Madness 2
gusylosimpostores
Ars Amandi

IMPERIAL STATE ELECTRIC: SANGRE FRÍA

22 septiembre, 2014 12:27 pm Publicado por  1 Comentario

Imperial State Electric. Foto: Marina Ruano

Jimmy Jazz, Vitoria

Hay una parte del cerebro humano que funciona como la de los reptiles, esa que responde a instintos primarios y rechaza largas deliberaciones. Conoces a alguien y enseguida percibes buenas vibraciones, la sensación de que podrías jugar una vez más a la ruleta rusa porque el riesgo sería infinitamente menor que las ganancias. Saber que te vas a estrellar contra una pared y acelerar a pesar de todo, como decía el profeta de la contemporaneidad Frédéric Beigbeder.

Porque, según Jorge Martínez de Ilegales, el corazón es un animal extraño, y la cabeza también, muchas veces habría que depositarla en el vertedero más cercano. Las puras emociones, aquello que nos pone la piel de gallina, es lo que debería regir nuestros destinos, en un mundo ideal, claro.

De una manera tan básica entiende el otrora líder de The Hellacopters Nicke Andersson el rock n’ roll de verdad y eso se refleja en sus composiciones y, por supuesto, en sus conciertos. Trepidantes, repletos de pildorazos de escasos minutos, mástiles elevándose al cielo cual saetas y la actitud necesaria para convertir cada noche en un acontecimiento único e irrepetible. Algo que debería ser obligatorio en todos los espectáculos.

El personal tenía ganas de marcha, por lo que tras la banda de Añorga U.K. Bill el ambiente era de sofoco absoluto, una audiencia mixta que a juzgar por las apariencias estarían deseosos de sacar los zapatos de gamuza azul y pegarse unos buenos bailoteos old school, de esos de saltar en volandas y girar de la mano como peonzas. Un guateque, en definitiva.

Calado con su habitual gorra de oficial, camperas, pantacas ceñidos y camisa de puntitos blancos que remitía a New York Dolls o los Stones, el comandante Nicke y sus Imperial State Electric mandaron apretar filas con “Emptiness Into The Void” y “Uh Huh”, dos pepinazos directos que marcaban las directrices por las que discurriría el show. Un poco más de volumen no habría estado mal, pues el sonido apagado impedía en ocasiones realzar esos punteos a los primeros Kiss a los que eran tan aficionados.

Nada de peroratas inútiles, los temas se atropellaban unos con otros y en “Deride and Conquer” brillaban los coros de sus acompañantes Dolf de Borst y Tobias Egge. Puede que muchos sigan añorando a los Hellacopters como al hijo que se ha ido de casa, pero el ex batería de Entombed ha conseguido juntar un más que solvente combo en el que al igual que Kiss o los Beatles cualquier miembro puede asumir tareas vocales y así alternar por unos instantes el foco de atención.

La velada estuvo además cargada de referencias a la historia del rock, desde el punteo doblado de “Free Bird” de Lynyrd Skynyrd, al riff del “Rock N’ Roll” de Zeppelin o al “Day Tripper” de los Beatles y los miles de guiños a Gene Simmons y Paul Stanley, como la intro de “Black Diamond” antes de la acelerada beat “I’ll Let You Down”. De hecho, hasta la escenografía remitía en cierta manera a los neoyorquinos elevando guitarras a las que solo les faltaba echar fuego y solos deudores hasta las cartolas de los tiempos del ‘Alive’.

Para los nostálgicos rescató “Down In The Bunker”, de su último disco ‘Reptile Brain Music’, pero procedente en realidad de las sesiones de ‘Rock & Roll Is Dead’ de Hellacopters. Y puso al recinto a bailotear desenfrenadamente con el oldie “Why Don’t You Leave It Alone” de Ba Ba Thomas, en el que cada componente interpretó un trozo de la misma, de los mejores momentos del bolo, sin duda.

El apartado vocal siguió relegado en manos del guitarra Tobias Egge para “Stay The Night” y en el apabullante tema homónimo “Reptile Brain” el bajista y miembro de The Datsuns Dolf de Borst se reveló como un excepcional frontman capaz de caldear a las masas y elevar unos cuantos grados la temperatura del garito. Y en los solos finales volvieron a tocar la estratosfera, desde luego, eran unos dioses sin paliativos de los punteos.

Ya se habían despedido anteriormente, en una desconcertante maniobra que extendía los bises a casi todo el concierto, pero lo volvieron a hacer una vez más para regresar con “A Holiday From My Vacation” del debut y “Underwhelmed”, otra aportación de su material reciente. El frenetismo se desató con la versión de Dead Boys “Sonic Reducer” y un pogo descontrolado que se extendió a casi toda la sala. Y aquello solo se podía finiquitar con dignidad con el clásico “Johnny B. Goode” del rey de los punteos al tuétano Chuck Berry.

Su sonido en disco y en directo rinde homenaje sin complejos a la primera época de Kiss, tanto en coreografía escénica como en el aspecto musical, con riffs y melodías que remiten ineludiblemente a la banda del Beso. Y el tributo no se hubiera completado sin la soberbia adaptación del “I Stole Your Love” cantada por el hacha Tobias y que despeja ambigüedades en cuanto a influencias.

La épica “Lee Anne” y la reivindicativa “This Is Rock N’ Roll” de The Kids continuaron rematando lo que debería ser una descarga antológica en el género, antes de que enfriaran un poco el guiso alargando un “Throwing Stones” que sin Dregen a las tablas no queda tan espectacular.

Pero lo que está claro es que mientras Nicke Andersson siga repartiendo candela con su mente de serpiente y su filosofía de sentir primero pensar después, uno estallará en carcajadas cada vez que escuche esa gilipollez de que el rock n’ roll ha muerto o de que ya no salen grupos interesantes. Hace falta más sangre fría.

TEXTO: ALFREDO VILLAESCUSA
FOTOS: MARINA RUANO

 

Redacción
¡Síguenos!

Redacción

El equipo de redactores de MariskalRock te trae toda la información del mundo del rock y del metal, en todas sus vertientes.
Redacción
¡Síguenos!
Etiquetas: , , , , ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

1 comentario

  • Juandie says:

    Muy buen concierto vitoriano por parte de esta banda tocándose tanto temas propios como la mayoría versiones de clásicos de bandas de los sesenta o setenta en donde dicho terreno se mueven de puta madre también.Me gustaría que en un futuro más cercano que lejano se reuniese esa interesante y cañera banda como fuerón HELLAPCOPTERS!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.