john conde
reylobo
Gernika Fest
estereofitos

MOBY DICK: CONEXIÓN CUBA

19 abril, 2010 5:55 pm Publicado por  – 7 Comentarios

Existe una relación entre Moby Dick y Cuba desde años atrás. Allá por el año 1999 recibimos una invitación para visitar la isla y hacer unos conciertos con el grupo de rock Extraño Corazón, pero el poco tiempo de vida del grupo y la coyuntura hicieron imposible el viaje. Años más tarde, en el 2008 volvimos a recibir la invitación, esta vez de manos de Kiko del grupo cubano Tendencia, que tras vernos en concierto volvió a prender la llama cubana. Pero no ha sido hasta este año 2010, cuando y aprovechando que celebramos nuestro XII aniversario como banda, se han dado las circunstancias oportunas para que Moby Dick pise la cuna de la revolución sudamericana, a pesar de que a última hora, para bien o para mal, nunca sabe uno el porqué de las cosas, nuestra gira sufre un cambio de rumbo y nos hace ponernos en manos de la Agencia Cubana de Rock, de la mano de Yuri, presidenta y Alberto, productor, quienes, una vez en La Habana, se hicieron cargo de la gira de presentación de Moby Dick en Cuba.

El lunes 22 de Marzo salía nuestro vuelo desde Madrid destino La Habana, el principal escollo que nos encontramos fue el tener que facturar la guitarra y bajo, pedaleras, caja, platos y pedal de bombo, ya que, ante la desinformación que nos dieron tanto en la agencia de viajes como en Air-Europa, decidimos facturarlo como equipaje frágil pero con un buen embalaje, que realizamos el día anterior en el local de ensayo. Si sirve de algo, decid que las guitarras, así como pedales de bombo, cableado y pedaleras están permitidos subirlos al avión, siempre que todo se pueda meter en las maleteros del equipaje de mano, que normalmente suele caber. 10 horas y 20 minutos de vuelo que al final llevamos de buena manera y es que el buen rollo se palpaba. Nos acompañaba Ana, la mujer de Pepe – bajista y coros – y Carmen y Juan, amigos, nos esperaban ya en La Habana. Para Jesús – baterista – fue su primera vez en avión y disfrutó de lo lindo aunque he de reconocer que yo me impresioné en el despegue y con algunas turbulencia que sufrimos, los jodidos años agudizan el vértigo. Todo O.K. hasta La Habana y al llegar al Hotel poco más que comprobar que los instrumentos están bien y echarse a dormir, mañana el Jet-lag hará estragos.

Aunque el reloj está cambiado de hora, nuestro cuerpo aún no, por lo que a las 6 de la mañana del Martes ya estoy despierto en la cama, y las 7 salgo a dar mi primer paseo por los alrededores del hotel, una zona bien de La habana. Tras el desayuno, nos llama Alberto de la Agencia y nos cita en el Auditorio Anti-Imperialista José Martí, para ver el concierto de los portorriqueños Calle 13. Como está cerca del malecón, decidimos hacer una visita a la zona y empezar a conocer a sus gentes que, a pesar de su situación, tienen una forma de ver la vida muy diferente a la nuestra. Aquí empezamos a darnos cuenta de que las cosas son más calmadas, y te das cuenta del estrés con el que vivimos en nuestro país, aquí las cosas van despacio. De camino al auditorio nos hacemos eco de que la mayoría de la ciudad está revolucionada con el concierto de Calle 13, una banda que ha recibido muchísimos Grammys Latinos y que nosotros a penas conocemos. El auditorio al aire libre y al lado del mar tiene un aspecto bestial, por aquí han pasado bandas como Audioslave ó Sepultura y según nos enteramos posteriormente, reuniría a más de 200.000 personas esa tarde. Encontramos a Alberto y nos empieza a explicar el planing de la semana y por lo que vemos tendremos bastante curro. Tras el multitudinario concierto – por cierto encontramos a unos reporteros de TVE1 y como es la de todos, aprovechamos para chupar cámara gratis – , una buena caminata para encontrar algún sitio para cenar – aquí los transportes son complicados – y de vuelta al hotel cogemos un taxi americano, un Chevrolet del 55, son lo mejor del asfalto cubano, coches con más de 50 años de vida y mil historias en su interior, una de las cosas que uno ha de hacer si viene a La habana, aunque tienen prohibido coger a extranjeros.

La mañana del miércoles la dedicamos a tener el primer contacto con las oficinas de la Agencia y la Sala Maxim, un edificio completo dedicado al rock. Empezamos también allí a realizar la promoción que a través de los medios durante un par de días y nos damos cuenta de los trámites legales que se necesitan en Cuba si no se tiene un visado cultural expedido por el gobierno cubano. Entre ratos libres visitamos La Habana vieja, un hervidero cultural y humano difícil de asimilar en un par de días. Tenemos la suerte de visitar una casa particular cubana, no un paladar donde se vende comida, humilde pero muy acogedora, soy de los que piensa que el valor de las casas lo da las personas que habitan en ellas. En nuestro viaje también descubrimos la “otra” Habana: las cosas están cambiando, eso dicen, pero palpamos lo que intuíamos, aquí hay 2 mundos, el turístico y el real. La ciudad vieja tiene su encanto, pero si te adentras en la otra Habana palpamos la pobreza y la realidad del sistema. Perderse es estas calles es viajar a otro lugar, como volver en el tiempo, un tiempo que imaginamos próspero, pero si se cambia, siempre debe ser a mejor. Aquí también hay capitalismo el de unos poco, los que tienen el poder y el dinero. Los accesos a los museos, el Capitolio, la Fortaleza y de más iconos son inaccesibles económicamente para el turista, existe una tarifa para los cubanos y otra para los guiris, como la moneda. Cuba y es resto del mundo, esa es la impresión, el bloqueo americano hace difícil su desarrollo aunque agudiza el ingenio debido a la necesidad.

El despertar del viernes no mejoró, no consigo acostumbrarme a este horario y con las palizas que nos damos, uno está bastante cansado, aunque hoy comienza la acción y eso nos revitaliza tanto física como psíquicamente. La primera toma de contacto sonora con la sala es buena aunque ese día compartimos escenario con Tesis de Menta, grupo de hard rock y con un público que no tiene nada que ver con nuestro estilo, será un buen reto para la banda. También destacaría el chaparrón de agua que cayó a la hora de abrir las puertas, lo que hizo pensar en una mala noche de entrada – al final mediamos la sala – pero sólo fue un poco de agua y nos alegró ver los primeros heavies y punkies acercarse por la sala esperando una buena descarga de Moby Dick y se la dimos. Repartimos el setlist de tal forma que repitiésemos el menor número de temas y pudiésemos tocar todo el repertorio, aunque para la primera noche metimos algunos temas más rockeros. Empezamos de todas formas con “Sin barreras” la primera patada en el estómago de esa noche y toda una declaración de principios para abrir paso a cada uno de los temas que fuimos presentando al respetable de esta noche, mitad heavy – punk, mitad rockero, pero que se entregaba con cada corte y eso es de agradecer. Tuvimos tiempo de presentar también algunos temas nuevos – para el próximo disco – que fueron bien aceptados y terminamos con un par de versiones: “Sleep Now In The Fire” de RATM y “Belive In Miracles” de Ramones. Una sensación bastante buena en nuestro primer concierto en La Habana y muchos son los que se acercan a preguntarnos por la escena nacional y a asegurarnos que mañana volverían, eso esperamos. Alberto nos comentó, mientras paseamos por el parque donde se reúnen toda la peña de la movida rockera cubana que el boca a boca hará su efecto y que mañana habrá más gente. A pesar de ser sólo las 12:30 de la noche y ser viernes, nos es imposible encontrar donde beber una cerveza Bucanero – la mejor de Cuba – por lo que decidimos ir al hotel y descansar. Mañana ha de ser nuestra gran noche.

Conseguimos descansar bastante más y nos permitimos un respiro por La Habana vieja que cada vez nos tiene más embrujados y se nota que hay mucha más gente por sus calles y más españoles debido a la proximidad de la Semana Santa , que por cierto, allí no tienen mucha celebración. Su religión admite blanca y negra a partes iguales, es su herencia africana. A las 15:30 h tenemos prueba de sonido y las sensaciones son muy buenas, ya que coincidimos con el grupo Zeus – con quién tocaremos esa noche – más en nuestra onda y el técnico de sonido es bastante más resuelto que el de la noche anterior, lo que se nota por sentirte arropado en el escenario y respaldado sabiendo que fuera el sonido es un cañón. Tras la prueba visitamos la plaza de la Revolución, un lugar que ha sido sagrado para los cubanos pero que hoy día ha perdido su carisma por la explotación turística por parte del gobierno. Al volver a la sala el ambiente es inmenso y muchos amigos de la noche anterior nos saludan antes de entrar. Nos damos cuenta en ese momento que esa noche va a ser especial. Desde el camerino escuchamos como se calienta el público y salimos enchufados al escenario. Esta noche desde arriba se ve la sala casi llena, hay mogollón de peña. Abrimos con “Miedo” é “Ilumíname” del tirón y tras un “Buenas Noches Habana” sentimos un clamor que pone los pelos de punta. Caen los temas y cada minuto es saboreado al máximo, nos vaciamos completamente, en cada acorde, cada nota, cada palabra, todo fluye como uno piensa siempre que deben salir las cosas. Fue una noche mágica para todos, el público que se lo pasó en grande y para nosotros que disfrutamos como conejos. El público nos llevó en volandas hasta el cierre con “Contra la pared” con grandes pogos por parte de los punks y la versión de Sepultura “Spit” que fue una locura, el final perfecto para el concierto soñado.
Tras el show y preparar todo para la vuelta al hotel, miles de fotos, abrazos, creo que no se fue casi nadie sin despedirse y la sensación de que tan pronto como podamos tenemos que volver, pero antes a hacer la tarea pendiente, grabar nuestro próximo disco y no olvidarse de Europa.

Una experiencia humana y musical inolvidable. Gracias a la colaboración de nuestros ayuntamientos (Pozuelo de Calatrava y Miguelturra) a La Agencia Cuaba de Rock, en especial a Yuri, Alberto y Anne y a todos los que nos hicieron sentir como en casa a más de 7.500 kms de nuestro hogar.

Etiquetas: ,

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita por

7 comentarios

  • LUISITO dice:

    Me alego mucho de que todo saliese bien, espero que esto os dé inspiración para el nuevo disco. Suerte y fuerza!

  • creus dice:

    Hola chicos soy de Santander y os estuve viendo hace unos dos o tres años, me gustateis mucho y os compre el disco allí, creo que sois de esos grupos que es necesario que lleguen a todas las personas. Me alegro mucho de vuestro viaje a Cuba.

  • pedro luna dice:

    A ver si nos vemos y me contáis las peripecias en primera persona!!! Enhorabuena y a por la próxima!!!

  • ESTEBAN dice:

    HOLA CHICOS ME ALEGRO MUCHO DE VUESTRO EXITO, OS VI UNA VEZ CON DEF CON DOS EN JAEN.

  • Avansa Leo !!! dice:

    Jo…. que recuerdos!!, gracias Moby Dick por dejarnos compartir con vosotros esa experiencia, aún me dura la flipaera tras haberos visto tocar en directo, sois la caña!!. Besitos para los tres!!

  • Wana dice:

    La verdad me alegro muchisimo de que todo saliera bien,seguir asi de cañeros,un saludo y que viva el puto ROCK!!!!! —( 白鯨。)— 聖何塞,佩佩 Ÿ 耶穌. 謝謝你的音樂. Amiii.

  • Carlos dice:

    Desde luego sois la polla, ¡anda que tener que iros a Cuba! a ver si os vemos prontico por aquí que ya hay ganas.
    Lo mejor tíos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.