Madness Live!

Leyendas del Rock 2017: crónica de la tercera jornada

12 agosto, 2017 3:22 pm Publicado por  1 Comentario

Polideportivo municipal de Villena, Alicante.

Tercer día de festival, y posiblemente el que más acogida ha tenido en cuanto a público a fecha de hoy, y eso que precisamente las otras dos jornadas no estuvieron cojas, precisamente. Me llamo mucho la atención cómo había muchísima gente también cómodamente en el césped viendo los conciertos. Un grandísimo acierto el tema de las pantallas Led instaladas desde el pasado año y, asimismo, es reseñable que todo transcurrió con tranquilidad y sin incidentes gracias al buen hacer de la seguridad de Sanctuary.

Primal-Fear-Leyendas-del-Rock-2017

Primal Fear

Los alemanes Primal Fear eran los encargados de inaugurar esta tercera jornada del Leyendas del Rock con su heavy metal de corte clásico, sin duda los más dignos sucesores de Judas Priest. Abrieron tras la intro de sirenas con el conocido “Final Embrace” de su segundo y ya lejano disco de 1999 ‘Jaws Of Death’. La banda del cantante Ralph Scheepers y el bajista Matt Sinner hizo un show bastante similar al que ofrecieron recientemente en Wacken, corto pero intenso, y a pesar del calor en esas primeras horas de la tarde, la audiencia acompañó al combo germano. “Ya sé que habéis venido de la siesta, pero os tenéis que despertar”, bromeaba su vocalista Ralph Scheepers, presentado por sus compañeros como “la voz del metal”, mientras se sucedían himnos como las veloces “Angel In Black” o “Nuclear Fire” del disco homónimo. No faltó el clasicazo “Chainbreaker”, y en “The End Is Near” el público correspondió repitiendo el estribillo “Do you wanna die…?”. Acabaron con la siempre efectiva “Metal Is Forever”, toda una declaración de intenciones.

Amaranthe-Leyendas-del-Rock-2017

Amaranthe

Era el turno de los suecos Amaranthe, que aparecieron puntuales en el escenario, otros repetidores tras el buen sabor de boca que nos dejaron hace un par de años. Canciones con su peculiar base electrónica como “Maximize”, “Hunger” o “1.000.000 Lightyears” iban alternándose a la vez que sus tres vocalistas, la bellísima Elize Ryd, Henrik Englund (gutural) y el recién incorporado cantante de Dynazty, Nils Molin, hacían “headbanging” a la vez. Fueron también únicamente 50 minutos de los que disponía la banda, pero muy bien aprovechados, con especial hincapié en su último disco ‘Maximalism’. Por supuesto, no faltaron clásicos como “The Nexus” o la final y esperadísima “Drop Dead Cynical”. Otros de los triunfadores de la jornada con una base de fans entregadísima, y es que el nivel de este día fue francamente alto.

El escenario Jesús de la Rosa ya estaba preparado una vez más para volver a acoger, como en la mítica edición de 2015, a la leyenda del thrash americano Overkill, que arrancó con fuerza y gran sonido con “Mean, Green, Killing Machine”, “Rotten To The Core” y “Electric Rattlesnake”. “Thank you friends, gracias amigos…” nos repetía en ambos idiomas su carismático líder Bobby “Blitz” Ellsworth.

Overkill-Leyendas-del-Rock-2017

Overkill

Una tras otra, sin dar apenas tregua, se iban sucediendo todas las bombas de relojería que estos históricos yankees tienen en su haber, como “Hello From The Gutter”, la feroz “Ironbound”, o, ya en el final, su coreadísima versión de The Subhumans, la corrosiva y directa “Fuck You”. “¡Gracias amigos, viva España!”, nos repetía Bobby al final, sorprendido por la cálida acogida a su banda.

Otros que regresaban, pero en esta ocasión nueve años después de su actuación en la edición de 2008, eran los históricos U.F.O..  Iniciaron su más que bien aprovechado tiempo en el escenario Azucena con el clasicazo “Lights Out”, y ya desde el principio vimos cómo, a pesar de que a nivel físico es evidente que el tiempo no pasa en balde, a nivel de sonido sentaron cátedra en el festival. El vocalista Phil Mogg estaba ataviado con un elegante sombrero, y aunque lo vi extremadamente delgado, lo cierto es que vocalmente sigue siendo el de siempre. “Ain’t No Baby” de su disco ‘Obsession’ fue otra de las joyas recuperadas en un repertorio casi puramente nostálgico. Aún así tuvieron el acierto de meter “Run Baby Run” de su buenísimo penúltimo disco “A Conspiracy Of Stars” de 2015, y digo penúltimo, porque en breve editaran el disco de versiones ‘The Salentino Cuts’. Vinny Moore, desde que entró en la banda en 2003, me parece un guitarrista que nada tiene que envidiar al maestro Michael Schenker, y es que temas como “Too Hot To Handle”, la melódica “Only You Can Rock Me” o “Cherry” fueron ejecutados con una fidelidad y precisión milimétrica.

Leyendas-del-Rock-UFO-2017

U.F.O.

No faltaron la bellísima balada “Love To Love”, la genial “Rock Bottom”, que un servidor cantó con su apellido (uno que no tiene abuela); y, por supuesto, la esperadísima “Doctor, Doctor”, que incomprensiblemente y por falta de tiempo se les quedó en el tintero en aquella ya lejana edición. Fue de los momentos más mágicos de la noche, con todo el mundo saltando y coreando el mítico himno. Maestros.

En el Mark Reale también hubo muchas actuaciones interesantes, que por falta de tiempo y logística no pudimos ver íntegramente, como la de los griegos Firewind liderados por el ya ex guitarra de Ozzy Osbourne, el inmenso Gus G., bien escudado por su actual vocalista, el ex cantante de Metalium, Henning Basse. Dieron otro bolazo en la mencionada carpa con temas como “We Defy”, “World On Fire” o la final “Falling To Pieces”.

Hammerfall-leyendas-del-rock-2017

Hammerfall

Siguiendo con las bandas que repetían, y eso siempre es señal de que vuelven porque han hecho sus deberes bien, continuábamos en el escenario Jesús de la Rosa con los suecos Hammerfall. Nuevamente la banda liderada por el cantante Joacim Cans y el guitarrista Oscar Dronjak fueron otro de los grupos que más multitud de fieles seguidores congregó en la jornada. Apostaron por muchísimos clásicos como “Riders Of The Storm” o “Blood Bound”, que Cans comenzó a cantar a capela con el público. Presentaban nuevo batería respecto a su anterior visita, Johan Kullberg, bien acoplado en temazos como la hímnica “Renegade” o con la que acabaron su exitoso bolo, la no menos pegadiza “Hearts On Fire”. Desde luego, el público ardió de emoción con sus cánticos de batalla.

Paralelamente, el Mark Reale acogía a otra banda todavía joven pero ya histórica, que anunció su reunión el pasado año, los murcianos 91 Suite, auténticos reyes del hard rock melódico que con sólo dos álbumes tuvieron una repercusión internacional en la pasada década que ya quisieran muchas bandas, especialmente en tierras niponas. Comenzaron con uno de sus temas más conocidos del que además existe un videoclip, la buenísima “Seal With A Kiss” de su segundo disco ‘Times They Change’. No pasan los años por su vocalista Jesús Espín, que portaba una camiseta con la cruz de Guns N’Roses y que sigue en plena forma tanto física como vocal, demostrándolo en temas como la aorera “Hurt & Pain” o la rápida y excelente “Wings Of Fire”. Se merecen ser más reconocidos en nuestro país y ojalá su tercer próximo disco los eleve a donde se merecen.

Megadeth-Leyendas-del-Rock-2017

Megadeth

Era el turno para los indiscutibles cabezas de cartel, y es que Megadeth ha sido el grupo que más gente ha logrado congregar hasta el momento en el Leyendas del Rock en esta edición, y casi que me atrevería a decir en casi toda su historia. He de reconocer que tenía muchas dudas de si la actual formación de la banda haría justicia al legado de la banda, a tenor de algunas críticas que había leído, pero la verdad es que el concierto sonó de lujo, aunque eso sí, como suele pasar en muchos casos, siempre hay que buscar la ubicación correcta para encontrar el mejor sonido. Desde luego, doy fe que desde donde me situé Megadeth me volaron literalmente la cabeza. ¡Cómo sonaban! Comenzar con un clasicazo como “Hangar 18” es sinónimo de éxito, y aun así no se olvidaron de su último disco ‘Dystopia’ al que pegaron un buen repaso, con temas como el homónimo casi al final del concierto o el single “The Threat Is Real” al principio, acompañado de violentas imágenes animadas. Esa fue una de las cosas que más me sorprendió de la banda, la cuidada escenografía, con una pantalla donde se iban sucediendo videos, algunos en imágenes reales, otros de fotografías y otros en 3D, acompañando cada temática del tema que sonaba. No faltó por supuesto la aparición en esos videos de la mascota del grupo Vic Rattlehead, como en la mencionada “Dystopia”. Como era de esperar, tocaron muchos clásicos como “Sweating Bullets” o la esperadísima y coreada “Symphony Of Destruction” del ‘Coundown To Extinction’, amén de su tema más comercial, la emotiva “A Tout Le Monde”. Kiko Loureiro me parece un guitarrista fuera de serie, impresionante lo bien que se ha adaptado a la banda pese al estilo más dispar que tiene en Angra. Respecto a la voz de Dave Mustaine, nunca ha sido un vocalista fuera de serie, pero tampoco lo vi tan mal como pensaba; para mí estuvo correcto, o será que tiene una bandaza tan buena que hay otras cosas que se perdonan. Gran concierto del antipático pelirrojo que no se quiso hacer fotos con casi nadie que se acercó a verle en las inmediaciones o en el hotel donde se alojaba, pero al menos nos dejó en su show temazos como esa “metálica” “Mechanix”, la increíble “Peace Sells” y, ya en el final, “Holy Wars…The Punishement Due”. Míticos.

En el escenario pequeño coincidían Beethoven R. con los cabeza de cartel, pero para nada les amedrantó la situación, es más, la carpa estaba prácticamente llena con los madrileños. Venían a presentarnos su último y excelente disco editado el pasado año, ‘A fuego en la piel’, con temas como el single “Fuertes”, y vaya si la banda sigue fuerte. Estrenaron telón con el remodelado nuevo y bonito logo, y pude escuchar algunos de sus temas más celebrados como la hardrockera “Salvaje como un huracán” de su álbum debut, la excelente e hímnica “Siempre Unidos al Rock & Roll” (coreada fervientemente por la audiencia) y, por supuesto, la infaltable “El guardián de tu piel”, uno de los clásicos del rock nacional, donde se desató la locura. Alberto bromeó al final de que le había pedido al organizador Marcos Rubio tocar tres horas en el Jesús de la Rosa, pero que sólo habían conseguido una hora en el Mark Reale. No obstante, muy bien aprovechada, grandes Beethoven R.

Warcry-Leyendas-del-Rock-2017

Warcry

Llegaba el turno de una de las bandas que no han fallado nunca ni una sola edición, y es que, viendo la cantidad de gente que volvieron a congregar, no es de extrañar que Warcry vuelvan año tras año. Venían con nuevo disco bajo el brazo, ‘Donde el silencio se rompió’, y es que, al contrario de los que muchos pensaron, apostaron también por este excelente trabajo dándole un buen repaso con seis temas. No obstante, el grupo comenzó espectacularmente con pirotecnia y “Alma de conquistador” del disco ‘Alfa’. No faltaron clásicos como “Nuevo mundo”, “Quiero oírte” o “Devorando el corazón”, coreadísimas por su siempre fiel legión de fans. En cuanto a los temas nuevos, la inicial y single “Rebelde”, la genial y optimista “Resistencia” o ya casi al final, la emotiva balada “No te abandonaré”, dieron muestra de que Víctor García sigue siendo un mago componiendo melodías. Por cierto, además de comunicativo y simpático, a nivel vocal estuvo muchísimo mejor que en otras ediciones, entregado, eficaz y metódico como hacía tiempo que no le veía; muy bien, de verdad. Con ese cántico casi pirata que es “Tú mismo” y la inevitable “Hoy gano yo” con cameo final a la “marcha imperial” del “Imperio contraataca” incluido, se despidieron con una lluvia de confetis más espectacular que nunca. Luego muchos se quejarán de por qué vuelven siempre, pero ayer volvieron a arrasar. Asturianos de leyenda.

Era el turno de Max & Igor Cavalera, con su propuesta Returns To Roots, rindiendo tributo a una de las piezas fundamentales del metal de los 90, el mítico y recientemente reeditado por su aniversario álbum ‘Roots’ de Sepultura, con dos de sus creadores originales. Como era de esperar, tan magna obra fue interpretada en su integridad respetando su orden original con masterpieces como “Attitude” o “Ratamahatta”. El bajista Tony Campos habló en español para presentar a las dos leyendas del thrash, que dieron un buen concierto en líneas generales, aunque a muchos tampoco nos desagradan los actuales Sepultura.

Max-&-Igor-Leyendas-del-Rock-2017

Max & Igor Cavalera

No faltaron el recuerdo a otros temas como el medley con “Beneath the Remains / Desperate Cry / Orgasmatron” o el “Ace Of Spades” de también Motörhead. Las opiniones de este concierto fueron desiguales, a muchos les gustó y otros fans seguidores de estos músicos me hicieron llegar su opinión de que les decepcionó mucho el bolo, sintiendo vergüenza ajena y marchándose a mitad del concierto. A mí no me desagradó, pero para gustos, colores.

Los zaragozanos Tako fueron otros de los triunfadores del Mark Reale Stage, con su peculiar rock urbano con toques algo punk. No pasan los años por la banda liderados por Mariano Gil “Rones”, que con un físico envidiable acometió temas tan buenos como “Palomas de cartón” de su penúltimo disco, esa historia de amor que es “Entre tinieblas”, u otra historia que según comentaron surgió en Argentina en una de sus giras, la genial “Trenza de arena”. No faltaron “Poeta nocturno” o “El viejo resina”, agradeciendo la banda a todos los que nos desplazamos a ver su bolo, que acabó con su clásico “El enterrador”. Muy grandes Tako.

Avalanch-Leyendas-del-rock-2017

Avalanch

Con Avalanch me despedí de esta jornada del Leyendas, y es que uno también es humano, pero aún pude ver el concierto íntegro de estos también asturianos de leyenda, con el morbo añadido de si iba aparecer Víctor García al final ante la reciente invitación del vocalista Israel Ramos por Facebook. No apareció, pero sí que hubo sorpresas en el escenario, como la presencia de la vocalista de Oker, Carmen Xina, durante el clásico “Xaná”, que comenzaron cantando junto al público a capela. Como era de esperar, la banda interpretó íntegramente su disco ‘El Ángel Caído’ por su 15 aniversario, regrabado íntegramente por esta formación “All Star Band” que incluye, además de a Alberto Rionda a la guitarra, a Jorge Salán como segundo hacha, el bajista Magnus Rosen al bajo, Manuel Ramil al teclado y el vocalista Israel Ramos con la ardua tarea de hacer olvidar a Víctor y a Ramón Lage. Por supuesto, no olvidamos a Mike Terrana a la batería que dio una clase magistral. Es el motor del grupo en esta nueva etapa y para él que Israel pidió a la organización que iluminaran su batería. “Corazón Negro”, la balada “Antojo de un Dios” donde se lució Jorge Salán de lo lindo o la extensa “Las ruinas del edén” no faltaron con sus renovadas versiones. Respecto a Israel Ramos, le vi muy correcto, pero creo que le faltó volumen a su micro para dar mayor empaque a todo. El bis y sorpresa final vino con “Torquemada”, donde muchos ya sabíamos que iba a contar con la presencia del cantante de Saratoga, Tete Novoa, pues lo había anunciado por redes sociales; fantástico broche de oro, aunque esperamos verlos pronto en conciertos propios con una mayor cantidad de clásicos.

Las propuestas nacionales de los siempre grandes Zenobia y Silver Fist cerraban los conciertos en los escenarios Jesús de la Rosa y Mark Reale, pero servidor se fue a reponer fuerzas para lo que será el último día de otro año de Leyendas. Seguimos…

Texto: Andrés Brotons
Fotos: Hughes Vanhoucke

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Categorizado en: , ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

  • Jose L Mancebo

    Tako: no tenían teclista. He visto a Tako muchas veces y la primera vez sin Nacho.