dadá
leaving mars
titeres ok
barrena
Anunnaki
grave digger
korriban
the rasmus
aienruta
leo carnicella

SINIESTRO TOTAL: FORAJIDOS GALLEGOS AL ASALTO DE MADRID

31 enero, 2011 8:26 pm Publicado por  Deja tus comentarios

Sala Joy Eslava, Madrid
A día de hoy, todavía hay quien afirma convencido que el final de la década de los ochenta supuso la muerte (creativamente hablando) de Siniestro Total. Este comentario es habitual cuando se critica a grupos de música que, antes de caer en los mismos típicos tópicos, deciden evolucionar e intentar no repetir esquemas. Otra cosa es que dicha evolución atraiga más a unos que a otros, para gustos los colores, “of course”. Pero os aseguro que los cinco tíos que tocaron el 29 de Enero en Madrid estaban muy vivos y con ganas de dar mucha guerra.
Con puntualidad británica aparecía en el escenario de la Joy Eslava Julián Hernández vestido para la ocasión, con sombrero de cowboy blanco, para explicarnos mientras rasgaba su guitarra el menú que habían confeccionado para el respetable: una primera parte en la que interpretarían íntegro el nuevo disco de la banda, “Country and Western” (de ahí la indumentaria del “frontman”); quince minutos de descanso (“Visite nuestro bar”) y, a continuación, “la artillería pesada”.
“The very first one” marcaba el inicio de la hora dedicada a la última gran obra de los de Vigo, y digo gran obra porque “Country and western” es espléndido y el tema que le da título una joya que bien podría haber pertenecido a cualquier artista de color del sello Stax, una canción que en directo no te deja indiferente, es inevitable bailar con este nuevo himno a Galicia. Por esa onda, aún más soul, continuó “Asco”, mientras que “La paz mundial” (cuyo estribillo cantaríamos todos) nos hizo imaginar qué habría compuesto Johnny Cash de haberse pasado al punk. Hasta ese momento, parecía que estuviésemos asistiendo a un concierto de los Ramones y sorprendentemente Julián tardaría en hablar, llamando también mi atención con su solo de guitarra en “Fariseos del rock and roll”, y es que como suele ser costumbre el “Abuelo” Soto llevaría el papel principal a las seis cuerdas. Cuando el hard-rock de “Putos amos” fue seguido del rhythm and blues de “Como el aceite y el yang” ya estaba claro que Siniestro había acertado en su decisión de defender sin miedo alguno su nuevo material. De hecho, el bajista Óscar Avendaño hizo un gesto indicando que tenía los pelos (y algo más) de punta al escuchar cómo la sala coreaba el maravilloso vals tejano “Que me dera na casiña”. Así, vencedores, llegó la anunciada pausa.
Mentiría si dijera que todos los que se congregaron en la Joy tenían interés en “Country and Western”. Hubo quienes, desde un principio, no pararon de pedir “Ayatollah”, algo normal en los bolos de Siniestro Total, y seguro que se quedaron contentos con lo que vino a continuación: una salvaje “Matar jipis en las Cíes” haría temblar las paredes del recinto y, sin un instante para coger aliento, llegarían “Diga qué le debo”, “Vamos muy bien” y “Vámonos al Kwai”. Tras la dedicatoria de “Ay Dolores” a Lola Flores y a la “pepera” De Cospedal, vendrían “Cuánta Puta y yo qué viejo”, “Todo por la napia”, “Yo dije yeah”, “Emilio Cao”, “Bailaré sobre tu tumba”... Eso sí, entre tanto himno hubo lugar para un par de sorpresas. Jorge Beltrán, saxofonista, teclista y percusionista, nos deleitaría con un solo de triángulo que aclamaríamos de tal forma que nos regalaría un “bis”. Pero, además, rescataron su versión del “Sunshine of your love” de los Cream de Eric Clapton, la cual rebautizaron hace dos décadas como “Corta o pelo, landrú”. “Miña terra galega” y la ansiada “¡Ayatollah!” pondrían el punto y final a uno de los conciertos más demoledores que he podido presenciar en los últimos meses.
Siniestro Total cumplirán muy pronto treinta años en la carretera, treinta años llevados con dignidad, demostrando que aún tienen cosas que decir. Lo repito, están muy vivos. ¡Salud, camaradas!

Texto y foto: FÉLIX EL DUENDE

Redacción
Etiquetas: , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.