportes se sacarón la espina con un recital por demás memorable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.