64 nudos
icaro
motores
psychic equalizer
jax diaries
gallos
romeo

REGRESIÓN: BENDITA DECADENCIA

1 julio, 2011 11:48 am Publicado por  Deja tus comentarios

Sala Ritmo & Compás, Madrid

Era puente en Madrid, donde tenía lugar el festival DCode como en otros puntos de la península se celebraban el Derrame y el Azkena; también Avenged Sevenfold pisaban ese día la capital. OK, la fecha no les era del todo propicia, pero desde luego que merecieron los catalanes mayor seguimiento en la presentación de su tercer álbum ‘Santa Decadencia’ más allá de las pocas decenas de asistentes.

Ni siquiera los locales Black Hat, que actuaron en primer lugar, lograron atraer una cantidad reseñable de público. Lo suyo es un heavy metal a veces rayano con el thrash, de tintes oscuros y acorde con la teatralidad de su puesta en escena. Nada más empezar sorprenden al respetable cuando de una caja ubicada a los pies del escenario sale el enmascarado habitual de sus conciertos que recuerda en su careta a los primeros años de Joey Jordison (Slipknot). Iluminación propia y ventilador apuntando a la melena del cantante Ángel Sánchez –cómo mola la calavera de su pie de micro- tampoco faltan en sus conciertos, que terminan con la aparición del ficticio asesino en serie en torno al que gira todo el concepto de la banda: Joe Burton, de sobrenombre “Black Hat”.

Se salió el guitarrista Fran Soler, que parece que se queda en la formación definitivamente. Sabedor el grupo de sus habilidades le dejaron hasta hacer un solo por su cuenta y riesgo.

Entre sus temas me gustó especialmente “Frustración”, mientras que la versión de Judas Priest “A touch of evil” no les hizo ningún favor: la guitarra sustituyendo malamente a los teclados, omisión de los agudos en la voz, interpretada a medias…

La visita a Madrid no fue rentable, así que sin nada más que perder, Regresión salieron dispuestos a ganarse el calor del público desde la inicial “Mil sirenas”, movida canción que abre también su obra temática ‘Santa decadencia’ en la que al estilo de Mr. Big, el bajo de David Pérez y la guitarra de Toni Sánchez se disputan el protagonismo. Eso en el plano instrumental, porque en realidad es Pedro Guijarro el que centra la mayor de las atenciones, primero porque es uno de esos cantantes que puede presumir de asumir en directo lo que graba en el estudio, y segundo porque asfixiaba verle con la chaqueta puesta; no tardó mucho en quitársela al ser consciente del riesgo de deshidratación.

Como en el disco, sigue “Territorio animal”, más pausada de tempo aunque no exenta de fuerza. Como encargado de disparar intros y teclados, el batería José Ignacio Uría tiene la batuta de un concierto con buen sonido.

Dedicado “a los que nos metieron en esta crisis”, “Revolución” es el primer recuerdo a su homónimo segundo trabajo, concatenado también con su continuación natural “Un día como hoy”.

¿Qué sería de un concierto de hard-rock sin su momento balada? “Cuidad de la gente a la que tenéis al lado”, nos aconseja el cantante antes de emprender un “Decirte adiós” que por otro lado se aleja de la ñoñería gratuita.

Con la metalera “Avenida del deseo” regresan a su más reciente LP –por cierto, de su debut no sonó nada- y en “Sin final” recuerdan a las bandas que, como la suya, “pase lo que pase venimos y tocamos, jodiéndonos y palmando pasta”, aunque a la postre nos la dedica a la gente que va a los conciertos. Es uno de los temas donde la pareja de hachas aporta agresivos coros, y también uno de los pocos donde Pablo González ejerce de solista.

Después de “La apuesta”, la penetrante línea de bajo de David (léase “deivid”, como en inglés, así le llamó Pedro) nos mete de lleno en “Oscura ambición”, y de ahí pasamos a la proteínica “Más fuerza”, muy socorrida para hacer que el público apoye con los coros.

Habiéndole visto por la sala, a nadie le cabría duda de que Frank saldría a hacer alarde de ronquera perenne en “Diabólica trinidad”, donde hace el papel del obispo oscuro aunque su sonrisa sea imborrable y nos hiciera reír a todos exagerando las posturas de frontman, esmerándose con el air guitar y, por supuesto, con el desmedido rosario que le colgaba del pecho. Su compañero a la guitarra en Mägo de Oz, Carlitos, se partía de risa abajo.

“¿Hay alguien vivo ahí?”, pregunta Pedro antes de encarar “Sigo vivo”. Con los sintetizadores a lo “Won’t get fooled again” (The Who) y la locución de Mariano Muniesa que le dan la bienvenida a “Santa Decadencia” intuimos que estamos llegando al final del espectáculo. Es quizás su tema más trabajado hasta la fecha, yendo desde el rock sinfónico de los primeros compases hasta el despegue de los minutos finales donde parecen Guns ‘n Roses usando su ilusión. Lo de la pandereta de Pedro queda en anécdota ante tamaño despliegue de melomanía.

Solo saldrían una vez más, avivando el jolgorio con “Rock and Roll all nite” de Kiss, versión para la que se requirió la presencia sobre el escenario de algunos amigos del grupo, mientras que el cantante se bajaba un rato para animarnos a acompañarle voz en grito. Frank, que pegaría el último guitarrazo del concierto, no pudo evitar unirse a la fiesta.

Vale que la ausencia de teclista –quizás algún día ganen lo suficiente como para poder permitirse viajar con uno- hace la ejecución de algunas canciones algo incómoda por tener que abusar de los pregrabados, pero del mismo modo que sonó “Santa Decadencia” no me hubiera importado escuchar “El teatro de los olvidados” con su aire a Queen.

La noche la cerró la también catalana banda tributo Dr. Crüe, que ha acompañado en esta gira a Regresión. Por si hay algún despistado y/o profano en la materia, añádase un Mötley delante para saber a qué banda homenajean.

Texto y fotos: Juan Destroyer (twitter: @juandestroyermr)

SET LIST

1   INTRO

2   1000 SIRENAS

3   TERRITORIO ANIMAL

4   REVOLUCIÓN

5   UN DÍA COMO HOY

6   DECIRTE ADIÓS

7   AVENIDA DEL DESEO

8   SIN FINAL

9   LA APUESTA

10 OSCURA AMBICIÓN

12 MÁS FUERZA

13 DIABÓLICA TRINIDAD

14 SIGO VIVO

15 SANTA DECADENCIA

16 ROCK N ROLL ALL NITE (Kiss)

Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.