Madness Live!
mago de oz
leyendasdelrock
resurrection
farragua
left4ever
frenzy
jesfalcon
landevir
loszigarros
rivasrock
leize
keithrichards
valira
mrc

KOBETASONIK: Cabezas flojos

22 junio, 2009 7:50 am Publicado por  – 11 Comentarios

Ya se barruntaba por ahí que este año la asistencia no llegaría ni de lejos a la cifra de la anterior edición. Las pocas alegrías económicas que se puede permitir el personal en las circunstancias actuales, la abundante oferta festivalera e incluso la caída del cartel de Guns N’ Roses, sin sustituirlo por otro gigante de peso similar, provocó que muchos prefirieran quedarse apaciblemente en casita. Sin embargo, pese a la adversidad, en las dos jornadas se alcanzó el nada despreciable número de cerca de 30.000 personas, casi la mitad que en el 2008, pero todo un éxito si tenemos en cuenta el complicado panorama.

La habitual meteorología cambiante del norte no acompañó el viernes y, por la tromba que cayó la noche anterior, el recinto se transformó en una inmensa ‘chocolatada’ que convertía en un tremendo esfuerzo desplazarse de un punto a otro. Para cuando la organización se decidió a echar paja en el suelo, la mayoría ya guardaba en el calzado barro para parar un tren.

Crucified Barbara

Crucified Barbara

Los locales Idi Bihotz inauguraron el Kobetasonik y les tomaron el relevo las agradables suecas Crucified Barbara, que le echaron ganas mientras los más madrugadores se incorporaban con cuentagotas. Con los vasco-franceses Gojira continuó la lluvia a medida que su metal potente entretenía a los más fieles. Siguieron los sonidos extremos con los Devildriver de Dez Fafara.

Cradle of Filth

A este hombre hay que reconocerle el mérito de lograr que la peña se mueva, haga frío, nieve o granice. No tuvieron éxito sus invitaciones a hacer un circle pit, pero entretuvieron gracias a temas como “End of the Line”.

Los falsetes e histrionismo de Justin Hawkins y sus Hot Legs acabó con la paciencia de algunos aunque destilara actitud rockera a más no poder y mantuviera la atención con cortes de sabor inglés del estilo de “Cocktails”. Por el contrario, Cathedral se perdieron en una espesura doom difícil de digerir para los profanos y acabaron resultando lineales, pese a que su descarga prometía con la tralla a lo Black Sabbath de “Ride”.

Machine Head

Con una cuidada puesta en escena se presentaron Cradle of Filth, pero no gozaron de buenas condiciones acústicas, abusaron de pregrabados y rozaron la indiferencia del personal. Y los cada vez más consolidados Trivium, con su thrash metal técnico en la mejor tradición de Megadeth y Annihilator, se comieron el escenario y se convirtieron en una de las sorpresas del festival, así como los veteranos Journey, cuyo nuevo vocalista filipino demostró que no tiene nada que envidiar a Steve Augeri. Un recital nostálgico de altura en el que no faltaron himnos generacionales como “Don’t Stop Believing”, “Anywhere you Want It” o “Separate Ways”.
En Machine Head las vallas de las primeras filas comenzaron a tambalearse y se temió por la seguridad de asistentes y fotógrafos, pero se atajó el problema con asombrosa celeridad. Rob Flynn se desgañitó mandando hacer circle pit y ofreció un bolo enérgico que los fieles de la banda gozarían a tope.

Trivium

Y la estrella Marilyn Manson hizo honor al título de su último disco ‘The High End of Low’, al caer lo más bajo posible. Se mostró maleducado, irrespetuoso con el público que le da de comer y en cuanto tenía ocasión hacía mutis por el foro, llegando a dejar al personal 15 minutos seguidos a la espera. Lejos de aportar la solidez transgresora de su anterior visita al BEC, apareció reencarnado en un auténtico sinvergüenza que estaba allí para trincar pasta y pasar el rato. Ya de entrada, desconcertó al concatenar demasiadas piezas de su álbum más reciente, aunque de vez en cuando condescendía con un “Disposable Teens”, “The Love Song” o “The Dope Show”.

Marilyn Manson

Lo que ya no tuvo nombre es que Twiggy y él se intercambiaran los instrumentos para deleitarnos con una payasada con una duración a todas luces excesiva en la que se intercalaron fragmentos del “Birthday” de Beatles o el “Rock & Roll Nigger” de Patti Smith. Y pensar que le hayan pagado dinero…
Tras la tomadura de pelo, una porción nada desdeñable de gente se quedó para ver a Suicidal Tendencies, unos que nunca suelen fallar y dieron una lección de lo que debe ser un concierto a las dos de la mañana. Abrieron con “You Can’t Bring Me Down”, lo que da una idea de la zapatilla a la que iban.

Lauren Harris

El sábado por lo menos el tiempo acompañó con ese sol radiante y que pega con ganas tan característico de los festivales. El grupo de Arrasate Ekon dio el pistoletazo de salida y recogió el testigo la flamante Lauren Harris, que está como un queso, sí, pero por mucho que se rodeé de músicos solventes y le intente echar ganas al asunto, la chica anda bastante justa de cualidades vocales, sobre todo en directo.
Los americanos God Forbid tampoco son un prodigio de originalidad, aunque resultan competentes en el palo que practican, esto es, un metalcore muy trallero con destellos de sonido Goteborg. Perfectos para despertar de la siesta.

Llegaba el turno de uno de los mejores bolos del festival: el de los macarras Buckcherry. Capitaneados por Joshua Todd, demostraron lo que hay que tener para subirse a un escenario y derrocharon actitud con sus cantos al desenfreno sexual y etílico, “Riding” o “Lit Up” mediante. Toda una sesión de autenticidad.

Anthrax

En otra onda, también imprimieron dinamismo los multiculturales Dragonforce con sus saltos y paseos por el escenario. Consiguieron lo imposible: lograr que un recital de un género más pasado que el chotis como el power metal resulte entretenido. Son una rara avis.
Volvió el macarrismo con Papa Roach y su cóctel de rap, hard rock y metal, condimentado a partes iguales para no empalagar. Jacoby salió con unas ganas tremendas y se quedó con la peña al darse vueltas por el foso. No faltaron clásicos en su trayectoria del estilo de “Getting Away with Murder”, “Last Resort” ni cosas recientes (“Lifeline”, “Hollywood Whore”, etc.).
Los renacidos Anthrax triunfaron de la mano de su nuevo vocalista Dan Nelson, un chaval más en la línea de Belladona que de Bush, pero con un matiz actual, como de metalcore. La tripleta de inicio formada por “Indians”, “Take The Time” y “Madhouse” sirvió para hacerse una idea de lo que nos esperaba. Impresionantes.

Lizzy Borden, sustitutos a última hora de Thin Lizzy, con una estética impactante demostraron calidad y sentido del espectáculo a partes iguales. Bates de béisbol, hachas ensangrentados, strippers que acabarían siendo mordidas mientras sonaban himnos del calibre de “Me Against the World” o incluso el “Long Live Rock N’ Roll” de Rainbow. Otra pasada.

Algo raros anduvieron In Flames, con un Anders Fridén quizás demasiado comunicativo. Tras la baja aparentemente temporal de Jesper, su lugar está ocupado sin desentonar demasiado por Niklas Engelin, guitarrista de Gardenian y del proyecto Passenger. Empezaron con “Pinball Map” y recurrienon a un repertorio poco habitual en ellos, tal vez porque se trataba de un festi. Una garantía segura.

Dream Theater disfrutaron de las mejores condiciones sonoras de la jornada y, siguiendo su costumbre, ejecutaron una actuación verdaderamente sobresaliente. Sinceramente, veo complicado que sean capaces de dar un concierto malo, ni aposta. Da igual que se trate de salas reducidas o recintos multitudinarios se adaptan a cualquier situación.

Los cabezas de cartel Mötley Crüe prometían demasiado pero se quedó la cosa en agua de borrajas, pese a que abrieran fuego con cañonazos del estilo de “Kickstart My Heart”, “Girls, Girls, Girls” y “Shout at the Devil”. Aparte de que faltaran vatios, la mayoría de los temas parecían desganados, carentes del garbo y potencia que se puede escuchar en estudio. El despliegue de alto contenido erótico se limitó a un par de imágenes de cochinadas en “Same Ol’ Situation” que no escandalizarían ni a una abuela. Perdieron además el tiempo con parones y Vince Neil andó muy justo de voz en los tonos agudos.

Lo que sí que no falló fue el repertorio, tremendo, intercalando los imprescindibles clásicos  con cortes de su más reciente trabajo ‘Saints of Los Angeles”, que dentro de unos años alcanzaran el estatus de un “Wild Side” o un “Live Wire”.Decepcionaron.

Y por último, los leñeros Hatebreed, lograron que la peña se moviera frenética arriba y abajo e incluso se atreviera con circle pits a eso de las dos de la mañana. A ver quién lo consigue. ¿Alguien consiguió dormir?

Pues hasta aquí este avance de lo que dio de sí este Kobetasonik marcado por el lastre de unas estrellas muy poco deslumbrantes en el firmamento musical. En breve más detalles en nuestras revistas.

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por

11 comentarios

  • jonerstoner says:

    Yo solo estuve el sábado… mis orden de mejor a peor:

    1. Buckcherry (fantásticos)
    2. Papa Roach (sorprendentes)
    3. Dream Theater (maestros)
    4. Motley Crue (estrellas del rock)
    5. Anthrax (clásicos)
    6. In Flames (ruidosos)
    7. Dragonforce (frikis)

  • pedro says:

    hombre yo creo que el escalante este no vio bien el show de los crue, por cierto amigo, vince no ando, en todo caso anduvo, pero no justo de voz como tu dices, se largo un grandioso concierto, a estos juntalineas yo los pondria en primera fila al lado de todos los fans que se arremolinaban en las vallas, joder es que hay gente con horchata en las venas, gafapastas de tres al cuarto, con un set-list brillante, con un vince que se salio, con un tommy contundente, y de mick que se puede decir, y el jefe nikki marcando ritmo, si a uno no le gusta una banda que por favor no escriba con esa frivolidad, que la gente que no estuvo igual piensa que no se perdio nada, y fue la leche, el mejor show del todo el festival con unos buckcherry y unos anthrax tambien muy bien, por cierto 15.000 personas, frente a las 5.000 del metalway, osea que los de rock n rock chasco tras chasco, y la organizacion del kobeta estuvo muy bien.

    motley crue, ofrecieron espectaculo, y 13 bombas de temas, y con un final HOME SWEET HOME, imcreible, con un piano en el medio del escenario, y los cuatro crue, estrechando puños, todo el publico cantando este tema tan espectacular y las imagenes antiguas de la banda en el video, un final brutal con ese temazo.

    UP THE CRUE.

  • jonerstoner says:

    El show de Crüe estuvo muy bién, pero no se puede parar el concierto con un solo en la cuarta canción para luego volver a pararlo en la quinta, con el rollo de Tommy. El set list fué increíble y Vince estuvo genial. Tambié me jodió que no hubiera imágenes del concierto por las pantallas, los que no estamos en primeras filas no podíamos alucinar del todo. El final con Home Sweet Home fué lo mejor del festival. Aún y así yo también tuve una sensación de pequeña decepción, los vi en la gira de 2005 con todo el circo y tenía alto el listón.

    Los mejores para mi fueron Buckcherry!

    Un saludo!

  • Jose says:

    Luego los periodistas exigís respeto respeto y más respeto, si parece q no estuvísteis allí y q os lo ha contado el autobusero

  • Undertime says:

    Las de la 9ª foto, hay que joderse, ahí dando pinta pal facebook. De que nos extrañamos con un concierto de marilyn manson?

    La verdad, este año por cuestiones económicas y personales decidí no ir a ningún concierto ni festival de verano, y la verdad no me he arrepentido aún, y menos viendo lo que se comenta por aquí y por los foros del Kobeta y el Metalway. Esperemos que me arrepienta mas adelante 😉

  • no teneis ni idea says:

    el concierto de lizzy bordon fu horroroso y los crue estuvieron muy bien,q les faltaron decibelios?los escuchaste desde el camping o q?si hubiera tocado un grupo llamado mago de oz hubiera sido el mejor bolo aunq los componentes del grupo fueran monos

  • Jose says:

    Dicen q el power metal un género más pasado q el chotis, lo q me faltaba x oír, entonces todo lo demás ya ni te cuento.
    A ver cuando escribís q los suaves o deep purple debieron retirarse hace bastante

  • tu no has estado says:

    Las criticas de las actuaciones que se hacen en algunos medios me dejan clamando al cielo, como puedes decir que Buckcherry tocaron “Riding” cuando es falso, en que concierto estuvistes?
    Sobre Motley Crue fue presisamente Vince Neil el que estuvo apoteosico (Nikki Sixx, estaba como de paso, lo admito). Acaso la web oficial del festival anuncio en algun momento la actuacion de Guns N Roses?
    Recibis algunos “perodistas” algun tipo de “subvencion” de determinadas promotoras o bandas por vuestro “trabajo”?

  • david says:

    la verdad eske es imposible superar el cartel del año pasado kiss y judas pordios,son delas 6 bandas mas grandes de las historia o traian a metallica ,iron maiden o algo similiar o todo seria inferior desde malaga un saludo

  • paul says:

    kisssssssssssssssssssssssss the number 1 que los traigan otra vezzzzzzzzzzzzzzzzzz

  • silver@jartu says:

    leyendo los comentarios que haceis algunos de los que os llamais periodistas,os voy a decir que estais muy lejos de la perspectiva que tenemos los fans del metal y que se nota mucha diferencia de cuando vas a disfrutar de un concierto o a currar haciendo un reportaje mediocre,parece como si quisierais perder el curro,hablando asi como quereis que llenemos los festivales?estoy de acuerdo de que no siempre todos los grupos van a triunfar pero esto es como la vida misma,va por rachas una vez mejor que otras.un consejo os doy si os pondriais alante en el mogollon apreciariais muchos mas detalles que desde atras del todo.escribis criticas como si fuerais mejores que cualquiera de los grupos que se suben al escenario pero os recuerdo que vivis de esto.arriba el metal silver@jartu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.