kelevra
Gernika Fest
adamantia
duro
fantactels
wrathnoise
four trips ahead
bow
aie
Deskarria2
escuela de rock de palencia
tridente
láudano
reciclaje

KISS: SOY UN ANIMAL

7 octubre, 2010 3:49 pm Publicado por  – 3 Comentarios

Palacio de los Deportes, México

Siguen siendo muy grandes. Sin duda que Kiss con su vistoso circo de tres pistas está muy lejos de la competencia, la banda americana aplastó todo a su paso por la capital mexicana, dos noches cada uno de ellas frente a 18,000 personas, para dejar bien claro su status de reyes del entretenimiento.
Tras la intro cortesía de The Who, cayó la cortina negra que cubría el escenario, en la pantalla gigante colocada en la parte trasera aparece una imagen satelital de la tierra, mientras se hace más grande, primero nos presenta a la republica mexicana, después a la azteca y por último nos coloca en el Palacio de los Deportes, enseguida aparece una bota gigantesca (¿la de Paul?) quien en el más puro estilo Godzilla se abre paso entre los edificios de una ciudad (¿la de México?), enseguida se muestra al grupo ya en vivo desde los camerinos caminando hacia el escenario junto al no menos legendario Doc Mc Ghee. El primero en subir es Eric Singer, se escucha una voz que grita “All Right …” que es tapada por las 18.000 gargantas que juntas terminan con la frase, “México City, you wanted the best and you got the best, the hottlest band on the World Kiss”. El escenario se estremece frente a las primeras explosiones y las columnas de fuego, las notas de Modern Day Delilah se nos vienen encima y sólo podemos ver a Eric, el resto, Paul, Gene y Tommy aparecen sobre una plataforma que desde la parte trasera de la batería va elevándolos por encima de la batería hasta depositarlos en la parte de enfrente del escenario, ya en el mismo, Paul se tira al borde del escenario y desde ahí toca su guitarra, más bien posa para los fotógrafos, es apenas el comienzo de una de las mejores actuaciones de banda extranjera en nuestro país, la fiesta ha comenzado.

El escenario es otro miembro más de la banda, dos pantallas a los costados, las bocinas colocadas a lo largo se trasformaban según el tema en vistosas pantallas que nos trajeron lo mismo portadas de los discos de la banda, ex miembros de Kiss y rostros de iconos del rock, léase Zeppelín, Hendrix, Beatles, y mil héroes más, en FireHouse se transformaron en vistosas torretas, el universo Kiss sin límites.
Vendría un tema de su primer disco, 36 años os contemplan, ‘Cold Gin’, fue cantada por todos, Gene recogió un sombrero y se lo puso, así siguió por un par de minutos. De la efectiva ‘Let Me Go Rock N Roll’, brincaríamos a una nueva como ‘Say Yeah’, que logra dar el ancho en vivo. Cuando apareció ‘Deuce’, la reacción del personal fue completa, las columnas de fuego y explosiones no se hicieron esperar.

La gran sorpresa se llamó ‘Crazy Crazy Nights’, que nunca la habían tocado en nuestro país. ‘Calling Dr. Love’ nos permitió ver en toda su magnitud lo que es Kiss arriba de un escenario, unos maestros de la actuación. Tommy toma la primera voz en ‘Shock Me’, el hacha le echó los kilos y logró salvar el tema.
A continuación Paul y Gene, o sea Kiss, abandonaron el escenario para dejar a Eric y Tommy en el escenario para que realizaran sus solos, primero un duelo entre batería y guitarra, después el solo de Tommy, casi idéntico al acto que Ace realizaba, con la guitarra que “vuela”, sin olvidar los disparos hacia las luces. El solo de Eric fue mucho mejor, gran pegada y técnica, sin duda. Terminaron nuevamente los dos juntos, en sus respectivas plataformas elevadas que simulaban naves espaciales, incluso salía humo de la parte de abajo, para hacer primero Tommy su último “disparo” hacia las luces y después Eric que tras un “¿México están conmigo?”, sacó una bazzoka, para hacer el mismo truco de disparar hacia las luces, apantallador a más no poder.

Ahora el turno fue para que Gene se hiciera con la primera voz en ‘I’m An Animal’, uno de los mejores temas de su nueva obra. ‘100,000 Years’, dejó únicamente a Paul con micro en mano y a Eric acompañándolo desde su batería, en su plan de animador hizo con nuestras gargantas lo que le vino en gana.

Enseguida ‘I Love It Loud’, que nos trajo el acto de Gene de volar y escupir sangre, terminando el tema en la parte superior del escenario, bañado en aplausos.

En seguida una de las grandes favoritas, ‘Love Gun’, y cuyo solo de guitarra casi no se escuchó por el inmenso griterío que armó el público, Eric se luce en gran plan.

‘Black diamond’, con Eric dando la talla en la primera voz, es merecedora de lo mejor de la pirotecnia y el fuego, misma medicina para la esperadísima por todos ‘Detroit Rock City’, que incendia el escenario, terminan y abandonan el escenario.

No tardan en regresar y el encore lo realizaron con ‘Beth’ en versión acústica, Eric en la primera voz, el público en los coros, Paul, Tommy en las acústicas y Gene al bajo, el trío alejado del cantante como para dejarle amplio terreno para su lucimiento. De nuevo Paul al habla, “seguimos cuando el gatito este listo”, nos diría mientras se atrevió a cantar trozos y trozotes de ‘Guantanamera’, aunque la canción de mexicana no tiene nada, ‘la Bamba’ y ‘Cucurrucucú Paloma’, incluso con el ‘Whole Lotta Love’ de Led Zeppelín, “no hablo mucho español, pero reconozco su sentimiento” volvió a replicar antes de voltear el local con ‘Lick It Up’, qué tema tan bueno, de lo mejor de la noche y el ritmazo fue cortesía de un enorme Eric, enseguida la no menos efectiva ‘Shout it Out Loud’, y cuando ya no esperábamos más sorpresas, Paul se deslizó desde el escenario por medio de un cable hacia la parte más cercana a las tribunas, aterrizó en una plataforma giratoria y desde ahí reventó el local con ‘I Was Made For Loving You’, la locura en todo lo alto, conffetti, explosiones, fuego… es Kiss.

Tienen fuerzas para meternos el ‘God Gave Rock And Roll To You’, con todo el personal a una sola voz, y para cerrar de manera magistral con la inamovible por los siglos de los siglos ‘Rock And Roll All Night’, con Paul destruyendo su guitarra, cerrando de igual forma a cómo iniciaron, espectacular. En resumen, conciertazo, honor a quien honor merece y esta noche Kiss se ganó el respeto de todos.

Texto: JUAN CARLOS CASTILLO
Fotos:

Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.