Madness 2
Invisible
vaka
Burning
blackened
rokavieja
Cherokee

DRAGONFORCE +TURISAS:Guitar Heroe Metal

11 febrero, 2009 2:20 pm Publicado por  – 1 Comentario

Como en los antiguos cines de barrio, el viernes por la tarde teníamos preparado un buen programa doble, con dos bandas que se manejan en estilos distintos como es el Viking Metal de corte épico de Turisas y el Speed/Power Metal de Dragonforce, aunque con una característica común, y es la gran cantidad de jóvenes seguidores que arrastran estas bandas y que consiguieron agotar las entradas…

 

DRAGONFORCE
TURISAS
Sala Heineken, Madrid
TEXTO Y FOTOS: JOSE LUIS MARTÍN

Como en los antiguos cines de barrio, el viernes por la tarde teníamos preparado un buen programa doble, con dos bandas que se manejan en estilos distintos como es el Viking Metal de corte épico de Turisas y el Speed/Power Metal de Dragonforce, aunque con una característica común, y es la gran cantidad de jóvenes seguidores que arrastran estas bandas y que consiguieron agotar las entradas.

Los finlandeses TURISAS, que sacaron su segundo disco ‘The Varangian Way’ en el 2007 salieron tras la intro “Victoriae & Triumphi Dominus” con su escenografía vikinga característica, pinturas de guerra, ropaje a base de pieles animales y con sus gritos sobre toda la sala. “Battle Metal”, nombre que da título al disco con el que se dieron a conocer, sirvió de arranque a los jóvenes nórdicos que se encontraron con un escenario un tanto justo para su movilidad como sexteto y algún que otro problemilla de sonido.

Durante casi una hora fueron desgranando canciones de sus dos discos como “Fields Of God”, “Cursed Be Iron”, y “To Holmgard And Beyond”, ante el entusiasmo de muchos fans, que se pintaron las caras como el grupo y que se sabían las letras de memoria.

Como preámbulo al tema “One More”, Mathias Nygárd, su cantante se marcó un discurso alabando las excelencias de la sidra, cuya bebida habían descubierto en su visita a nuestro país, y la verdad es que no me extrañaba que hubieran elegido esa bebida, ante los escalofriantes precios de la cerveza verde que patrocina la sala. Para finalizar el ritual, terminó escanciando la sidra sobre la boca del guitarra Jussi Wickström, que permanecía tumbado en el suelo con la boca abierta.

Para la parte final sonaron “In The Court Of Jarisleif” y “The Messenger”, terminando con la festiva y folclórica “Rasputin” de los resucitados Boney M, con todos sus seguidores dando botes y cantando como posesos y con el grupo prometiendo volver como cabezas de cartel. Un grupo muy divertido en directo, con temas muy coreables y con un aderezo de instrumentos folk., como el violín y el acordeón que le dan un punto de exotismo y originalidad que es de agradecer en estos tiempos.

Tras media hora de pausa para poner a punto la maquinaria de las naciones unidas del metal, (recordemos que DRAGONFORCE están afincados en Londres, pero el único británico es el batería Dave Mackintosh, ya que los guitarras Herman Li y Sam Totman son de Hong Kong y Nueva Zelanda respectivamente, el bajo Fréderic Leclercq es de Francia, el teclista Vadim Pruzhanov de Ucrania y el cantante, que tiene el curioso nombre de ZP Theart, de Sudáfrica), saltó al escenario un nuevo sexteto con otra propuesta de metal que ha conseguido enganchar a nuevas audiencias de jóvenes seguidores.

“Heroes Of Our Time” tema que abre su reciente nuevo álbum “Ultra Beatdown”, y que significa su debut con el sello Universal, fue el pistoletazo de salida para todo un torrente del mejor Speed/power metal que podemos ver hoy en directo. Nos llamó la atención el color rosa brillante de la batería y los colorines del teclado, que contrastaban con la ropa negra de la banda, salvo el cantante, y la plataforma que colocaron en el medio del escenario para subirse los guitarras y el cantante a ofrecer sus duelos guitarreros vocalísticos a la audiencia.

La banda, que dentro del metal, tiene seguidores y detractores a partes iguales, continuó con “Operation Ground And Pound” y “Reason To Live”, con un auténtico duelo vertiginoso de Li y Totman, recorriendo los mástiles de su guitarra a una velocidad endiablada, cosa que iba a ser una constante de la noche y llegando casi a la parte intermedia con “The Warrior Inside”, antes del prescindible sólo de Vadim, que utilizó un teclado móvil de colores chillones que hacía juego con la guitarra de juguete que popularizó Rodolfo Chiquilicuatre. No nos gustó nada y nos pareció un tanto electrónico y pachanguero, pero cumplió su cometido de permitir a la banda un momento de respiro.

Tras un pequeño descanso del resto de la banda, salieron nuevamente en tromba con “Revolution Deathsquad”, con un público enloquecido y practicando air guitar, y fueron cayendo “Soldier Of The Wasteland”, “The Last Journey Home” y “Valley Of The Damned”. Sin ningún tipo de descanso para los bises (alguien les avisaría de como se las gastan en la sala con los horarios), Li cogió una guitarra acústica y empezó los acordes del tema que le ha hecho ganar más fama y dinero y que sirvió para que a través del popular juego de la playstation, “Guitar heroe III” los conociera mucha gente “Through The Fire And The Flames”. Toda la sala cantando y saltando acompañó a la banda con sus coros y con una entrega que les hizo llegar a los músicos y que les vino a decir que estaban deseando su vuelta con nuevos temas, aunque eso sí, sin los pequeños problmas de sonido que restaron un tanto de brillo a la actuación.

Un concierto de Dragonforce es como una partida del “Guitar heroe”, una carrera a través del mástil, para clavar unas notas, competir con sus amigos en técnica, rápidez, cometer pocos fallos y mucha movilidad y diversión. Pocos temas en su set list, aunque dado la larga duración de la mayoría de ellos es comprensible, y noventa minutos a tope, salvo el sólo, que dejaron un buen sabor de boca a los asistentes.

Después del extenuante set del grupo y de la lección de rápidez, técnica y armonía, Li utilizó un anillo en su mano derecha que le servía para potenciar y lograr efectos con su guitarra, nos mezclamos con la gente para intercambiar opiniones y comprobar que cada banda tenía sus propios seguidores, y que las nuevas generaciones ya tenían ídolos a los que seguir.

Set List:

Heroes of our time
Operation ground and pound
Reasons to live
Fury of the storm
The warrior inside
Keyboard solo
Revolution deathsquad
Soldiers of the wasteland
The last journey home
Valley of the damned
Through the fire and the flames

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita por

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.