ivanallue2
blanco y en botella
kalopsia
alienfood
cath gairard
hermana furia
zalez

H-TITUD FEST 2012: PASIÓN POR EL RUIDO

14 junio, 2012 10:54 am Publicado por  Deja tus comentarios

Zona Espotiva, Vidreres (Girona)

Tercera edición de este festival de pequeño formato orientado a expandir la escena underground, sin que haya un estilo musical dominante, aunque diríamos que el hardcore es el que se lleva la palma, como ejemplo la banda encargada de inaugurar la primera de las dos jornadas. Desde Manlleu, el trío de post hardcore Turnstile, con un sonido muy básico y de agradable escucha se entregó a fondo con los temas que componen su ‘Ràdio Afònica’. En una onda algo más punk que hardcore, desde Vic llegaron FP, con su vocalista luciendo camiseta de Victims Family. Su estilo me recordó más a unos Rip, o a Subterranean Kids, quizás por su batería, o su guitarra rompecuerdas. Basaron su repertorio en su álbum ‘Pedres Contra Planetes’,  sonaron entre otras “La Trinxera”, “Un Disseny Implacable” o “Els Neutres”, para cerrar con “Merchandise” de Fugazi.

Desde Madrid llegaron con su ‘Waiting for the Summer’ los Ulises Lima, no sé si gracias al buen hacer de sus componentes, o del técnico, o ambos aspectos, el sonido subió de nivel drásticamente con el power trio, con un bajista lanzando cargas de profundidad, agresividad en la guitarra, y una batería envolviendo el regalo; una lección magistral de ataques de furia entre ralentizados compases.

L’Hereu Escampa es una original propuesta de un dúo de Manlleu, Carles y Guillem, guitarra y batería respectivamente, un mano a mano entre un auténtico rompeparches y un poseso por las seis cuerdas que dejaron atónito a un público poco menos que abducido con las desordenadas, pero cautivadoras composiciones pertenecientes en su mayoría a su mini álbum ‘Consol, Condol’.

El plato principal de la noche, y teórico reclamo del cartel, eran los veteranos Kitsch y su rock oscuro. Formados en Banyoles en el 85, y con diez discos a sus espaldas, están liderados por el guitarra y cantante Lluis Costabella, y el bajista Joan Pairó, únicos miembros originales del grupo. Repasaron su extensa discografía ante unas cuatrocientas personas. Para terminar,

Bikini Summer desde Girona, con tan solo un par de años de historia nos maltrataron con sus gritos esquizofrénicos extraídos de su único disco hasta la fecha, ‘Radiographic Souvenir’, y para terminar una versión de los Nirvana cuyo nombre no logro recordar.

La segunda jornada la inició la banda local, así como organizadores de todo el tinglado, Illinoise, que provocaron un pequeño tsunami hardcore, gracias a sus ritmos persistentes, y los espeluznantes gritos que surgían de la garganta de la vocalista de la banda, se dejó la piel y las cuerdas vocales la tía, cumpliendo sobradamente con el objetivo de quitarnos la cera de las orejas, y olvidarnos de una omnipresente resaca. Desde Sant Celoni llegaban las bestias del Montseny, Moksha y su conglomerado de Thrash, Grind, Punk y otras malas hierbas. Hubo momentos para practicar el headbanging y soltar alguna que otra sonrisa con las salidas de su berreador oficial, Guillem. Nos torturaron sin compasión con las brutalidades extraídas de ‘Sang de Roure’, del que hicieron supurar la que le da titulo, “El Bastó”, “Humanitat Podrida” o “Cavalcant la Corda Fluixa”. Nos remataron con “Temptations”.

Volvemos a los tríos con No More Lies desde St. Feliu de Guixols, con una propuesta menos underground que lo anteriormente visto; quizás porque pasaron la semana pasada por el escenario de Arc de Triomf del Primavera Sound no les presté la atención debida. El gancho de esta jornada sí que atrajo la audiencia esperada, multiplicando por tres la asistencia de la noche del viernes. Para Berri Txarrak las comarcas de Girona son su segunda residencia, su oficina de management está situada a unos escasos kilómetros. La noche anterior arrasaron en Tarrega en su paseo triunfal presentando ‘Haria’, y en Vidreres dieron otro exquisito repaso a sus últimos trabajos ante un audencia que conoce de pe a pa cada uno de los temas, entre otros “Albo-Kalteak”, “Lepokoak”, “Berba eta Irudia”, “Folklore”, “Makuluak”, “Dortoken Mendua”, “Ez Dut Nahi” o “Stereo”, la cual han ido endureciendo con el paso de los años. Tras despedirse volvieron con un par más, el tema de los Kop “Sols el Poble Salva el Poble“ ya habitual en sus shows en Catalunya, y “Denak ez Dut Balio”.

Llegados desde Tarragona por autopista, saltándose el peaje al grito de “No vull pagar”, hardcore-punk de combate de la mano de Gundown que presentaban su recién editado álbum ‘Pride’. Y como colofón, el fin de fiesta, la locura llegó con Les Criatures Fastigoses, banda compuesta por músicos de la escena local que se disfrazan, tocando a lo bestia, a lo Gwar, o Brujeria por decir algo. Lanzaron colchones de aire, porras de espuma, espadas de plástico, un enorme balón de fútbol, crearon el caos, el pánico, y organizaron una batalla campal entre la fauna con todos estos elementos más o menos peligrosos, verlo para creerlo. En medio del tumulto los dejamos hasta el próximo año, si lo hay, esperemos que sí, porque la organización fue impecable.

Texto: Jordi Campàs

Foto: Josep Fenollar

Etiquetas: ,

Categorizado en: ,

Esta entrada fue escrita por Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.