el dromedario sober
sormoky
clang
artabans redemption
dino rockys
haches
spin offs
3n
poire
javier solo
VAIRE
Playa 4
tres de copas

LA VELA PUERCA + EL DESVÁN: PROFETAS DEL MUNDO

30 abril, 2015 9:58 am Publicado por  1 Comentario

Kafe Antzokia, Bilbao

El Desván con "Piñas" de Marea

El Desván con “Piñas” de Marea

Tal vez suene muy poco periodístico, pero cada cual tiene sus filias y sus fobias, simpatías u odios irracionales que a menudo obedecen a alguna mala experiencia, o por el contrario, a gratos recuerdos de los que uno no se desprendería jamás. Una parte natural del aprendizaje vital que a menudo topa con la más férrea oposición de los cantamañanas y los apóstoles del buenrollismo, esos alelados que pretenden que nos pasemos todo el día dándonos piquitos los unos a los otros.

Pues bien, un servidor no tiene reparos en declarar su favoritismo por los rioplatenses de entre todas las naciones que conforman Sudamérica, es decir, las gentes de Argentina y Uruguay que por su carácter se asemejan más que ningún otro rincón del Nuevo Continente a los europeos. Pero que no se mosqueen el resto de lectores de por allá, no se busca para nada hacer sangre, sino que hablamos de simples predilecciones, igual que cuando se vota a un partido político o se sigue a un determinado equipo de fútbol, cada cual lo suyo, lo que le palpite.

Por ese motivo, no nos podíamos perder el paso de los uruguayos La Vela Puerca por la capital vizcaína, una oportunidad única para disfrutar de una de las bandas más grandes de rock de su país. Y muchos al parecer también lo entendieron así al abarrotar la sala un pleno domingo, no nos queremos ni
imaginar cómo hubiera estado aquello si se tratara de un sábado.

Al margen de la cantidad considerable de banderas blanquicelestes que pululaban por el recinto, una nada desdeñable cantidad de autóctonos acudió a arropar a Sebastián Teysera y compañía, entre ellos muchos músicos como Txikitín de Ska-P o ‘Piñas’ de Marea, que en el pasado se los llevaron incluso de gira por la península y gracias a ello adquirieron una popularidad por estos lares que fijo que todavía sigue dando sus frutos.

Otros compadres desde el Reino de Navarra eran El Desván, que le daban a un rock urbano en una onda ya repetida mil veces, pero no por eso carente de interés, ya que a medida que avanzaba su tiempo en escena los temas ganaban en solidez compositiva. Contaron con la colaboración del ya mentado bajista de Marea “Piñas” en “Rebelde Luchador” y pese a que tampoco nos mataron eran de escucha muy agradable. Decentes.

La Vela Puerca con Gari y Txikitín de Ska-P.

La Vela Puerca con Gari y Txikitín de Ska-P

Se ha perdido tanto la tradición de los recitales de dos horas como mandan los cánones que cuando te encuentras con un show de esos mastodónticos parece algo tan raro como un perro verde. Por fortuna, todavía quedan cruzados como La Vela Puerca que siguen dando pleno sentido a lo que se debería llamar directo y arrancan concatenando un buen puñado de piezas sin desfallecer. Así, repasaron en primer lugar su último disco ‘Érase’ con “La Calle Adicción” o “El Soldado de Plomo” y para cuando se acordaron de su álbum ‘Piel y Hueso’ en “Sobre la Sien” los ánimos estaban más que exaltados, con cada una de las letras rebotando en las gargantas como si fuera una especie de eco, pocas veces hemos visto un grado de entrega tan descomunal.

La verdad es que era normal, puesto que el sonido acompañó en cada momento, algo complicado de conseguir con tantos miembros a las tablas. Los vientos, por ejemplo, se elevaron con la dignidad necesaria y no permanecieron sepultados en una maraña de ruido, tal y como sucede en otras ocasiones. Y sus dos cantantes se complementaron a la perfección, aunque Teysera se encargó más de la pose rockera, mientras que ‘Cebolla’ se ocupó de dar espectáculo al asunto, con cierta actitud guiñolesca.

Había un fiestón tremendo montado, pero algunas parejas parecía que estaban ahí para retozar, cosa que aprovecharon de lo lindo en temas moñas tipo “¿Ves?”. Menos mal que se les podía cortar el rollo en “Polidoro” o “Todo el Karma”, con las trompetas a tope y un cierto aire a los colosos bonaerenses Soda Stereo, toda una referencia en la música iberoamericana que seguro les habrá influenciado.

A solas con la guitarra, batera y teclado, las voces de la parroquia retumbaron en “Va a Escampar” y los uruguayos preguntaron a ver de dónde venía la peña y aparte de los obvios rioplatenses había también personal de Chile, El Salvador o República Checa, prueba de su vocación de convertirse en un fenómeno global al margen de encasillamientos. Este es uno de los rasgos que forma parte indisoluble de su ADN y que entronca con aquella historia que dice que montaron la banda al aire libre y con espíritu veraniego en las afueras de un bar llamado El Tigre. En plena tradición del recital callejero.

En el tramo final enfatizaron su vertiente festiva con “Sigo creyendo” o “Haciéndose Pasar Por Luz”, donde se desataron pogos en plan ska, nunca nos llamó demasiado ese palo, aunque aderezado de otros elementos lo podemos tolerar sin problemas siempre que no se ponga demasiado pachanguero. Por suerte, no tardaron en recuperar garra con la inevitable “El Profeta”, que puso a todo el mundo a saltar y lanzar cerveza, los grupitos de colegas se abrazaban y levantaban sus tragos a modo de satisfacción, hermandad total.

Su espantada de las tablas no se aceptó y muchos empezaron a cantar el estribillo de “Vuelan Palos” y no tuvieron más remedio que volver, acompañados, eso sí, por Gari y Txikitín de Ska-P a los vientos. Y “Zafar” fue cantada casi a capella por la muchedumbre creando un ambiente ensordecedor y aportando pomposidad a ese tema tan noctívago de andar de madrugada por las calles. Una manera de reivindicar los tiempos en que los garitos proporcionaban la electricidad y ellos ponían la motivación y el ambiente.

A pesar de que Teysera y los suyos contribuyeron al auge y consolidación del rock uruguayo, no tardaron en intentar extender su popularidad fuera de su país, con espectaculares resultados en Argentina, como aquellos recordados bolos en el Luna Park hace apenas dos años. Y su predicamento en el Viejo Continente va sin duda en aumento, y subirá más con directos de tal envergadura. Ya son profetas del mundo.

TEXTO Y FOTOS: ALFREDO VILLAESCUSA

Etiquetas: ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie dice:

    Si LA VELA PUERCA son más que una banda en su uruguay natal en nuestro país esta claro que con el paso de los años se han ganao estar entre las mejores bandas que vienen del continente hermano.Esa noche en Bilbao con sus buenísimos temas y con grandes músicos de nuestro país colaborando en escena con ellos hicieron de esa noche algo más que un concierto!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.